VUELVE CUANDO HAYAS GANADO LA GUERRA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes lidian con sus demonios internos y con la Ciudad de México.

VUELVE CUANDO HAYAS GANADO LA GUERRA

 
“Íbamos a hacer un brindis, ¿qué no?”
 

Miguel ha vuelto de España para la inauguración de su exposición de pintura. Ofelia, su hermana cuate, ya hizo las reservaciones en un excelente restaurant del sur de la ciudad y hasta se compró zapatos nuevos para la celebración, lo cual no es poca cosa. Un descubrimiento vía Facebook y una manifestación afuera del departamento de Ofelia cambiarán todo y saldrán a flote todas esas cosas que uno trata de mantener en el fondo del olvido. Por cierto, Javier, vecino y amigo de Ofelia, está presente todo el tiempo, sin que Miguel logre entender por qué.

“Estar aquí no es volver.”
 

Escrita y dirigida por Bárbara Colio, “Vuelve Cuando Hayas Ganado la Guerra” es un tour de force de 75 minutos que convierte a sus espectadores en voyeurs, al invadir el departamento de Ofelia justo al momento en que los tres personajes llegan al mismo, después de un escándalo en la galería de arte. Las disfunciones familiares, los secretos, las vergüenzas, los rencores y los miedos saldrán a flote a medida que fluye el alcohol y la noche avanza hasta revelar la naturaleza misma de cada uno de ellos.

“Se vive bien aquí.”
 

El gran logro de “Vuelve Cuando Hayas Ganado la Guerra” lo encuentro en una muy inteligente confrontación entre lo micro y lo macro. Los problemas familiares con los que tienen que lidiar Ofelia y Miguel, las razones por las cuales Javier nunca se va, la enorme necesidad de aceptación de los tres o, sencillamente, los demonios internos con los que viven cada uno de ellos, son problemas monumentales que parecieran imposibles de solucionar. La forma en que llegan a palidecer cuando son confrontados con problemas que van más allá de sus mundos, como lo es una manifestación afuera del departamento, provoca la toma de perspectiva, si bien no de los personajes, del espectador. Uno  nunca debe olvidarse del mundo exterior, porque cuando se hace, el mundo viene a recordarnos que es más poderoso de lo que creemos.

“Soy un puto fracaso surrealista.”
 

La dirección de Bárbara Colio es arriesgada, sobre todo al considerar que ella es la dramaturga de la obra. La ficción comienza desde antes de entrar al salón de ensayos de Carretera 45, donde se desarrolla la puesta, pues se nos indica a los 25 espectadores que cabemos en la sala, que una vez que lleguen los personajes, debemos de seguirlos por unas escaleras hasta el interior del “departamento”. A partir de ahí, se nos presenta un trabajo que a momentos pareciera hiperrealista, a otros intimista, pero que en unos más cobra tintes oníricos o simbólicos. Esto no es exactamente un desacierto, pero llega a confundir a momentos. La línea de la ficción, la teatralidad y el mundo real es muy delgada a veces y Bárbara camina peligrosamente en la rayita. Cabe destacar, igualmente, que se logran momentos de gran impacto durante el transcurso de la obra. El clímax eufórico de Miguel, Ofelia y Javier mientras cantan “Don’t Stop Believing” es grande, sobre todo por el quebranto absoluto que le sigue de inmediato, consiguiendo teatralidad hermosa en su realización y terrible en sus implicaciones.

“Ya me está chocando tu actitud de artista atormentado.”
 

Los actores están claramente comprometidos con su trabajo actoral y con la visión de su directora. Alejandro Morales y Karina Díaz se entregan al máximo de sus capacidades a sus personajes, aun cuando los resultados resulten disparejos a momentos. El trabajo que verdaderamente destaco es el de Pedro de Tavira Egurrola como Javier. Ya había tenido la oportunidad de ver, y aplaudir, a Pedro en “Tom en la Granja”, donde terminé maravillado con su trabajo. Ahora, en “Vuelve Cuando Hayas Ganado la Guerra”, consigue uno de los silencios más profundos que he oído en una sala de teatro en todo el año, al revelar la razón por la que Javier no se ha ido. Un bello trabajo de actuación que provoca mi deseo de seguir asistiendo a cuanto montaje aparezca donde él participe.

“Es fácil vestirte de superhéroe, si sabes que jamás vas a ser uno.”
 

La Ciudad de México es un ente vivo con el que lidiamos todos los días. Algunas personas pelean y otras hacen el amor; unos planean una boda y unos un divorcio; en el piso de arriba hay besos y en el de abajo hay lágrimas; en la calle de enfrente se prepara un funeral y en el hospital de a lado hay un nacimiento. Yo estoy en mi casa, escribiendo una reseña teatral. Hay millones de historias sucediendo al mismo tiempo en esta ciudad, todas y cada una de ellas de vital importancia y relevancia para quien la está viviendo. Todo eso palidece cuando en un segundo un terremoto sucede, una enfermedad ataca o una manifestación se sale de control.  

¿Qué guerra es la que se tiene que ganar? La que se lucha con uno mismo todos los días. La de aceptar lo que se es, con virtudes y defectos, con ilusiones y perversiones. La guerra de sencillamente tratar de ser lo más feliz posible con las condiciones que se tienen.

Búscanos en Facebook como Entretenia

Twitter: @Entretenia

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Vuelve Cuando Hayas Ganado la Guerra”
AUTOR Y DIRECCIÓN: Bárbara Colio
ACTÚAN: Alejandro Morales, Karina Díaz y Pedro de Tavira Egurrola.
DÓNDE: Espacio Urgente 1 del Foro Shakespeare.
DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa.
CUÁNDO: Miércoles 20:30 hrs.
COSTO: $150, boletos en taquilla.
DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. 
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *