MICROTEATRO POR PAZ

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren encontrar la paz o a Octavio en trece obras de teatro.

MICROTEATRO: POR PAZ

Por Juan Carlos Araujo
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“La imaginación en libertad transforma al mundo y hecha a volar las cosas.”
Octavio Paz
 

Una casona en Santa María la Ribera donde cada espacio disponible, incluyendo el cuarto de servicio, se ha convertido en un escenario. 13 obras diferentes, todas sucediendo al mismo tiempo, repitiéndose a intervalos de 30 minutos. 15 minutos de duración, máximo, cada obra. 15 espectadores máximo de capacidad en cada una de ellas. Una experiencia sencillamente adictiva y fascinante. Esto es una revolucionaria forma de hacer teatro que llegó a México hace más de un año, después de convertirse en un fenómeno en Madrid, donde nació, y que se está expandiendo por todo el mundo, incluyendo Miami y Nueva York. Esto es MicroTeatro: el original.

¿Cómo funciona? Muy sencillo. Uno llega al lugar y se encuentra con el menú de obras desplegado en las paredes para que uno pueda escoger qué se le apetece ver entre las diferentes alternativas. Se puede pagar 60 pesos por una sola obra o pagar 150 por un combo de tres. En ambos casos, una bebida está incluida. Si tienen la misma reacción que la mayoría van a querer más de un combo, se los aseguro.

Una de los anhelos más profundos del ser humano; aquello que se asocia más comúnmente con el color blanco, la felicidad o con la llegada de la muerte; ese concepto intangible que se busca en el amor o en el interior de una iglesia; el supuesto objetivo de hacer la guerra y uno de los más grandes exponentes de la literatura mexicana: Paz. Tan sólo tres letras que encierran dentro de sí la solución a todos los problemas del mundo y que sin ellas el descanso que promete el sueño, ya sea el eterno o el de una noche, nunca llegará. Peace, paix, frieden, pace, heiwa, paz… sin duda una de las palabras más bellas que existen en cualquier idioma.

El encuentro a ciegas entre una pareja dispareja, un altercado entre un hombre de fe y un narcotraficante, los sueños de libertad de una mujer atrapada por su castrante madre, el reencuentro de dos amantes en el más allá o el de una pareja divorciada en un frio cementerio  son tan sólo una pequeña muestra de lo que los asistentes a MicroTeatro encontrarán en su más reciente temporada: “Por Paz”. Historias de guerra y de muerte, sueños frustrados, errores médicos, culpas insostenibles, enfrentamientos con el pasado y muchas buenas intenciones mal ejecutadas hacen que “Por Paz” sea un verdadero muestrario de todo aquello que roba al ser humano de tan hermoso concepto.

MicroTeatro siempre se ha distinguido por tomar riesgos pero la temporada de “Por Paz” es, sin duda, la decisión más atrevida que han hecho al integrar dentro del menú un verdadero homenaje al literato Octavio Paz. Una exploración al interior de la mente del escritor al momento de recibir el Premio Nobel de literatura, una exquisita adaptación del cuento “El Ramo Azul” o un vistazo a la tormentosa relación que existió entre él y la dramaturga Elena Garro, con quien estuvo casado durante más de 20 años, son algunas de las opciones que aplaudirán con pasión aquellos que admiren la literatura de Paz. Adicionalmente, la presencia de Octavio Paz se podrá sentir en mayor o menor grado, a medida que el espectador se vuelva residente médico de un hospital donde todo está listo para que todo salga mal, sea testigo de cómo el amor por los libros y las letras no es suficiente para sostener una relación o vea como una Licenciada en Letras recibe una muy dura lección a manos de quien menos lo imaginaría. Durante su paso por las diferentes propuestas de “Por Paz”, el asistente se verá envuelto por la belleza de su poesía, conocerá al humano, descubrirá su sentir interno, entenderá la magia de sus cuentos y, al final, no le quedará duda de por qué Octavio Paz es una de las figuras literarias más importantes y relevantes del siglo XX.

Esta fascinante mezcla entre obras sobre la paz y aquellas que giran en torno a Octavio Paz es el resultado de conjuntar una impresionante cantidad de talento bajo un mismo techo. Nuevos dramaturgos como Ro Banda o Reynolds Robledo se enfrentan cara a cara con nombres ya familiares en MicroTeatro como Alberto Estrella, Elizabeth Gómez o Adriano Numa, mientras que actores experimentados en esta única forma de hacer teatro como Héctor Berzunza, quien tiene presencia en dos salas diferentes, o Francisco Rubio comparten espacio con grandes figuras del medio teatral como María del Carmen Félix, Evangelina Martínez, Eduardo España, Sofía Sylwin y Jorge Levy. Maru Dueñas, quien se negaba a desayunar huevos benedictinos en la temporada pasada, regresa ahora como directora para presentar una muy macabra historia de dos enfermeras bien intencionadas, mientras que el gran actor Rodrigo Murray toma las riendas como director para llevarnos en metro hacia la muerte, Carlos Quintanilla Sakar nos dobla de la risa al interior de una iglesia y Vanessa Ciangherotti nos recuerda que en la guerra nadie es inocente. MicroTeatro demuestra no ser una moda o un fenómeno pasajero al seguir atrayendo, temporada tras temporada, a algunos de los nombres más respetados de la escena actual.

Nunca he sido fan de la literatura de Octavio Paz y me descubrí a mí mismo hipnotizado por el ramo de ojos azules que una novia caprichosa le pedía a su novio. Jamás me he interesado por él como persona y aplaudí con todas mis fuerzas un viaje hacia el interior de su mente. También me reí muchísimo con una virgen asesina, con unas ideas médicas revolucionarias que más bien olían a retrete, con la manera en que una enfermera ayuda a sus pacientes y de la forma en que una entrevista de trabajo puede salir muy mal. Sentí cómo mi sangre se congelaba al ver a una hija gritarle con ira a su madre paralítica y al darme cuenta del poder deshumanizante de la guerra; mis ojos se nublaron un poco al oír el adiós de una pareja que ama la literatura, me convencí de contratar un seguro para el bien morir y recordé que el amor y la ambición profesional no siempre son compatibles. Tras haber visto trece obras de teatro claramente podía sentir cómo mi mente explotaba al haber sido revolucionada una y otra vez por tantos estímulos tan diferentes en tan sólo quince minutos. Les puedo garantizar que lo que sentía no era paz, era felicidad, esa que sólo siento tras haber visto buen teatro. Vayan en paz a MicroTeatro, este artículo ha terminado.

A PARTIR DEL 8 DE OCTUBRE ENCUENTRA LAS 13 MICRO RESEÑAS EN 

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: MicroTeatro: Por Paz
DURACIÓN: 15 minutos por obra
COSTO: $60 por obra o 3 por $150. Incluye una bebida de cortesía.
HORARIOS A PARTIR DE:
CENTRAL: Jueves y Viernes 20:00 hrs; Sábado 19:00 hrs; Domingo 18:00 hrs
SESIÓN GOLFA: Jueves y Viernes 21:00 hrs; Sábado 20:00 hrs; Domingo 19:00 hrs
DATOS DEL TEATRO: Cuentan con valet parking y las instalaciones cuentan con Micro Arte desplegado por todo el lugar para quien se pueda interesar. Hay cámaras de circuito cerrado y se siente un ambiente muy seguro y relajado de verdad.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *