BOLITA, POR FAVOR

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean enseñar a los niños que ser escuchado es una batalla que vale la pena pelear.

BOLITA, POR FAVOR

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

¿De quién es esta pelota que rompió mi ventana?

Al haber cerrado el campo de beisbol, las niñas no tuvieron más opción que jugar afuera del edificio donde viven. Claro que eso trajo toda una serie de problemas, particularmente el de una ventana rota en el departamento de la muy gruñona señora Tú. Padres mucho más enfocados en sus trabajos o en sus pasatiempos que en sus hijas, reglas impuestas sin sentido, cruzar solas una calle y la horrenda promesa de un nuevo Miniso en el barrio serán factores que terminarán en una protesta que demostrará que para ser escuchados no hay que usar la violencia, sino la inteligencia, el sentido común, la razón y un toque de desobediencia civil.

“Nos está tuteando a todas.”

Cuatro niñas apasionadas por el rey de los deportes se enfrentan a toda una serie de vicisitudes en el camino a recuperar un campo de beisbol que ellas creían había cerrado temporalmente para ser remodelado. “Bolita, Por Favor”, obra para jóvenes audiencias escrita y dirigida por Valentina Sierra, pareciera a primera vista un mero divertimento enfocado en la lucha entre las ya mencionadas beisboleras y la amargosa vecina que detesta que jueguen cerca de su balcón. Sin embargo, a medida que la trama avanza y se complejiza, se revela un trabajo dramatúrgico ambicioso que toca de manera efectiva temas tan importantes en la actualidad como el buscar entender reglas sin sentido impuestas por adultos, el abandono en el que se encuentran muchos jóvenes por padres demasiado ocupados para atenderlos, o la importancia de luchar por lo que uno cree es importante y valioso.




“¿A poco sólo se debe respetar por la edad?”

En un acto desesperado por llamar la atención de su muy fresa y muy deportista padre, una hija se convierte en una muñeca de trapo segundos antes de tener que salir de casa. En actos similares enfocados en ser escuchadas, un hombre pegado a la pantalla de su computadora debe desprenderse por un segundo para buscar un zapato, una pintora muy bigotona se ve atrapada en una situación de lo más incomoda en su baño, y una empresaria obsesionada con su teléfono termina contestando una llamada de manera poco profesional. Dentro de la multitud de temas que aborda “Bolita, Por Favor” es destacable el buen desarrollo de los personajes adultos que habitan el universo creado por Sierra, pasando de lo meramente estereotípico hasta lo caricaturesco, a momentos con toques absurdistas, en otros demasiado reales y dolorosos. Esta atención al detalle se encuentra ausente en los personajes infantiles a quienes no es fácil diferenciar en personalidades. Igualmente destacable, es la manera en que la dramaturga hilvana más de cuatro premisas vitales a la historia con igual peso dramático a cada una de ellas. De tal manera, en un momento de la obra el cruzar la calle solas es tan importante para las niñas, como el tener que hablarle de tú a una vecina gruñona, como el buscar salvar el campo de beisbol donde ahora el gobierno quiere levantar un centro comercial. A momentos divertida, en otros política y revolucionaria, la obra sostiene cada una de sus líneas argumentales de manera fluida y lógica.

“¿Nadie les dijo que ya no van a abrir el campo?”

El escenario está conformado por un grupo de jaulas de bateo que servirán como el campo de beisbol, los diferentes departamentos en que viven las niñas, el balcón de la insurrecta Marga Pérez Colchini y hasta una transitada avenida. Desde el inicio de la obra, el público es involucrado a partir de una serie de aplausos y zapatazos que dan las jóvenes deportistas, invitando a todos a unirse. Este juego rítmico se repite y se complejiza a lo largo del montaje, siempre contando con la participación de los asistentes, misma que llega a su punto más alto con la aparición de un pseudo-carismático político quien es recibido con abucheos desde el escenario y las butacas. La dirección de Valentina Sierra en “Bolita, Por Favor” es acertada desde muchas vertientes. Su estética colorida y alegra gracias a un vistoso vestuario , el ritmo ágil y entretenido, un humor tanto blanco para los niños como más ácido para los adultos, y un constante involucramiento de todos los presentes consiguen una puesta en escena que entretiene, y mucho, al mismo tiempo que deja en claro los múltiples mensajes dentro de la dramaturgia, seguramente abriendo muy necesarias conversaciones con los más pequeños una vez acabada la función.




“Cuando se lucha por justicia no debe de haber castigos.”

Fernando Bonilla aparece en escena por primera vez como un umpire de beisbol, para momentos después asumir el rol de un guardia de seguridad del edificio donde viven las niñas. Una laptop de cartón lo transforma en un padre obsesionado con su trabajo, una peluca rubia en una pintora, otra más ahora morena en una mujer de negocios y un par de mancuernas en un papá muy fit. Cada una de las caracterizaciones cuenta con una personalidad distintiva, una manera de caminar específica, incluso tonos de hablar característicos. Esta variedad de encarnaciones provoca sendas carcajadas desde las butacas, aportan a que el ritmo de la obra sea más fluido y despliega la gran vis cómica de Bonilla. A su lado, Gabriela Murray realiza un trabajo actoral igualmente destacable como la amargosa, revolucionaria y feminista Señora Marga quien, interesantemente, tiene todo un arco dramático que la transforma a lo largo de una narrativa que realmente no se centra en ella y que Murray realiza con delicia. El resto del elenco de “Bolita, Por Favor” conformado por Meraqui Pradis, Valeria Fabbri, Ari Albrarrán y Daniela Luque dan vida a las niñas protagonistas de la obra con ingenio y oficio, sobre todo en conseguir el involucramiento de los más pequeños en diferentes momentos de la obra.

“¿Quién creen que es la persona que más extraña el campo de beisbol?”

Ver a familias enteras disfrutando de una obra para jóvenes audiencias en un foro al aire libre ha sido un gran bálsamo tras el encierro y el cierre de los teatros por más de un año. Los niños ansían actividades fuera de casa, los padres buscan formas de entretenimiento dentro de una nueva normalidad, la industria teatral está urgida por reactivar su quehacer. “Bolita, Por Favor” es una estupenda alternativa para cumplir con cada una de estas vertientes, invitando a todos a disfrutar la magia del teatro bajo la más absoluta seguridad a nuestra salud.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Bolita, Por Favor”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Valentina Sierra

ELENCO: Gabriela Murray, Fernando Bonilla, Meraqui Pradis, Valeria Fabbri, Ari Albrarrán y Daniela Luque.

DÓNDE: Plaza de la Danza, dentro del Centro Nacional de las Artes.

DIRECCIÓN: Avenida Churubusco 79, Country Club Churubusco.

CUÁNDO: Domingo 13:00. Hasta el 27 de Junio, 2021.

COSTO: Entrada libre.

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio. Principio del formulario

DATOS ADICIONALES DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.