TRÉPLEV: TAXIDERMIA EN CUATRO ACTOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren aplaudir una poderosa y contundente visión de La Gaviota de Chéjov.

TRÉPLEV: TAXIDERMIA EN CUATRO ACTOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)


“Llevo luto por mi vida.”

El telón se levanta y una vez más la gran actriz decepciona a su hijo, pero no desde el escenario sino desde las butacas con su risa grosera. La función se detiene y de nuevo la carroña carcome las entrañas de un hombre desesperado por demostrar su valía ante un mundo que pareciera ser indiferente a su existencia. Las máscaras ocultan todo sentimiento, el frío maniquí que algún día volverá con lágrimas en los ojos se deja manipular por quien la usa y por quien la desea, una profunda disfunción que todo lo arruina y un juego de lotería que oculta la verdad. Todo es parte de una disección que revelará en su interior nada más que patético dolor.

“Necesito desahogar mi cerebro.”

La Gaviota de Antón Chéjov es considerada una de las más grandes obras maestras de la dramaturgia debido, en parte, a la manera en que es capaz de tratar temas universales como la disfunción familiar, la ambición por el éxito o la fortuna, la vanidad, la pretensión y el amar a quien no desea ser amado, con toda la profundidad que puede aportar un subtexto complejo y descarnado en voz de personajes pavorosamente reales atrapados por las circunstancias que ellos mismos han creado. Las adaptaciones que esta tragedia moderna ha inspirado a lo largo de los años han sido múltiples. Sin embargo, pocas resultan tan interesante como la que se presenta ahora en el Teatro La Capilla Creada de manera colectiva por la naciente compañía teatral Chéjov en el Congelador quien, con su adaptación intitulada “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos”, ofrece su muy contundente visión de tan inmortal historia.

“Hoy la carne del poeta yace inerte.”

El atormentado hijo de la afamada actriz Arkadina quiere hacer teatro, ser un verdadero artista, posiblemente por su imperiosa necesidad de exorcizar a los demonios internos que carga en sus entrañas, quizás por el deseo de un niño caprichoso por impresionar a su madre. “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos” toma como punto de partida una meticulosa disección a su personaje titular, desentrañando cada una de las capas que lo conforman desde lo más superfluo hasta lo más oscuro, poco a poco ampliando con maestría el círculo de inspección hasta abarcar a cada uno de los personajes que conforman la obra de Chéjov. El egoísmo y la aparente banalidad de Arkadina, el ego y fragilidad de Trigorín, el silencio a gritos de Masha, cada uno de los finos aspectos que conforman a tan complejos seres es analizado y puesto en evidencia con maestría en esta adaptación, culminando en una introspección a detalle de qué es lo que reside en el interior de la siempre ausente Nina. El resultado no sólo es poderoso, relevante e inteligente, es artístico y un verdadero homenaje a las palabras inmortales de La Gaviota.





“Si algún día te hace falta mi vida, ven y tómala.”

Un trabajo de reinvención dramatúrgica tan potente sobre un clásico exige un montaje que no sólo esté a la altura, sino que supere a las letras para poder robustecerlas y cargarlas de un sentido que genere una reacción mucho más estremecedora sobre el espectador. Haciendo uso de telones que crean teatros y escenarios dentro de sí mismos en un universo meta-teatral, manipulando un maniquí que pareciera a momentos tener más vida que los mismos seres humanos, jugando con patitos de hule, experimentando con máscaras o creando una tormenta de papeles sobre la escena, cada una de los diferentes aspectos que conforman “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos” son producto de una exacta y definida visión en la mente de Íñiguez que impacta con su fuerza, hipnotiza con tan exquisita estética y abruma por sus múltiples lecturas. El resultado final es absoluto, hermoso y doloroso, producto de todo un collage de influencias que se aplican con suma teatralidad y que son recibidas con admiración y asombro.

“Todo lo nuevo tiende a envejecer si se le permite envejecer.”

Un niño berrinchudo en una tina de sus propios pensamientos que se convertirá en el hombre con la fuerza de destruir a todos, una mujer enamorada que admira desde una esquina a aquel que nunca será receptor de sus afectos, un hombre dominado por sí mismo que cae víctima del deseo, dejándolo desnudo ante su propia fragilidad y una mujer decadente atrapada en su propio reflejo. Los personajes que conforman “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos” son de una complejidad tal que no pueden ser abordados más que desde un ligar de absoluta verdad. El elenco de la puesta en escena conformado por Raúl Briones, Pamela Almanza, Paula Watson y Alan Uribe Villarruel se entregan de lleno a sus papeles con una honestidad evidente y una pasión absoluta que se encuentra a la par del talento que dejan en evidencia sobre el escenario. Adicionalmente, la propuesta de íñiguez cuenta con la particularidad de que el papel de Nina será interpretado por una actriz diferente en cada función, garantizando una constante renovación y reinterpretación de la misma.

“A lo mejor yo no entiendo nada, pero a mí la obra me gustó.”

Un autor, dentro de la creación escénica, se define como un artista que, más allá de haber encontrado su propia voz, ha desarrollado una rúbrica que lo vuelve único en su quehacer teatral. El teatro mexicano ha contado con grandes autores como Ludwik Margules Héctor Mendoza, Seki Sano, en la actualidad Mauricio García Lozano o, sí, me atrevo a decirlo, Luis de Tavira. Tras haber no sólo aplaudido sino ovacionado en menos de una semana “Noche de Reyes” y “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos”, ambas de Alonso Íñiguez, me atrevo a decir que estamos ante una naciente, pero poderosa nueva voz en el teatro mexicano, un creador escénico con el potencial de fascinar con cada nueva propuesta y de crear nuevas reglas en el quehacer teatral, un joven autor de quien cada vez se tienen mayores expectativas y a quien le ofrezco todo mi respeto, mis aplausos y admiración.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com





 

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Tréplev: Taxidermia en Cuatro Actos”

ADAPTACIÓN: Alonso Íñiguez, Paula Waton, Diana Sedano, Alan Uribe Villarreal y Raúl Briones a partir de La Gaviota de Antón Chejov.

DIRECCIÓN: Alonso Íñiguez

ACTUAN: Raúl Briones, Pamela Almanza, Paula Watson, Alan Uribe Villarruel, Axel Arenas y Rolando Monreal.

ACTRICES INVITADAS: Diana Sedano, Emma Dib, Claudia Ríos, Tania González Jordán, Gabriela Pérez Negrete y Mariana Giménez.

DÓNDE: Teatro La Capilla

DIRECCIÓN: Madrid 7, Del Carmen Coyoacán.

CUÁNDO: Martes 20:30 hrs.

COSTO: $200 entrada general. Aplican descuentos. Boletos en taquilla y en www.redticket.com.mx

DURACIÓN: 110 minutos sin intermedio

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *