CASI NORMALES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean enfrentarse a un poderoso montaje del multipremiado musical de Broadway sobre la bipolaridad.

CASI NORMALES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de Iván Pasillas (@iv_moony)

“Mi familia es tan perfecta y adorable.”

Hoy es otro día más en la casa de la familia Bueno. Diana espera al pie de la escalera en plena madrugada a que su hijo, perfecto en todo sentido, aunque sea un pequeño cabroncito, regrese de donde sea que haya ido. Daniel, en todo su gris esplendor, trata de que las cosas sigan su marcha aunque claramente todo está a punto de resquebrajarse mientras que Natalie, la niña invisible, se inunda en las estrictas reglas de la música clásica en busca de acallar el grito de furia que tanto quiere lanzar. Hay sándwiches en todo el piso de la cocina. Otro día más en casa de la familia Bueno.

“Valium es mi color favorito.”

Estrenada en el 2009 en el Booth Theatre de Broadway, el musical “Casi Normales” escrito por Brian Yorkey y compuesto por Tom Kitt causó sensación entre la crítica y el público, haciéndose acreedor a 11 nominaciones para los premios Tony, de los cuales ganó 4 incluyendo a mejor música. La historia de la profundamente disfuncional familia Bueno, una que incluye temas como el suicidio, la pérdida, enfermedades mentales como la bipolaridad y la esquizofrenia, así como una dura crítica a la ética presente en la psiquiatría contemporánea también ganó el premio Pulitzer en 2010 a teatro, un honor que sólo se ha otorgado nueve veces a musicales en la historia de más de 100 años del premio.




“La mayoría de la gente que cree ser feliz no lo ha pensado lo suficiente.”

Diana, diagnosticada con bipolaridad y medicada con una cantidad impresionante de fármacos, busca desesperadamente lidiar con una realidad que sencillamente la supera. En paralelo, su hija Natalie está tratando de balancear la vida que ella ha elegido para sí, una plagada de meticulosidad y exigencias, con una nueva relación con el muy pacheco Henry y con el innegable hecho de que para su madre ella pareciera no existir pues sólo tiene ojos para el Superboy de su hermano. Estas dos historias, ambas aparentemente condenadas a un trágico final, se desarrollan en el ámbito de un melodrama esperanzador contenido en el interior de una casa de dos pisos. “Casi Normales”, apoyada por una precisa y muy afortunada traducción y adaptación por Iker Madrid y el también director Diego del Río, sorprende e impacta rápidamente gracias a un doloroso giro de tuerca inicial y un desarrollo narrativo por parte de los personajes que mantiene al espectador en franca angustia ante la posible caída de cualquiera hacia el abismo.

“No sabes si es mejor la cura o el dolor.”

Sin embargo, “Casi Normales” es verdaderamente poderosa gracias a más de 30 canciones de rock que duelen, conmueven o, incluso, inspiran a creer que las enfermedades mentales se pueden llegar a curar más con una buena actitud que con terapias de electroshock. Mientras que ¿Sabes Bien? confronta el dolor de una madre ante la indiferencia de su esposo, Mi Psicofarmacólogo y yo es una aparentemente graciosa crítica al muy fallido sistema de diagnóstico en la psiquiatría; Superboy es el héroe inmortal es un alarido de ira de una hija ignorada, así como La Canción del Olvido es el llanto de una familia que no tiene más remedio que enfrentar la nueva condición mental de Diana. Ya sea escuchando Soy Real en boca de un hijo que siempre está presente en la mente de sus padres, o quizás derramando una lágrima con En las Montañs, el espectador de este musical difícilmente saldrá sin haber sido tocado en el corazón por su historia o su música.




“Canto para no recordar recuerdos que ya se quedaron atrás.”

Mientras que su más reciente psiquiatra le da terapia a Diana, invitándola a que abra su mente y desentrañe sus dolores, en el resto del escenario se proyecta a la protagonista subiendo y bajando escaleras o abriendo puertas que la llevarían a una mejor salud mental. Esto en toda una serie de paneles movibles que revelan u ocultan diferentes áreas del universo en el que habitan los Bueno. Tras una exitosa temporada decembrina de su adaptación al clásico de Chejov, Las Tres Hermanas, y asumiendo la dirección de su segunda musical tras Rent en el 2016, Diego del Río enfoca acertadamente el montaje de “Casi Normales” en la actoralidad, en la potencia de su música, en permitir que la historia y las canciones sean las que cuenten la historia sin grandes parafernalias. Apoyado por la minimalista y a la vez grandilocuente escenografía de Jorge Ballina, Del Río consigue una visión del musical sólida. No obstante, el innecesariamente ilustrativo mapping de Jazzael Ache-Sáenz así como la intrusiva ilumianción de Víctor Zapatero a momentos parecieran ir en contra de la propuesta misma, como se puede apreciar en la escena arriba descrita, una que pareciera no confiar en que el espectador sea perfectamente capaz de entender una escena sin que se la expliquen con proyecciones.

“Quisimos ver romance en esta enfermedad.”

Diana Bueno ha recordado aquello que su esposo ha tratado desesperadamente de ocultar y lo confronta con una mezcla de enojo, desesperación y profundo dolor. Esas emociones se reflejan, más que en su cara, en la manera en que se aferra de una cajita de música con una mano, en la forma en que compulsivamente juega con su falda con la otra en un esfuerzo por contenerse. “Casi Normales” es una historia imposible de contar si no se cuenta con un elenco capaz de capturar las tantas y tan conflictivas emociones que gobiernan a sus personajes. Aun cuando Susana Zabaleta puede llevar a Diana a un lugar mucho más profundo, tanto su voz como su actuación son más que acertadas, algo que se aprecia y se aplaude con gusto en los detalles como el uso de sus manos. A su lado, María Penella en el papel de Natalie demuestra ser una verdadera fuerza escénica capturando con toda honestidad el enorme enojo que la embarga al punto del quiebre. Sin duda una de las mayores razones para ovacionar la puesta en escena. Adicionalmente, Mariano Palacios como Gabriel Bueno, Jerry Velázquez como Henry y Héctor Berzunza en el papel del Doctor demuestran pasión y talento, ambos estupendos miembros de un elenco casi ideal. En la medida en que Federico Di Lorenzo consiga habitar la contenida vorágine emocional que vive Daniel Bueno, la propuesta entera crecerá mucho más.




“Tú eres mi problema favorito.”

A los 12 años, tras la muerte de mi papá, fui diagnosticado con depresión clínica, un mal que me llevó a estar en cama por más de 6 meses con alimentación intravenosa ya que, de acuerdo con los doctores, mi cerebro le estaba dando instrucciones a mi cuerpo de morir. Hoy a mis 45 años, soy muy consciente de cuán importante es estar alerta a mi estado emocional ya que por decisión propia no me medico ni acudo a terapia pues estoy convencido de que yo sólo lo puedo lograr. Me encuentro profundamente reflejado en la historia de Diana Bueno, entiendo la frustración de Natalie, más de una vez he platicado con mi propia versión de Daniel Bueno. No, no soy normal, nunca lo he sido. Pero hoy vivo contento estando en ese punto que me permite ser simplemente… casi normal.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Casi Normales”

LIBRETO Y LETRAS: Brian Yorkey

MÚSICA: Tom Kitt

TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN: Iker Madrid y Diego del Río.

DIRECCIÓN: Diego del Río

ACTUAN: Susana Zabaleta, Federico Di Lorenzo, Mariano Palacios, María Penella, Jerry Velázquez, Héctor Berzunza, María Chacón, Rodolfo Zarco y Samantha Salgado (alternan funciones).

DÓNDE: Teatro Aldama

DIRECCIÓN: Rosas Moreno 71, Colonia San Rafael.

CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábado 17:00 y 20:30 y Domingo 16:00 y 19:00 hrs.

COSTO: $990, $850, $700, $550 y $400. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 140 minutos con un intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *