COROLIANO III, LOS PLEBEYOS ENSAYAN LA INSURRECCIÓN

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren ver una obra biográfica sobre Bertolt Brecht con toques Shakespeareanos.

COROLIANO III, LOS PLEBEYOS ENSAYAN LA INSURRECCIÓN

Por Alejandro Velázquez (@velalejo)
Fotografías: Producción
 
“¿Por qué le arreglamos la plana a Shakespeare?”
 
Es 17 de junio de 1953. En el teatro Berliner Ensemble se halla Bertolt Brecht encabezando un ensayo de la obra de William Shakespeare “Coroliano”. Los integrantes del elenco están dispersos, ni siquiera han llegado a la cita y, para hacer las cosas peores, la mente brillante del dramaturgo pareciera estar en otra parte ya que en el ambiente se siente un posible estallido social dentro del alma de los obreros de la ciudad. De manera inesperada el conflicto en las calles sacude al teatro cuando un grupo de albañiles le pide a dicho autor escribir una carta a favor del alzamiento obrero. ¿Qué hacer? ¿Ser o no ser parte de este movimiento revolucionario? ¿Ser o no ser el portador de las quejas que los trabajadores padecen a diario? He aquí los dilemas a los que se enfrenta una de las mentes teatrales más importantes del siglo XX.
 
“Ustedes derriban paredes y yo escribo.”
 
Günter Grass escribió “Los Plebeyos Ensayan la Insurrección” como una crítica a la postura ambigua que Bertolt Brecht tuvo frente al levantamiento obrero de 1953. Si bien la trama se centra sobre dicho objetivo, también se desarrolla una analogía entre la inercia de Brecht y la postura fascista que Coroliano tuvo cuando su pueblo se rebeló contra su poderío, claramente expuesta en la obra “Coriolano” de Shakespeare. A partir de estos paradigmas, Grass cuestiona tanto la verdad como la honorabilidad del gobernante y del escritor frente a su sociedad, desde una perspectiva que no tiende a mitificarlo sino a ponerlo en tela de juicio. Esta creación fundamental dentro de la dramaturgia de Grass forma parte de una de las propuestas más ambiciosas que la Compañía Nacional de Teatro ha realizado en los últimos años, junto con otros dos montajes relacionados a la misma obra del bardo inglés, para la creación de una trilogía monumental. El resultado en este caso es “Coriolano III, Los Plebeyos Ensayan la Rebelión”.
 
“Todo lo que yo he escrito es para ustedes.”
 
La dirección de Martín Acosta se destaca por darle vida a la escena de manera prodigiosa y moderada pues logra llevar al espectador a un ambiente de mediados del siglo XX empleando sutiles recursos de iluminación y una escenografía libre de pretensiones. Dado que trabaja con un texto donde abundan los diálogos, y no tanto las acciones, Acosta se vale de desplazamientos continuos y focos de atención cambiantes a lo largo de todo el escenario para solventar esta situación, lo cual hace más digerible y entretenida la obra. Esto se aprecia más en el segundo acto donde los parlamentos se sienten un tanto acelerados, provocando que se pueda llegar a perder cierta información. Sin embargo, este aspecto se va diluyendo a lo largo del montaje hasta llegar al eje climático de la trama con éxito.
 
“Las grandes fortalezas rara vez se conquistan en el primer intento.”
 
Es loable la manera en que los treinta actores de esta puesta en escena enfrentan este texto tan difícil de abordar, mismo que puede ser un tanto complicado de asimilar, sobre todo si se considera lo discursivo del mismo. De igual manera, la construcción de los dos bandos de personajes poco usuales -los albañiles y los actores- resulta todo un reto para el elenco, algo que se asume y se consigue. Ciertamente es notorio que el grupo encargado de los albañiles proyectan más el carácter de sus ficciones durante el segundo acto, cuando los obreros están borrachos y han perdido la cordura, pues al ser irracionales y testarudos adquieren más matices de comportamiento y la posibilidad de proyectar su carisma en escena. Por otro lado, se aprecia también la elocuencia de Roberto Soto, quien proyecta frialdad y cinismo como Kozanka, y el trabajo de Luis Rábago, quien hace un buen papel como el dramaturgo intelectual, a mi gusto más gracioso y burlón en el segundo acto. Antonio García, en el papel del Jefe Marco hace un trabajo encomiable aunque podría acentuar todavía más sus emociones si proyectara con mayor profundidad las situaciones en las que se ve inmerso su personaje.
 
“Tu patrón es el Estado.”
 

“Coroliano III, los Plebeyos Ensayan la Insurrección” llega en tiempos de festejar a los héroes que nos dieron patria, figuras históricas que han sido mitificados como seres excelentes y ejemplos a seguir. ¿Cuántos no han pensado en Brecht como un héroe del teatro? Esta obra confronta este ideal e invita al espectador a reflexionar sobre el artista y su participación dentro de su entorno político, que, desde mi punto de vista, está presente, ya que todo ser humano que vive en una sociedad civilizada es un ser político, ya sea de forma pasiva o activa. Particularmente encuentro cuestiones que creo deberían ser retomadas para investigar el desarrollo del teatro en México en la actualidad, para saber quiénes tienen el poder sobre este arte, quiénes gobiernan la difusión de la cultura y que nexos tienen con el gobierno. Sean tomadas en cuenta o no, tarde o temprano se tiene que decidir entre darle la espalda a la realidad o enfrentarse a ella cuando ésta toque a la puerta del teatro, como le ocurrió a Brecht y a Coroliano.

 Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Coroliano III, Los Plebeyos Ensayan la Insurrección”.
DRAMATURGIA: Günter Grass
DIRECCIÓN: Martín Acosta
ACTÚAN: Misha Arias de la Cantolla, Everardo Arzate, David Calderón, Eduardo Candás, Emma Dib, Mariana Gajá, Antonio García, Edgar Landa, Oscar Narváez, Luis Rábago, Juan Carlos Remolina, Alecks Romero, Enrique Arreola, Adrián Aguirre, Luis Manuel Corona, Hugo Gutiérrez, Diego Jáuregui, Ricardo Leal, Luis Miguel Moreno, Carlos Orozco, Renata Ramos, Israel Antonio Rojas, Israel Islas, Esteban Soberanes, Eduardo Treviño, Rodrigo Vásquez, Giuseppe Verástegui González y Roberto Soto.
DÓNDE: Teatro Julio Jiménez Rueda
DIRECCIÓN: Avenidade la República 154, Colonia Tabacalera
, Ciudad de México.
CUÁNDO: Del 6 al 21 de septiembre, sábado 19:00 y domingos 18:00; del 30 de octubre al 2 de noviembre de jueves a sábado 19:00 y domingo 18:00; del 27 al 30 de noviembre de 2014, de jueves a sábado 19:00 y domingo 18:00.
COSTO: Entrada general $150, jueves $30, gente de teatro $40, (50% de descuento con credencial de maestro, estudiantes e INAPAM vigente).
DURACIÓN: 140 min.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.
COMPARTE!
Alejandro Velázquez

"Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao. Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao. Los cacaos de los cacahuetales no dan cacahuetes, sino cacao." –Eugène Ionesco, "La Cantante Calva"–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *