NOCHE DE REINAS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes entienden que, en Shakespeare, como en el mundo, hay espacio para duques, cómicos, princesas, personas trans y hasta Rocío Durcal.

NOCHE DE REINAS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Esta noche hemos decidido actuar.”

Esta es una noche de teatro, risas y memoria. Siete personas trans toman el escenario para retomar y representar lo que otro grupo de personas trans crearon no hace tanto con una obra de Shakespeare, o mejor dicho con una versión que mejor reflejara sus sueños y realidades. Claro que para que la cosa funcione se necesitan de unas cuantas donaciones, incluyendo un molcajete. También se requiere de mucha imaginación para darle vida a sirenas, leones disecados, gaviotas y hasta una vendedora de empanada. Sin embargo, lo más importante y urgente es poner un poco del alma de cada une para que nunca nadie más sea invisibilizado, olvidado o, tristemente, asesinado.

“Esto no es una comedia.”

Nacida como un proyecto comunitario de reinserción social dentro de la Casa Hogar Tiresias, primer refugio en México para mujeres trans, “Noche de Reinas” es una puesta en escena de creación colectiva liderada por el creador escénico César Enríquez. En busca de crear un espacio para la creación artística de manera libre y amorosa, la propuesta tomó la obra Noche de Reyes de William Shakespeare como punta de lanza para permitir a seis mujeres y un hombre trans expresar sus ilusiones y dolencias, sus realidades y fantasías, todo ello haciendo uso del ácido y punzante humor que ha caracterizado al creador de La Prietty Guoman. Fue así que nació una puesta en escena donde una princesa y la mala de la telenovela comparten un espacio, donde al ritmo de una canción de Rocío Durcal se canta toda la trama de una comedia shakesperiana, donde siete seres humanos encuentran su voz artística.




“Sé lo que es ser diferente y que no te den trabajo.”

Terry Holiday interpreta a Luisa, quien hiciera a una directora de teatro embriagada de poder; Kary Valle es Karina, una mujer trans que en su versión de Shakespeare sería una gaviota y Rocío Durcal; Lucero León es Poleth quien decidió que sería un duque en la obra, pero tenía que ser un duque cómico. Una pandemia después, y con la pérdida de la totalidad del elenco original a causa de diversas circunstancias, “Noche de Reinas” evoluciona. Un nuevo grupo de personas trans, en su gran mayoría no dedicades a las artes escénicas, se ha reunido no para un mero remontaje, sino para interpretar a aquelles que ya no continuaron y así mantener sus historias con vida. Sin embargo, se adicionan las nuevas y propias vivencias, inquietudes y realidades. De tal manera, la puesta en escena se ha transformado en una hilarante pieza de cabaret que arranca carcajadas entre las butacas, al mismo tiempo que es una pieza de teatro documental que rescata la memoria de quienes no siguen en el escenario. Su propósito actual incluye que esta bitácora teatral cabaretera y shakesperiana continúe a medida que el elenco siga cambiando, evolucionando y madurando.

“¡Las princesas no se visten de hombre!”

Un libreto de William Shakespeare es presentado como un libro para niños tridimensional; un molcajete se convierte en una corona, un embudo en una copa de champagne, y un termómetro en una pistola en manos de una desquiciada; canciones de Lupita D’ Alessio y Rocío Durcal con letras cambiadas para cortarle la rebaba al bardo inglés; siete fotografías que congelan la sangre y arrancan una ovación a favor de la memoria. La escenificación de “Noche de Reinas” a cargo de Enríquez es un homenaje a cada una de las personas que han participado en la obra, presente y pasado, para darle vida a sus aspiraciones y fantasías, al mismo tiempo que es una denuncia contra una sociedad que brinda ojos ciegos a la comunidad trans. Sin embargo, también es comedia ácida y absurda, es cabaret que arranca carcajadas y lleva a la reflexión, es Shakespeare si este fuera una canción de Rocío Durcal. Juegos con telones, video proyecciones que muestran al espectador parte del proceso creativo en la Casa Hogar Tiresias con el elenco original, anunciar las llamadas con letreros de cabeza y una ridícula pasarela son parte de una serie de elementos que potencializan la puesta en escena y su propósito.




“¡La que vuelva a interrumpir se vuelve buga!”

Mel Fuentes, la única actriz de profesión dentro de la obra, hace las veces de sí misma y de Alejandra, una mujer trans que soñaba con ser actriz; Santiago Salazar, único hombre trans en la obra, es Diego y el asistente, y una hilarante alfombra de oso de fauces abiertas; Ximena Dos Santos como Jessica y la mala de la telenovela, pierde todos los estribos en un momento de la puesta en escena y amenaza a todos con un termómetro en mano convertido en arma de fuego. De primera vista, “Noche de Reinas” pareciera un trabajo sencillo de realizar a nivel actoral, uno que pide personificar ciertos roles como el cómico, la princesa o el asistente que no habla. No obstante, la ambiciosa y bien lograda visión de Enríquez pide de los involucrados, no actores o actrices de profesión salvo por Fuentes, que realicen el doble papel de su personaje y de la persona trans que lo interpretó anteriormente. Si bien las herramientas histriónicas no están presentes al 100%, el compromiso, entrega y honestidad sí, dando como resultado un montaje por demás divertido y fluido, poderoso en su denuncia, contundente en un final capaz de mover fibras profundas en los asistentes. Tanto en la manera en que Marelyn Olivera cumple su fantasía de ser princesa, o en la forma en que nos comparte la dolorosa historia de Miriam, la convicción está, transforma, nos recuerda del por qué el teatro es capaz de cambiar vidas.

“Ahora soy el ser humano que siempre he querido ser.”

Largo ha sido el camino que ha recorrido César Enríquez desde la primera vez que aplaudí “Petunia, Sola en Sanborts” en el 2016. Un talentoso y muy trabajador cabaretero se ha convertido, no sólo en uno de los más importantes creadores escénicos del país dentro de la comunidad LGBTIQ+, sino también en un activista artístico que ha promovido los derechos de todes, gritado en contra de la violencia y la invisibilización, que ha hecho suya la causa de nuestres hermanes trans. Así como lo hice hace tiempo, junto con un teatro lleno en la clausura de la Muestra Nacional de Teatro en Léon, hoy me pongo de pie y te aplaudo, en esta ocasión a nombre mío y de todes aquelles que hoy no pueden hacerlo más.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Noche de Reinas”

DRAMATURGIA: Creación Colectiva

DIRECCIÓN Y DRAMATURGISTA: César Enríquez

DIRECTOR RESIDENTE: Sergio Carazo

ACTÚAN: Mel Fuentes, Ximena Do Santos, Kary Valle, Terry Holiday, Marelyn Oliveira, Lucero León y Santiago Salazar.

DÓNDE: El 77 Centro Cultural Autogestivo del Foro Shakespeare.

DIRECCIÓN: Abraham González 77, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Jueves 20:30 horas. Hasta el 23 de Junio.

COSTO: $200 entrada general. Boletos en taquilla y en Noche de Reinas – Boletópolis (boletopolis.com)

DURACIÓN: 65 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.