UNA NOCHE EN LA PLAYA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren descubrir los secretos que se ocultan detrás de una silla de playa y un caipijito.

 

UNA NOCHE EN LA PLAYA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

DSC02633_wtm

“A lo mejor es estúpido, pero es mi trabajo.”

DSC02667_wtmEl encargado de la palapa sólo quería terminar de cerrar el negocio e irse a descansar. El turista sueco, radicado en Nueva York, sólo quería quedarse sentado en el camastro que rentó para poder ver las estrellas en la playa. Un aparentemente sencillo conflicto de intereses que nunca debió de pasar de eso, que en ningún momento debió de ser excusa para abrir toda una serie de recuerdos amargos sobre traiciones y desamores y, sobre todo, que jamás debió de ser excusa para sacar el arpón que estaba detrás del mostrador. No importa, al fin y al cabo, de todo lo que pase esta noche nadie se hará responsable.

“¿Hijo de puta es en plan de amigos?”

DSC02675_wtmEl reconocido actor y dramaturgo Javier Veiga hace una cómica y profunda crítica social a la incapacidad que tiene la gente de aceptar la responsabilidad de sus propios hechos con su más reciente obra “Una Noche en la Playa”. Una simple discusión entre un turista y un empleado, un banal pleito por una mísera silla de playa, poco a poco se va desmadejando para revelar, en medio de toda una serie de situaciones cómicas, algunos secretos de familia que podrían llegar a derramar sangre si no se controlan ciertos impulsos de venganza.

“Soy el típico jodido del sur y tú el típico rico del norte.”

DSC02646_wtmEl humor que emplea Veiga y los personajes que crea son tanto ingeniosos como interesantes, compensando así una ausencia de verdadera tensión dramática durante una buena parte de la obra. Sin embargo, una vez que se comienzan a revelar las verdaderas intenciones ocultas detrás de unos cuantos tragos, un par de ejercicios de meditación y un intercambio monetario demasiado común en este país, la historia cobra fuerza e interés para un público que llega a sentirse absorto por el deseo de enterarse cómo culminará la anécdota, sobre todo tras un muy ingenioso giro de tuerca.

“¿Nunca has pensado por matar a alguien?”

DSC02747_wtmAlejandro Ricaño, quien se ha posicionado como uno de los creadores escénicos de mayor renombre en nuestro país gracias a obras como “Más Pequeños que el Guggenheim”, “Cada Vez nos Despedimos Mejor” y “Riñón de Cerdo para el Desconsuelo” (críticas en www.entretenia.com), toma la dirección de “Una Noche en la Playa” de forma directa y sin muchos aspavientos, permitiendo que sea la historia y sobre todo las actuaciones lo que brille sobre el escenario. Apoyado por un buen diseño de escenografía e iluminación a cargo de Patricia Gutiérrez Arriaga, Ricaño explota la comedia presente en la obra con buenos resultados y da pie a que la trama se desenvuelva con un ritmo ascendente que engancha y entretiene a medida que el tono pasa de lo gracioso a lo macabro.

“Yo no creo en Dios, pero sí creo en mi mero.”

DSC02727_wtm“Una Noche en la Playa” requiere de dos actores que sean capaces de desarrollar la comedia presente en el texto con la misma facilidad con que deben llevar la carga dramática que se revela hacia el final. Odiseo Bichir saca a relucir sus colmillos, afilados por una vida dedicada a la actuación, interpretando con enorme gracia y destreza a un turista sueco aparentemente despistado que revela un lado mucho más oscuro y perverso que el que se muestra a primera instancia. A su lado, Alfonso Dosal demuestra su talento y rango actoral en el papel de Manu, un simple encargado de una palapa en la playa, plagado por las sombras que se encierran en un pasado turbio del cual él, evidentemente, no tiene ningún tipo de responsabilidad. En definitiva, “Una Noche en la Playa” es un goce para el público gracias a la presencia de dos enormes figuras dentro de la escena teatral actual.

“Yo solamente firmaba.”

DSC02719_wtmTodos somos responsables de las decisiones que tomamos, de los actos que cometemos, incluso de los pensamientos que tenemos. La culpa de los problemas de este país se encuentran en cada uno de nosotros, en aquellos que simplemente le echan la culpa al gobierno de todo lo que pasa, en quienes dan mordida, en quienes le achacan la responsabilidad a los demás de todo, jamás atreviéndose a voltear a ver al espejo distorsionado de su propio reflejo. Yo soy quien soy, porque así lo he decidido, porque he querido y nada más. Vivo con las consecuencias de ello y acepto el pago que conlleva. No me siento cómodamente a ver las estrellas postrado en una silla, prefiero seguir trabajando, embarcándome en nuevos proyectos, con la esperanza de que estoy aportando algo valioso a mi cultura, a mi país, al teatro.

DSC02732_wtm

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

 

[AFG_gallery id=’106′]

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Una Noche en la Playa”

DRAMATURGIA: Javier Veiga

DIRECCIÓN: Alejandro Ricaño

ACTÚAN: Odiseo Bichir y Alfonso Dosal

DÓNDE: Teatro Virginia Fábregas

DIRECCIÓN: Velázquez de León 31, Colonia San Rafael.

CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábado 18:00 y 20:00 y Domingo 17:00 y 19:00 hrs.

COSTO: $400 y $300. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. El teatro Virginia Fábregas tiene un diseño tipo estadio en sus butacas por lo que hay buena visibilidad desde cualquier asiento.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *