REVOLUCIONES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que las revoluciones se gestan desde lo más íntimo de cada uno.

REVOLUCIONES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
 
“Sean bienvenidos a la República Socialista de Rumania.”
 

Las puertas del teatro se abren y tanto el público como los traidores toman asiento. Personajes, actrices,  mujeres, tiranos y asistentes de dirección, todos se encuentran encerrados en la misma jaula. Las confesiones más íntimas y profundas están a punto de convertirse en la diversión y entretenimiento de cada uno de los que han pagado su boleto para ver el espectáculo. A fin de cuentas, el pueblo ya recibió pan y ahora es justo que reciban circo. La línea entre el teatro y la realidad, la ficción y la verdad, lo artificial y lo tangible se han perdido por completo. Prepárense, esto es 1989 y la revolución rumana está a punto de comenzar. No se preocupen, aquí lo único real es lo que cada quien trae dentro.

“Nuestros cuerpos fueron maltratados en la casa de la victoria.”
 

Tomando como excusa una serie de conflictos armados que sucedieron a finales de los ochentas en Rumanía, consiguiendo el fin del régimen estalinista que gobernaba aquel país, el siempre trasgresor dramaturgo y director Xavier Villanova presenta “Revoluciones” su más reciente alucinación metateatral donde la ficción y la realidad se entremezclan sin ningún pudor y la cuarta pared que separa al espectador del actor es manipulada con absoluta irreverencia. El resultado de esta experimentación escénica es una jaula donde ocho mujeres se encuentran encerradas por un régimen totalitario que funciona también como el escenario donde un dictador expone con dejo de grandeza sus motivos para mantenerse en el poder. Este espacio delimitado por una malla ciclónica será también donde se abra una grieta profunda en el corazón de cada una de las actrices para revelar parte de su historia personal al mismo tiempo que el propio Villanova plantee una disertación filosófica sobre las palabras que salen de un actor estando sobre el escenario. ¿Sencillo? De ninguna manera. ¿Interesante e innovador? Absolutamente.

“La ciudad parecía un escenario de guerra.”
 

Apoyado por un sólido trabajo de iluminación por parte de Isaac Weisselberg y una buena producción a cargo de la compañía teatral Oscura y Verde Realidad, “Revoluciones” busca involucrar a los asistentes en un juego que pretende envolverlos en un viaje que conmoverá y violentará al mismo tiempo, con resultados variantes en cada espectador. A pesar de una sobresaturación de elementos escénicos como el uso de una voz en off, video proyecciones y parlamentos corales que oscurecen las reglas del juego que se propone en escena, la dirección de Villanova es interesante y, una vez que el flujo de la acción se consiga solidificar, será atractiva  para quien está dispuesto a enfrentarse con un teatro diferente que no teme a alejarse de las convenciones teatrales más tradicionales.

“Mi secreto es una confesión y un chisme.”
 

“Revoluciones” conjunta un elenco femenino que de entrada impacta por la fuerte personalidad presente en cada una de las ocho actrices. La mirada penetrante de Viviana Amaya, la presencia escénica de Leonora Cohen, la fortaleza con que Sheyla Ferrer entona dos himnos nacionales o la dureza en la expresión de Laura Camés son tan sólo la antesala de lo que es un trabajo comprometido y revelador, de una intimidad sorprendente, al mismo tiempo que cada una de las involucradas, incluyendo a Pilar Couto, Fany Martínez, Adriana Montes de Oca y Patricia Meneses, entran y salen de la ficción propuesta por la obra. Ocho mujeres, ocho enormes talentos, desnudan su alma frente al espectador con la misma facilidad con la que declaran su postura ante la situación en Rumanía, factor que se vuelve verdaderamente fascinante y conmovedor a la vez. Christian Diez completa con oficio y entrega el cuadro actoral, no sólo encarnando a un dictador rumano, sino a cuanto personaje sea necesario encarnar para dar vida a los personajes que incurren en las historias de cada una de las actrices. En la medida en que cada uno de los participantes amarren el ritmo de la obra y se muevan como una verdadera unidad actoral durante toda la función, el elenco de “Revoluciones” madurará hasta convertirse en un fenómeno que merece ser ovacionada en cada función.

“El teatro es un régimen dictatorial.”
 

Xavier Villanova es un creador escénico complejo que siempre apuesta por la inteligencia y participación de su público en una búsqueda constante por redefinir lo que son las formas de hacer teatro. Desde que vi “Para Eliza” dentro del Movimiento de Teatro Íntimo para Departamentos (crítica en www.entretenia.com) pude darme cuenta de que estaba frente a un artista que verdaderamente quiere cambiar lo establecido en búsqueda de su propia voz. Contar historias personales dentro de una obra de teatro no es nada nuevo, el concepto de metateatro ha existido por muchos años y la narraturgia es un movimiento cada vez más utilizado en la escena actual. Sin embargo, la forma en que todo se ha conjuntado, la fiereza con que las partes se encierran junto con las demás dentro de esa jaula escénica, la pasión con que cada uno de los participantes sangra dentro de ella son pruebas de que esto es algo que va más allá de una mera puesta en escena. La revolución de Villanova no ha terminado, pero mientras continúe en la lucha, lo seguiré apoyando.

 

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com
 [AFG_gallery id=’56’]

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Revoluciones”
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Xavier Villanova
ACTÚAN: Viviana Amaya, Laura Camés, Leonora Cohen, Pilar Couto, Christian Diez, Sheyla Ferrer, Fany Martínez, Adriana Montes de Oca, Patricia Meneses y Rodrigo Pérez.
VOZ EN OFF: Adriana Butoi
DÓNDE: Centro Cultural Carretera 45
DIRECCIÓN: Juan Lucas Lassaga 122, Colonia Obrera. Detrás de Metro San Antonio Abad.
CUÁNDO: Viernes 20:30 hrs.
COSTO: $75. Boletos en taquilla.
DURACIÓN: 110 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera. Cuenta con cafetería.

 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *