NUMANCIA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Análisis de la escena con perspectiva psicoanalítica.

NUMANCIA

Por Jessica Canales (JessicaCanales)
Fotografías: Sergio Carreón Ireta

“Por quitar el mundo a los romanos, ellos mismos se matan con sus manos.”

En la inmensa boca de foro del teatro Julio Castillo hay una voz en lamento, un aedo solitario sin rostro contando una historia que inicia con marcialidad y sin alma. Un ejército romano sigue instrucciones de cómo tomar Numancia, la ciudad que han tenido sitiada por más de 15 años. Los numancinos no se dan por vencidos y sobreviven intramuros sin suministros de ningún tipo, asediados por el poderío romano que los supera significativamente en número y recursos. En ese tiempo –siglo II- es que “Numancia” como pueblo marca su destino y, al contar su historia, Miguel de Cervantes Saavedra inscribió una tragedia moderna en el mundo de las letras.

 “Yo esclavo no seré ni prisionera, será mi propia hija.”

Según Soren Kierkegaard, filósofo Danés, la tragedia moderna es donde la postura ética es la culpa trágica. “El individuo entra en la esfera trágica al conformarse con la relatividad de las relaciones ético-familiares. Sin embargo, solo en virtud de este ingreso en lo trágico puede haber curación. Pues sólo en la esfera trágica lo estético está enteramente al servicio de lo ético. Precisamente este carácter instrumental da a la gran tragedia una infinita dulzura”. Entonces la postura ética del pueblo en “Numancia” ante el sitio romano es –en términos filosóficos- tragedia moderna. En éste y todos los sentidos de la escena los actores de la Compañía Nacional de Teatro están extraordinarios; escribo esto y vuelvo a llorar, es que hay unos lamentos de padre que rompen el espíritu.

“Es dolor insufrible de la muerte si llega en lo más vivo de la vida.”

Conforme la puesta avanza y el dolor de las familias se va extinguiendo los enormes muros que resguardan la ciudad nos muestran todos los ángulos de la tragedia. Tanto lo que sucede afuera con la desesperación romana que no da crédito de la resistencia numancina y luego gira para hacernos cómplices de dos amantes al jurarse promesas por cumplir. El trabajo del maestro Jesús Hernández en escenografía e iluminación nos brinda asomos a las entrañas de la guerrera ciudad española. Es muy atinado pues permite que los trazos dirigidos por Juan Carrillo se desarrollen en lo íntimo o lo hostil. En “Numancia” la escenografía está al servicio del texto y no éste al de un armatoste equívoco y estorboso.





“Si son difíciles hazañas es porque al hacerlas no nos resolvemos.”

“Numancia” es un desafío a la conciencia ciudadana que nos obliga a cuestionarnos sobre nuestro sitio actual como país con la premisa de que la sangre es la tierra y la tierra nuestra sangre. La dirección coral y composición musical de Juan Pablo Villa hace multiplicar la voz del aedo que aparece al inicio hasta conformar un coro que cuenta la hazaña de un pueblo cantando: “Se levantan los muertos, respeten sus pisadas”.

 “Conseguir la victoria en la derrota.”

Es la tercera vez que “Numancia” está en temporada. Estrenó en el Festival Cervantino del 2016. Qué belleza llevar esta preciosa tragedia moderna -contada en endecasílabos- al Festival con el que en México celebramos a Miguel de Cervantes Saavedra. La versión de Ignacio García incluye textos de Séneca, Cristóbal de Virués, Francisco de Quevedo, Jorge Luis Borges y Emilio Prados.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: Numancia

DRAMATURGIA: Miguel de Cervantes Saavedra

DIRECCIÓN: Juan Carrillo

ACTÚAN: Adrés Weiss, Rodrigo Vázquez, Eduardo Candás, Arturo Beristain, Oscar Narváez, Érika de la Llave, Ana Paola Loaiza, Paulina Treviño, Misha Arias de la Cantolla, Adrián Aguirre, Martha Aura, Marco Antonio García, David Calderón León, Rocío Leal, Ana Ligia García, Miguel Cooper, Amanda Schmelz, Rodrigo Alonso, Axel García, Teresa Rábago, Rosenda Monteros, Azalia Ortiz, Patricia Madrid, Gabriela Núñez, Pilar Padilla y Astrid Romo.

CANTANTES: Jaun Pablo Villa y Ricardo Estrada.

DÓNDE: Teatro Julio Castillo dentro del Centro Cultural del Bosque.

DIRECCIÓN: Campo Marte S/N. Detrás del Auditorio Nacional.

CUÁNDO: Jueves y viernes 20:00, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas. Hasta el 4 de marzo.

COSTO: $ 150 pesos. Aplican descuentos. Boletos en taquilla y en www.ticketmaster.com.mx

DURACIÓN: 120 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: El Centro Cultural del Bosque cuenta con una extensa cartelera en sus diferentes teatros, les recomendamos revisarla. Cuentan con dos estacionamientos gratis al mostrar sus boletos para la obra.

COMPARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.