EL CIELO DE LOS PRESOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que hoy, más que nunca, el 2 de Octubre no se debe olvidar.

EL CIELO DE LOS PRESOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 32153368031_ca38213731_k

“Pase lo que pase, no sueltes mi mano.”

32153361481_c64044c2f9_kUno sabía exactamente lo que estaba haciendo y poco le importaron los riesgos que corrían él o su familia, la causa era lo importante, no el individuo; otro, sentado cómodamente desde su posición de poder, jamás pudo dimensionar el horror o la cobardía que lo ahogarían y condenarían; uno más simplemente pasaba por ahí, víctima inocente que no tenía nada que ver ni con estudiantes, causas revolucionarias ni política; el último cometió el error de seguir a su corazón hasta la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. Ahora, en algún campo militar no identificado, el terror de perder la libertad, de no saber quién vive aún o quién yace muerto, de nunca volver a ver la sonrisa de un hijo o de una amada, ahoga los gritos que se escuchan producto de las torturas.

“Últimamente es peor ser estudiante que un matón.”

32153341781_c4fcc6b9f6_kEl 2 de Octubre de 1968, una de las marcas más oscuras en la historia política de nuestro país, ha sido fuente de un sinnúmero de expresiones artísticas. La inhumana matanza bajo las órdenes del propio presidente de la República, el complot político detrás de todo ello, las agendas ocultas del Consejo Nacional de Huelga, la imagen simbólica del Che Guevara, los vecinos de la zona que cobijaron a estudiantes, aquellos que fingieron no escuchar nada, todos y cada uno de los diferentes aspectos de ese día han sido analizados, descritos, pintados, mostradas en cine o escenificadas en los escenarios siempre buscando que aquella tarde nunca se olvide. En esta ocasión, el dramaturgo y director Mauricio Bañuelos decide poner su grano de arena a esta importante misión con “El Cielo de los Presos”.

“¿Vas a cooperar o me vas a hacer el día difícil?”

31462674563_b16abee36c_kLos abusos, torturas e incluso asesinatos a los que fueron sometidos aquellos que fueron encarcelados ese fatídico día de Octubre, participantes voluntarios de la protesta o simples espectadores, son parte de la denuncia que Bañuelos propone. Cuatro presos, un idealista, un romántico, el cobarde y el inocente, se ven en la necesidad de convivir y compartir sus temores tras haber sido encerrados en una celda por dos militares, uno brutal, el otro con un fuerte secreto. Estos personajes, junto con la novia de uno de ellos, sirven perfectamente para que “El Cielo de los Presos” explore y explote cada uno de los diferentes aspectos de la matanza en una clara búsqueda por provocar al espectador y llevarlo a la exacerbación del sentimiento, característica propia del género melodramático en que está escrita la obra. La desesperación por volver a ver a la familia, una esposa muerta, la descripción de los muertos en la Plaza, incluyendo una viejecita con mandil de flores, los recuerdos de cómo el amor surgió a la par del movimiento estudiantil y el conflicto que puede provocar el amor fraternal, son tan sólo algunos de los recursos de los que se vale el autor para transmitir de manera efectiva, aunque un tanto chantajista, la monumental dimensión de la desgracia.

“Esto no se trata de justicia, se trata de supervivencia.”

32272733145_baacfe624f_kLo que en un principio se presenta como una litera y un par de mamparas negras como únicos elementos de escenografía pronto revelarán un uso del espacio disponible dentro del Foro Lucerna tanto efectivo como poderoso. Esto es parte de una propuesta de dirección que utiliza el mismo autor para que cada uno de los elementos presentes en “El Cielo de los Presos” intensifiquen o fortalezcan sus palabras en voz de personajes con la necesidad de explicar sus motivaciones, expresar su sufrir o sus miedos, gritar su rabia, desesperación o frustración o simplemente dejarle caer en la vergüenza de la traición. Aun cuando sea necesario solidificar el ritmo de la puesta para un mejor fluir de la misma, particularmente en las escenas dedicadas a meramente narrar situaciones ocurridas durante el tiroteo ajenas a los personajes, la tensión escénica que el director logra especialmente hacia el final de la obra durante una bestial escena de tortura, consiguen que los asistentes se entreguen de lleno a la indignación que, a casi cincuenta años, continua doliendo en el sentir nacional.

“Nosotros no somos responsables de las víctimas colaterales.”

32234440406_a492236474_kPerder a la mujer que se ama en medio de un tiroteo, que un día como cualquiera de momento se transforme en la peor de todas las pesadillas sólo por haber estado en el lugar equivocado a la hora incorrecta, darse cuenta de que todo lo que uno creía se desmorona o tener que seguir órdenes salvajes sin chistar son algunas de las muchas intensas y poderosas emociones que el elenco de “El Cielo de los Presos” deben transmitir con absoluta verdad y vulnerabilidad para que el montaje tenga el verdadero impacto que busca provocar. Héctor Kotsifakis y Emmanuel Orenday, interpretando a un par de militares encargados de conseguir las confesiones firmadas de los detenidos, consiguen esa sensibilidad y sinceridad emocional tan imperativa para la obra al igual que Aarón Balderi como Ramiro, un hombre cuya culpa es nula en todo lo ocurrido. En la medida en que el resto del elenco se deje llevar por la situación, las palabras y los sentimientos sin ningún asomo de simulación emocional sino con verdadero dolor y miedo, entonces la puesta en escena crecerá a monumentales dimensiones.

“Mis amigos, mi futuro y mis sueños están muertos.”

31431366684_483f23c25e_kHoy más que nunca no podemos olvidar. En un país convulsionado por la violencia, la corrupción y el crimen organizado, donde la vida de 43 estudiantes es equivalente a nada y el cinismo político ha llegado a niveles más allá de lo escandaloso, tenemos que recordar que el ser humano está condenado a repetir la historia cuando tiene el atrevimiento de olvidarla. Hoy, en este momento, en pleno siglo XXI, ¿cuántos inocentes se encuentran desaparecidos, posiblemente siendo torturados, producto de una maquinaria solventada por nuestros gobernantes? ¿Cuántos gritos de dolor son ahogados en prisiones anónimas por jóvenes que tuvieron el atrevimiento de expresar sus ideas? ¿Hasta cuándo? ¿En qué momento diremos basta? ¿Hasta cuándo?

31462682703_928c4ba0a3_k

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “El Cielo de los Presos”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Mauricio Bañuelos

ACTÚAN: Aarón Balderi, Kristyan Ferrer, Tatiana del Real, Héctor Kotsifakis, Jorge de los Reyes, Gonzalo Vega Jr., Emmanuel Orenday y Alfredo Gatica.

DÓNDE: Foro Lucerna

DIRECCIÓN: Lucerna 64, Colonia Juarez.

CUÁNDO: Miércoles 20:45 hrs.

COSTO: $350 entrada general.

DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio.

DATOS DE LOS TEATROS: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de cartelera.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *