SENTENCIA, ENSAYO DE UN JUICIO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren ver un choque entre la justicia y la ley dentro de un drama policiaco intrigante.

SENTENCIA, ENSAYO DE UN JUICIO

Por Alejandro Velázquez Hernández (@velalejo)

Fotografías: Producción

www.entretenia.com

 
“Estás haciendo un huracán en un vaso de agua.”
 
Al interior de un elegante departamento, dos licenciadas en Derecho quienes, además del nombre, comparten pasiones tanto laborales como de otra índole, se preparan para defender el caso de una mujer que fue torturada por su esposo. Sin embargo, durante este ensayo surgirá un segundo evento aparentemente sorpresivo, donde los gritos ahogados, el llanto y los golpes tocarán a fondo fieramente para hallar la verdad de un engaño. A lo largo de la velada, conforme las calles empapadas van quedando desoladas, una tempestad se está cuajando en el interior de cada una de las abogadas, adquiriendo mayor estruendo conforme la traición, la violencia y la mentira se diseccionan hasta adquirir una visión clara de los hechos.
 
“¿Cómo puedo ser justa si tengo ganas de matar?”
 
En el desencanto de la perfidia, una persona arrebatada de su enamoramiento puede ser capaz de cometer actos atroces, incluso llevándose la vida de su amado, así pasando de ser un objeto pasivo a un victimario violento. Dicho planteamiento es uno de los más serios y ensalzables en “Sentencia, Ensayo de un Juicio”, un admirable drama policiaco escrito por Luz María Meza. A través de una loable construcción de personajes y una serie de tensiones altamente dramáticas, la dramaturga consigue involucrar al espectador en toda una serie de intrigas que capturan por completo su atención y entretienen con gran eficacia. Conoceremos a las licenciadas Patricia Gil y Claudia Patricia, un dueto de personajes creados con redondez, dotados de cambios sentimentales muy cercanos a la realidad. Mientras que la Licenciada Gil cambia de un estado cordial a uno agresivo de manera progresiva, tratando de contener la ira pero generando reacciones bruscas e inesperadas, en Claudia Patricia se perciben más sus emociones y se previenen más sus reacciones, puesto que tiene un carácter más transparente dada su inocencia. Estos cambios y matices enriquecen la trama pues originan varias formas de relación entre ambas mujeres en el que se aprecia desde una relación maternal hasta una pérdida de compostura total. De igual manera es encomiable la exposición de los conceptos básicos de la Justicia, donde se demuestra que el humano es capaz de llegar a extremos totalmente adversos a los de su deber moral, por más recto o justo que haya sido en su pasado.
 
“Para el amor se necesitan muchas cosas, no sólo la cama.”
 
Un ritmo fluido en “Sentencia, Ensayo de un Juicio” contrastado por momentos de silencio para devolver el aliento al público tras los actos más violentos son parte de una precisa dirección de Mauricio Somuano, quien se apoya de Salvador Núñez para la escenografía e iluminación así como del diseño y la pintura del piso de Gerardo Arévalo. Es admirable cómo mediante una producción sencilla este grupo logra crear un ambiente hogareño, a primera vista muy cordial, alumbrado por una luz tenue mientras una música ligera acompaña la escena, misma que será testigo de situaciones nada amigables. También se aprecian los detalles minúsculos como la pequeña estatua sobre la mesa de Patricia, simbolizando el falso balance en la Justicia, o los efectos de sonido producidos durante los actos violentos como el vaso estrellado en el piso de la Licenciada Patricia. Cabe destacar el contraste entre la tranquilidad inicial de este departamento con las situaciones por venir.
 
“Su señoría, deme una rapidita […] vengo en paro nacional.”
 
“Sentencia, Ensayo de un Juicio” cuenta con actuaciones muy bien logradas. Enrique Herranz interpreta al Licenciado Enrique Camacho, otorgándole comicidad a su personaje a través de versatilidad en sus expresiones faciales así como de una buena modulación de voz, a veces llena de sarcasmo, a  otras de coquetería natural. Luz María Meza, por su parte, muestra fuerte capacidad actoral como Patricia Gil, puesto que expresa la alegría de una mujer amada en sus momentos felices pero también la fealdad de una hembra brusca e implacable en los momentos álgidos. En lo que respecta a María Teresa Garagarza, hay que destacar su habilidad para darle jovialidad a la Licenciada Claudia García, pues se apoya en la soltura y la alegría como piezas elementales para la personificación de esta joven, donde también se destaca su labor para cambiar su ánimo en un mar de lágrimas generando sentimientos de lástima, sobre todo cuando se encuentra suplicante e indefensa.
 
“Las leyes se hicieron para hacer justicia, no para castigar.”
 

El mundo de la jurisprudencia puede parecer aburrido cuando se trata de procesos penales. Sin embargo, hablar de ello en “Sentencia, Ensayo de un Juicio” es entablar una reflexión sobre los obstáculos que se presentan en la vida del ser humano,  a causa de la intriga y el descubrimiento de los intereses que se albergan en lo más profundo de las personas. Esta obra me hace recordar mi pasado, cuando hace años estaba interesado en estudiar Derecho, pues ha reiterado mi percepción de lo que he visto en la literatura, tanto dramática como de otro tipo: la Justicia es algo abstracto, un concepto cambiante que se adapta a las circunstancias específicas en una sala, un despacho o todo un país que adolece. Nunca se sabe qué forma pueda adquirir la justicia una vez materializada, pues a veces puede ser sorprendentemente violenta, otras, absurda, como muchos casos reales de este país que han ido enterrándose. El caso Mireles, la niña Paulette, Atenco… tanta injustica… tanto olvido.

 
Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Sentencia, Ensayo de un Juicio”
DRAMATURGIA: Luz María Meza
DIRECCIÓN: Mauricio Somuano
ACTÚAN: Luz María Meza, María Teresa Garagarza y Enrique Herranz
DÓNDE: Espacio Urgente 1 dentro del Foro Shakespeare.
DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras del Metro Chapultepec.
CUÁNDO: Lunes 20:30 hrs.
COSTO: $250 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.
DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: El Foro Shakespeare no cuenta con valet parking, pero hay un estacionamiento a lado. Se encuentra muy cerca del metro Chapultepec. Les recomendamos revisen el resto de la cartelera, tanto del foro principal, como de los espacios alternativos con los que cuenta el lugar.
COMPARTE!
Avatar

"Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao. Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao. Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao." –Eugène Ionesco, "La Cantante Calva"–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *