POLLITO

Por  |  Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean entrar en un feroz universo femenino en el que una inocente sólo quiere ser feliz.

POLLITO

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: José Jorge Carreón

“El animal con el rostro de mi padre me mira.”

Desde niña los embates comenzaron. Un animal nocturno que le desgarró las entrañas, una madre que prefirió hacerse la ciega a aceptar una cruda realidad, un pasado cargado de tradiciones corrosivas, todo un mundo que pareciera haber sido creado para hacerla sentir culpable, incapaz o inferior, cuando en realidad ella sólo está buscando ser una niña feliz y normal, viviendo lo que todas experimentan. Le dijeron que ella no era más que un pollito; en realidad es una mujer que tiene todo el derecho de serlo sin jamás sentirse menos por ello.

“No tengo ganas de tu mirada.”

La violencia, prejuicios y sistemas podridos que agreden a la mujer durante diferentes etapas de su vida son algunos de los temas que Talia Yael explora en “Pollito”, obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo Trejo 2019. A través de una serie de viñetas que van desde la temprana niñez del personaje principal hasta su edad adulta, la autora explora el nacimiento de la sexualidad, el abuso infantil, y la envidia entre mujeres, entre muchas otras vertientes desde una óptica animal, donde vacas, gallinas, toros y otras aves de corral se convierten en metáforas de la bestialidad humana.




“Lo que brote de este huevo será mío.”

La pequeña aparentemente sin nombre, porque su infantiloide madre prefiere que se le llamen Pollito, ya no va a la escuela. La figura ausente del padre es un punto de conflicto entre madre e hija, una relación tóxica que generará envidias y hasta celos en los años venideros. Dado que “Pollito” es un collage de diferentes etapas en la vida de la protagonista, algunas de las narrativas tienen una mayor solidez que otras. De tal manera, una clase de cocina donde el inicio de la menstruación es contundente tanto en su trama como en el mensaje de violencia subyacente en el que los prejuicios de una madre están presentes, el primer beso en una alberca, que revela toda la desinformación que un joven puede recibir de su padre, se diluye en una demasiado larga exposición. El camino de la violencia que plantea la dramaturga es terrible, pero a momentos resulta un tanto extenuante.

“Ser una cabra en casa de gallinas no está bien visto.”

Un ojo de cartón de enorme tamaño es papá, un grupo de vacas con máscaras de grandes cabezas son miembros de una familia que equipara el matrimonio a una especie de sacrificio animal, un hombre con cabeza de pene representa la masculinidad tóxica que poluta a toda la sociedad. La dirección de Micaela Gramajo, creadora escénica reconocida por sus muy logradas experimentaciones con variantes lenguajes teatrales, lleva el texto de “Pollito” a un terreno de metáforas visuales que resultan tanto fascinantes como provocadoras. Una sabana que cae lentamente del pubis de una niña es tan potente como la imagen de una muñeca de papel gigante que conjuga lo femenino con una gallina. El resultado es una constante reinterpretación de los estímulos que Gramajo presenta por parte de los espectadores, creando un viaje personal en cada uno  dependiendo de los posibles significados que se les dan.




“Extraeré el deseo de ser distinta.”

Las tres actrices que dan vida a los diferentes momentos de la vida de Pollito adaptan su vestuario a medida que van transformando sus interpretaciones con el paso de los años. Una madre infantiloide, al punto de lo insufrible, se convierte en una mujer amargada, casi ridícula, en su incapacidad de asumir su soledad y los años que carga. El padre, carismático en su amenazador deseo perverso, puede ser una cabra macho a punto de apoderarse de la mujer que se ha entregado como ofrenda para hacer de ella lo que quiera. El elenco de “Pollito”, miembros de la Compañía Nacional de Teatro, está conformado por Armando Comonfort, Judith Inda, Miguel Ángel López, Dulce Mariel, Carlos Matus, Gabriela Núñez, Nara Pech, Ana Karen Peraza y Alan Uribe Villarruel. Cada uno de ellos entrega un trabajo sólido y coherente con la propuesta escénica de Gramajo, cada uno de ellos potencializando el horror que texto y directora quieren representar.

“¿Cuándo se deja de ser lo que te dicen que eres?”

“Pollito”, obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo Trejo 2019, se presentará de viernes a domingo en el Teatro Helénico hasta el 27 de Junio. Es una coproducción entre el Centro Cultural Helénico y la Compañía Nacional de Teatro.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Pollito”

DRAMATURGIA: Talia Yael

DIRECCIÓN: Micaela Gramajo

ELENCO: Armando Comonfort, Judith Inda, Miguel Ángel López, Dulce Mariel, Carlos Matus, Gabriela Núñez, Nara Pech, Ana Karen Peraza y Alan Uribe Villarruel.

DÓNDE: Teatro Helénico

DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Guadalupe Inn.

CUÁNDO: Viernes 20:00, Sábado 19:00 y Domingo 18:00 horas. Hasta el 27 de Junio.

COSTO: $155. Boletos en taquilla o en https://www.helenico.gob.mx/

DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio. Principio del formulario

DATOS ADICIONALES DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.