PEQUEÑA VOZ

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean atestiguar el ascenso y caída de una estrella atrapada en una frágil envoltura.

PEQUEÑA VOZ

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Estás mal si crees que ella va a cantar en público.”

Papá murió y el más preciado tesoro que le dejó a su muy introvertida hija fueron sus discos. Ahora, encerrada en su recamara y muy lejos del incesante parloteo de su profundamente demandante madre, la joven de 24 años encuentra refugio e inspiración en Liza, Shirley, Judy, Edith y Marilyn quienes la acompañan en su duelo y en su silencio. Sin embargo, la instalación de un teléfono en casa y la llegada de un nuevo pretendiente para mamá vendrán a cambiar por completo las cosas. Un prodigioso don se liberará, la ovación del público será arrolladora y el egoísmo de una mujer insatisfecha con su vida terminará por incendiar lo poco quedaba de un hogar.

“Tú eres una estrella y yo te descubrí.”

Mari Hoff es una mujer necesitada de constante atención y hambrienta por una vida que sencillamente sea diferente a la que tiene. Su hija podría pasar el resto de su vida encerrada con sus discos sin tener que dirigirle la palabra a nadie. La disfunción de una familia compuesta por dos mujeres equidistantes en sus personalidades es presentada en tono de comedia por el dramaturgo inglés Jim Cartwright en su obra de 1992 “Pequeña Voz”, con una construcción dramática que remite a momentos a un cuento infantil de humor negro.




“¿En el show business alguna vez conociste a Shirley Bassey?”

Ray Say, un promotor de poca monta trabajando para un club nocturno, y el más reciente novio de Mari, pareciera ser la vía de escape perfecta para ella ya que está convencida de haber encontrado marido. Muy para su sorpresa, el verdadero interés del vivales se centra en la jovencita con una voz melódica privilegiada y en quien ve su propio boleto de salida hacia la fortuna. En su nombre en inglés The Rise and Fall of Little Voice, el dramaturgo anuncia que “Pequeña Voz” no habrá de ser una feliz historia. Al mismo tiempo, también ofrece un guiño hacia el tipo de fantasía urbana que presenta, una con personajes que podrían caer en lo estereotípico, incluso lo caricaturesco, funcionando armónicamente dentro del universo planteado.

“Tú tienes luces, yo tengo voces.”

Una casa de dos pisos que abarca tres cuartas partes del escenario, dejando casi inútil el resto del espacio; un vestuario que pareciera cubrir dos décadas distintas y que oscurece establecer una temporalidad clara; un telón rojo y un anuncio en luces que convierte el teatro en todo un cabaret. Debido a cambios internos dentro la producción, el reconocido director Alonso Íñiguez, aplaudido por trabajos anteriores como Noche de Reyes y Quiero Volverme Supernova, asume la dirección de “Pequeña Voz” a poco tiempo antes del estreno y con ciertas decisiones ya tomadas antes de su llegada como el diseño de escenografía y vestuario que claramente actúan en contra del montaje. Dadas tan únicas circunstancias, Íñiguez enfoca sus esfuerzos en la creación de personajes, en fortalecer el texto a partir de la actoralidad y en crear un número musical en la parte media de la puesta en escena que provoca una ovación desde las butacas. Una puesta en escena que sale avante sin duda gracias a un evidente trabajo en equipo entre actores y su director.




“Lo único que tú tienes que hacer es cantar.”

Pequeña Voz está parada en medio del escenario con un micrófono enfrente y un letrero con su nombre en luces a sus espaldas. Al escuchar su voz por primera vez magnificada desde las bocinas su asombro es más que evidente al igual que su miedo. El dueño del club nocturno la observa exasperado, no estando seguro de si la niña cantará o saldrá corriendo en cualquier momento. La introvertida joven abre la boca, comienza a cantar y por unos instantes el mundo es perfecto. La verdadera fuerza y razón para ovacionar “Pequeña Voz” se encuentra en la portentosa actuación de María Penella en el papel titular. Ya sea como una diminuta figura que apenas puede decir un hola sin desmoronarse o como toda una estrella sobre el escenario canalizando a Liza Minelli o a Marilyn Monroe, Penella demuestra sus dotes histriónicas y vocales con una de las actuaciones más contundentes de lo que va del año. Dignos de destacar también son los trabajos actorales de Alejandro Morales como el dueño del ya mencionado establecimiento y Amanda Farah como la vecina. Ambos interpretes demuestran que cuando se parte desde un lugar de verdad y talento no hay papel pequeño, así sea uno que tiene el mismo diálogo repetido infinidad de veces. El elenco se completa con resultados solventes por Karina Gidi como la castrante madre, Odiseo Bichir como el cazatalentos, Sebastián Lavaniegos como el interés romántico de la cantante y al piano Analí Sánchez Neri.

“Estos discos se convirtieron en mi lengua.”

Entiendo lo que significa salir de un caparazón en el cual uno se siente cómodo y protegido para enfrentar al mundo real. Sé muy bien lo que es rehuir de la luz del reflector para ocultarse por siempre en la fría sombra de la oscuridad. Sin embargo, ese también es un espacio muy solitario donde uno sencillamente podría pasar el resto de su vida sin encontrar a alguien con quien compartir el calor del sol. “Pequeña Voz” es una historia que le habla a todos aquellos que poseen un don o talento y que por miedo no se atreven a explorarlo, aquellos que saben que podría brillar si tan sólo fueran capaces de superar los muy reales obstáculos que existen en la mente. Quizás lo único que debemos recordar es que la vida es un cabaret, y sólo hay una para vivir con toda intensidad.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Pequeña Voz”

DRAMATURGIA: Jim Cartwright

DIRECCIÓN: Alonso Íñiguez

ACTÚAN: Karina Gidi, María Penella, Odiseo Bichir, Amanda Farah, Alejandro Morales, Sebastián Lavaniegos y Analí Sánchez Neri.

DÓNDE: Teatro Milán
DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Viernes 20:45, Sábado 18:00 y 20:30 y Domingo 18:00 horas. Hasta el 14 de Julio.

COSTO: $450 y $380. Boletos en taquilla y www.ticketmaster.com.mx

DURACIÓN: 120 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Foro Lucerna, dentro del mismo edificio.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *