SOR-PRESAS ¡A-MÉN!

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

21


Para quienes desean carcajearse con los sueños de estrellato de unas monjas un tanto irreverentes y masculinas.

SOR-PRESAS ¡A-MÉN!

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Mucha gente tiene la mala impresión de que todas las monjas somos una aburrición.”

¡Bienvenidos al festival de recaudación para beneficencia de las hermanas de San-tito! Tras un lamentable incidente en la cocina del convento, donde una deliciosa sopa dejó a unas cuantas monjas seis metros bajo tierra y a cuatro más en un congelador, la Madre Superiora tuvo la magnifica idea de montar un pequeño espectáculo para juntar algunos centavitos y, ya de paso, liberar los sueños de fama, éxito y aplausos que cada una de las hermanas guarda en su corazón. ¡A bailar, a cantar y, en una de esas, a darse un pasón! Esta fiesta no muy católica está por comenzar.

“Yo preferí ser una monja que tener mi nombre en neón.”

La Madre Superiora no sabe gastar el dinero de manera adecuada, Sor Amnesia, como su nombre bien lo indica, ha perdido la memoria, pero no sus dotes para la ventriloquía; Sor María Cleo tiene claras aspiraciones para el ballet; Sor Humberta está un tanto amargada, principalmente por lo feo de su nombre, y Sor Elizabeth tiene una sed insaciable por subirse al escenario. Concebida originalmente como un espectáculo de cabaret, para más adelante convertirse en el segundo musical de mayor éxito en Off-Broadway, “Sor-Presas” es una comedia con fuertes tonos absurdistas escrita en su entereza por el escritor y compositor norteamericano Dan Goggin. A partir de una premisa absurda en el que cinco monjas tienen que solucionar un ligero problema antes de que lleguen las autoridades de salubridad, y un sentido del humor que transita entre lo ridículo y lo hilarante, el musical cuenta con más de una veintena de canciones que divierten enormemente a medida que el espectador se va encantando con las cinco hermanas y sus muy evidentes psicopatías.




“Chicas, si quieren ser monjas, métanse a una orden donde no tengan que usar hábito.”

Tras haber inhalado una sustancia poco apropiada para un convento, la Madre Superiora empieza a decir unos cuantos improperios, incluso llegando a decirle a una muy poco divertida Sor Humberta que parece hombre. En una escena más adelante, mientras ellas mismas junto con Sor Amnesia leen unas cuantas recetas de cocina, se hace referencia a un exquisito platillo de pierna de cordero… de Dios. Uno de los puntos fuertes de “Sor-Presas ¡A-Mén!” radica en la adaptación y traducción de Alejandro Orive quien tropicaliza de manera acertada el material original a un sentido del humor blanco, ingenioso y de alta comicidad. De tal manera, un títere de una reverenda un tanto majadera arranca risas a partir de cierta picardía, pero nunca por el uso de groserías. Asimismo, la elección de hacer uso de un elenco 100% masculino para interpretar a las monjas imprime una comicidad adicional a toda la propuesta, aporta al absurdo, sin agregar elementos que pudieran prestar a albures u otro tipo de humor arrabalero.

“Con el tap pateas las tentaciones.”

El teatro se ha convertido en el auditorio de la secundaria Santa Elena, donde los alumnos presentan su montaje de Vaselina. Por ello, se pueden ver elementos de tal montaje, manufacturados con la calidad escolar que se esperaría. En una escena donde Sor María Cleo describe su rutina de mañana antes de lanzarse en toda una coreografía de ballet, una cama propia de una adolescente obsesionada con la diamantina y los colores pastel aparece en escena. Con una producción que culmina lo absurdo de toda la dramaturgia, la dirección que Salvador Nuñez imprime a “Sor-Presas ¡A-Mén!” es precisa para fortalecer la comedia, crear un ambiente relajado y propicio para la comedia desde antes de la tercera llamada. De tal manera, el público se carcajea mientras que Sor Amnesia realiza un examen a los presentes sobre la canción que acaban de escuchar y en el que los premios podrían ir desde unas estampitas de santos hasta una inverosímil Biblia de bolsillo. Adicionalmente, es necesario destacar el trabajo que se realiza con el diseño de audio, uno en donde cada una de las palabras cantadas se entiende a la perfección. La puesta en escena parte desde la pretensión de hacer reír con humor blanco, de explotar la ridiculez del musical, de ofrecer un divertimento delectable. En cada una de estas pretensiones la dirección triunfa cabalmente.




“Aunque soy reverenda, puedo ser tremenda.”

Tras finalmente lograr tener su momento sobre el escenario, Sor Elizabeth comienza a realizar una serie de imitaciones haciendo uso de su hábito como vestuario. A partir de ello, el personaje favorito de Walt Disney y uno de sus compañeros, un icónico personaje de Star Wars, o hasta un dinosaurio cobran vida. Poco antes del intermedio, la Madre Superiora toma por accidente una droga recreativa y en una escena bastante extensa mantiene a todos los espectadores en carcajadas mientras son testigos del viaje psicotrópico al que se enfrenta. “Sor-Presas ¡A-Mén!” cuenta con un elenco conformado por Carlos Rodea, Jacobo Toledo, Bobby Mendoza, Diego Llamazares, Pepe Ángeles e Isaac Guerrero. Ya sea cantando, bailando tap o ballet en puntas, dando una catedra en timing cómico, practicando ventriloquía, o meramente poniéndose una lampara bajo la barbilla para representar a una monja famosa por sus películas de terror, cada uno de los actores tiene su momento para brillar, para provocar carcajadas, para evidentemente divertirse con la obra, hecho que se proyecta hacia las butacas. Una mención es igualmente necesaria para los músicos en escena Diego Romero “Jack Kool” y Leo Alvarado quienes con un par de instrumentos logran llenar por completo el espacio.

“La madre superiora no siempre aprueba de mis ocurrencias.”

Desde el momento en que un par de hombres vestidos en hábitos de monja le piden al público que hagan la ola antes de la tercera llamada uno sabe qué es lo que se espera. Sin embargo, debo confesar que la cantidad de risas que solté durante la función entera de “Sor-Presas ¡A-Mén!” me sorprendió y me llenó de alegría. En un mundo tan oscuro como el que vivimos en la actualidad, a momentos necesitamos justo esto: un escapismo profundamente divertido en el que el propósito sea reír, reír y no parar de reír. Amén por eso hermanas.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Sor-Presas ¡A-MÉN!”

MÚSICA, LETRAS Y LIBRETO: Dan Goggin

TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN: Alejandro Orive

DIRECCIÓN: Salvador Nuñez

ACTÚAN: Carlos Rodea, Jacobo Toledo, Bobby Mendoza, Diego Llamazares, Pepe Ángeles, Ian Galicia (alternando funciones) e Isaac Guerrero.

MÚSICOS EN ESCENA: Diego Romero “Jack Kool” y Leo Alvarado.

DÓNDE: Teatro Enrique Lizalde

DIRECCIÓN: Héroes del 47 122, Colonia San Mateo Coyoacán.

CUÁNDO: Jueves 20:00 horas. Hasta el 21 de abril 2022.

COSTO: $450. Disponibles en taquilla y ¿Buscas boletos para sorpresas? Encuentra entradas en Ticketmaster MX

DURACIÓN: 120 minutos con un intermedio de 10 minutos.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.