TARDE PARA ARREPENTIRSE

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren atestiguar cómo una amistad de 17 años se destruye por un pedazo de tela blanco.

TARDE PARA ARREPENTIRSE

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“¡Ya compré mi vestido de novia!”

Cunado Ángela recibió la llamada de su querida y entrañable amiga Abi para que fuera a su casa a ver su recién comprado vestido de novia, la nada corrupta política esperaba ver mínimo un exquisito y exclusivo modelo de Christian Lacroix o de Dior. Nunca, ni en sus peores pesadillas, pudo imaginar que lo que vería sería un horrendo pedazo de tela blanco comprado en el centro, cerca del puesto de quesadillas, por menos de quinientos pesos ya que estaba en rebaja el cual Antonella, la tercera amiga en discordia, jura que se verá bonito con los accesorios adecuados.

“A partir de ahora, a nuestra amiga, Bershka le va a parecer alta costura.”

La amistad y rivalidad entre tres mujeres con distintos y muy equidistantes sueños y objetivos se convierte en un divertimento cómico con tintes melodramáticos en “Tarde para arrepentirse” del autor y director Alan Blasco. A partir de la compra de un horrendo vestido blanco, claro eco a la obra maestra Arte de la dramaturga Yazmina Reza, se desata una simpática pero feroz confrontación entre las tres amigas, donde todo se vale mientras se consiga lastimar lo suficiente.

“Ahora resulta que debo penitenciarme por ser sincera.”

Ciertamente, el punto más fuerte de “Tarde para arrepentirse” radica en su ingeniosa premisa y en tres personajes bien delineados en sus diferencias y puntos de encuentro. Gracias a este buen trabajo por parte de Blasco es que la narrativa se sostiene a pesar de cierto empantanamiento en la trama donde pareciera que se están dando vueltas en círculo sobre el mismo tema. Sin embargo, escenas tan simpáticas como lo es una discusión sobre que el detalle del vestido de novia en cuestión radica en no tener ningún detalle consigue que las risas fluyan y el interés se mantenga.





“Fibra sintética, pero de la buena.”

El momento tan esperado de mostrar el vestido de novia a su mejor amiga llega acompañado por una música celestial mientras que la prenda baja desde las alturas con su respectiva iluminación blanca. La dirección de Alan Blasco sabe maximizar el material escrito sobre el escenario para conseguir el mayor número de risas del público al mismo tiempo que balancea con oficio los momentos más melodramáticos de la historia. Ciertamente, resulta importante fortalecer el ritmo de la puesta en escena para evitar que se diluya la energía sobre el escenario, así como conseguir una mejor transición entre escenas que no recurra a los oscuros. Sin embargo, el resultado es positivo en una propuesta libre de pretensiones más allá del entretenimiento.

“El matrimonio es la única forma legal de entrar en la esclavitud.”

La soñadora, la intelectual revolucionaria y la sumamente “honesta” política, tres personalidades que pareciera imposible de conjuntar para desarrollar una disfuncional amistad. Anahí Dávila, Estefanía Ahumada y Ana Corti son las encargadas de dar vida a Abi, Antonella y Ángela respectivamente con buenos resultados. A pesar de ser un trabajo en conjunto más basado en la forma que en el fondo, a momentos enfocándose en conseguir la comedia que la verdad escénica, cada una de las actrices en “Tarde para Arrepentirse” tiene momentos donde se logra vislumbrar su verdadero potencial y talento. En la medida en que esos momentos de verdad y honestidad actoral se consigan a lo largo de todo el montaje, el resultado será evidente y mucho más contundente en la recepción del montaje.

“La moda pasa, el estilo permanece.”

Yo confieso que nunca he podido entender la obsesión que tienen las futuras novias por su vestido de novia, sobre todo por la cantidad tan exorbitante de dinero que se pueden llegar a gastar. Pero me resulta aún más imposible de entender la salvaje manera en que algunas mujeres pueden amar y odiar a sus amigas en una relación pasivo-agresiva que pareciera no descansar hasta no acabar con alguien. “Tarde para arrepentirse” es un divertimento ligero que me recuerda la enorme bendición en mi vida de nunca haber tenido que lidiar con toda la crítica que normalmente conlleva comprar un vestido y mostrárselo a tus amigas.

 

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Tarde para arrepentirse”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Alan Blasco

ACTÚAN: Estefanía Ahumada, Anahí Dávila y Ana Corti.

DÓNDE: El Círculo Teatral

DIRECCIÓN: Avenida Veracruz 107, Colonia Condesa.

CUÁNDO: Martes 20:30 hrs.

COSTO: $250 Entrada general. Boletos en taquilla. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con valet parking o estacionamiento. Se encuentra sobre Avenida Veracruz entre Alixco y el Parque España.

[AFG_gallery id=’480′]

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *