TODOS LOS PECES DE LA TIERRA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean ser conmovidos por una agridulce narración sobre deseos cumplidos y el dolor que provocan.

TODOS LOS PECES DE LA TIERRA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Mariana León

“Así se sienten los deseos cumplidos.”

Todos los días a las 11:11 Marina pedía con todas sus fuerzas todos los deseos que pudiera tener en un minuto. Uno de los más intensos, conocer el mar y caminar por la playa con un perrito a su lado. Sus sueños se hicieron realidad, mucho antes de lo pensado, pero lo que la dulce niña nunca imaginó es el alto precio que pagaría por ello, incluyendo una nueva nariz en la garganta y el amargo sabor del abandono. La inmensidad del océano y un nada hermoso solovino son tan sólo el inicio de una aventura que la llevaría a convertirse en una sirena de voz muy particular desesperadamente tratando de liberarse del ancla que la quiere arrastrar hasta el fondo del mar.

“Lo más curioso de los deseos es que dejan de existir cuando se cumplen.”

Una historia que de primera instancia pareciera girar en torno al abandono, poco a poco se revela como un recorrido de vida para una joven que va madurando a medida que sus deseos se van transformando y la tragedia trastoca su existencia. “Todos los Peces de la Tierra” de Bárbara Perrín Rivemar es un conmovedor melodrama que sin duda logra conectar con los espectadores al ser llevados a reflexionar sobre las anclas emocionales que cargan en sus vidas.




“Quiero que todo el océano se pinte con mi voz.”

Tras la partida de mamá, el papá de Marina comienza a reconstruir su vida, primero abriendo una escuela de artes marciales, más adelante con una nueva relación. Cada una de estas decisiones tiene repercusiones en la manera en que Marina percibe la vida, creando imágenes en su mente que trastocan la realidad. Haciendo uso de la narraturgia, “Todos los Peces del Mundo” revela una bellísima capacidad de la dramaturga para combinar el realismo mágico con una dura realidad. De tal manera, se crean imágenes poéticas en relación al dolor de Marina como cuando un teléfono es capaz de llorar, o cuando las flores y plantas de una casa se vuelven un reflejo de la angustia que siente la protagonista quien no está lista a aceptar los drásticos cambios que la confrontan. Estructuralmente, Perrín Rivemar toma la decisión de desdoblar el personaje de Marina para transformar lo que en esencia es un monólogo en un coro de dos voces. El resultado es efectivo, ya que la narrativa cobra mayor dinamismo, el humor se intensifica, y se consigue un mejor entendimiento de todos los conflictos que sufre Marina y su manera de lidiar con ellos.

“Esto no puede ser lo más importante que te ha pasado en tu vida.”

Un gran columpio bañado por una iluminación cerúlea viene y va en el centro de un escenario. Las dos actrices que interpretan a Marina nadan desesperadamente en sincronía en busca de quien la nombró sirena, y que se habría de convertir en la razón por la cual la joven cantante trataría de devorarse a cuanto ser vivo habita el mar, a pesar de ser alérgica a los mariscos. La dirección de Alejandro Ricaño en “Todos los Peces del Mundo” lleva la dramaturgia a un terreno escénico visualmente atractivo, donde un cuidadoso trabajo coreográfico consigue crear el universo que habita Marina. Apoyado por un sólido trabajo de iluminación a cargo de Roberto Paredes, y un delicado diseño de vestuario por Mauricio Ascencio, Ricaño consigue una puesta en escena limpia, aparentemente sencilla, con un ritmo meticuloso y sostenido que mantiene al espectador hipnotizado por el canto de una sirena que por decisión propia decidió convertirse en monstruo.




“El fondo puede alcanzarte en la cima del mundo.”

De niña a adulto, Marina tiene que hacerles frente a todos y cada uno de los desafíos que la vida le avienta. Ya sea lidiando con el dolor que implica ver cumplidos sus dos más grandes deseos infantiles, al estar ligados con la repentina partida de su madre, o recibiendo ovaciones de pie por estelarizando una obra de teatro al mismo tiempo que su existencia se desmorona, Marina expresa su constante conflicto entre una sonrisa enorme y derramar amargas lágrimas. El reto actoral que “Todos los Peces de la Tierra” propone es el que dos actrices interpreten al mismo personaje, al mismo tiempo sobre el escenario, siendo cada una el eco y conciencia de la otra. La dupla que Gina Martí y Karla Bourde conforman sobre el escenario revela complicidad entre ambas actrices, un trabajo comprometido no sólo a nivel físico, donde se debe seguir con rigor toda una serie de movimientos escénicos cuidadosamente coreografiados, sino también a nivel emocional. Deseando con fervor toda una serie de deseos justo a las 11:11, cantando una melancólica versión de Fue en un Café, o describiendo con rabia y dolor el por qué se deforman a propósito en busca de acallar el dolor mientras triunfan en Abismo, el Musical, Martí y Bourde conectan con el espectador desde distintos ángulos que culminan en una merecida ovación final.  

“Vas a tener que aprender a caminar con un ancla.”

Tenía 12 años cuando murió mi papá de un ataque cardiaco repentino durante unas vacaciones en Guanajuato. Hace ya 34 años que ese hombre dejó la tierra, pero su recuerdo sigue siendo un ancla que a veces me pesa terriblemente y que no es nada fácil dejar atrás. Sin embargo, todos los días trato de ser feliz pues ese no ha sido el único evento que marcó mi vida. Hoy tengo 48 años, 34 años desde que no estás, y yo confieso que sigo trabajando como loco por alcanzar logros que te hubieran hecho sentir orgulloso del más pequeño de tus hijos. No sé si lo estás, nunca lo sabré, pero en mi mente estás sonriéndome desde donde sea que estás.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Todos los Peces de la Tierra”

DRAMATURGIA: Bárbara Perrín Rivemar

DIRECCIÓN: Alejandro Ricaño

ACTUAN: Gina Martí y Karla Bourde

DÓNDE: Foro Lucerna

DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Martes y Miércoles 20:30 hrs. Hasta el 20 de Abril.

COSTO: $250. Boletos en taquilla y en Boletos para Todos los peces de la Tierra | Detalle de fechas para Más Teatro y Culturales | Ticketmaster MX

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera así como las obras que se presentan en el Foro Lucerna, dentro del mismo edificio.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.