LOS ÚLTIMOS DÍAS DE CLARK K.

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que hasta los superhéroes se cansan.

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE CLARK K.

“Hace días que no me llevas a volar.”
 

No es fácil vivir una doble vida. Los engaños, las historias cruzadas, las constantes mentiras tratando de que las historias concuerden se convierten en un verdadero cáncer que termina por volver loco a cualquiera. No es fácil ser Superman. Volar todo el día salvando vidas y luchando malhechores llega a ser una tarea verdaderamente exhaustiva. Tampoco es un día de campo ser Clark Kent. Escribir para el periódico, tratar desesperadamente de mantener una identidad secreta que se ha convertido en un secreto a voces, lidiar con todas las mujeres que constantemente se le están ofreciendo con esperanza de poder ver la “S” que trae debajo del traje, es una verdadera monserga. Definitivamente no es fácil estar casado con Lois Lane. La mujer es demandante, agresiva, un tanto histérica y gritona. ¡Dos hombres no son suficientes para hacerla feliz! Lo que todos deberían de hacer es relajarse. A fin de cuentas, todo es puro teatro.

“¿A qué mujer no le gustaría acostarse con Superman?”
 

Alberto Ramos rompe con varios cánones sagrados de la mitología de uno de los superhéroes más icónicos en la historia en su obra “Los Últimos Días de Clark K.”. A partir de la genial premisa de que Superman y Clark Kent son dos personas por separado, el dramaturgo barcelonés se da vuelo y crea un mundo paralelo donde ambos personajes están sencillamente cansados de sus respectivas vidas y quisieran intentar vivir la vida desde el otro lado de la moneda. Claro, al menos eso es lo que Clark le vende a Superman, a sabiendas de que él guarda un secreto bastante oscuro que cambiará por completo la situación, para siempre e irremediablemente. Como si esto no fuera suficiente para mantenernos atrapados con la historia, Ramos agrega a la mezcla los problemas que ambos personajes tienen en su relación con Lois Lane y, más adelante, con la novia de la infancia, Lana. Todo esto arranca verdaderas carcajadas ante una situación con la que muchos de los asistentes podrán identificarse, aun cuando no puedan volar.

“Parece que estás celoso de ti mismo.”
 

El Teatro Helénico es considerado uno de los recintos sagrados por excelencia para las artes escénicas en nuestra ciudad. Quien tiene la oportunidad de ver su montaje presentado en tan prestigiado escenario debe de tratarlo con absoluto respeto y humildad, hasta ahora. El director Xavier Villanova, creador del Movimiento Íntimo para Departamentos, que incluye obras de su propia autoría como “Elektra y los Pájaros” y “Para Eliza” (ambas críticas en www.entretenia.com), ha hecho del Helénico su sala de juegos personal, donde no existen reglas ni límites, donde cada centímetro del lugar, incluyendo las butacas mismas donde hay público sentado, son cancha válida para que sus actores corran, griten, se cambien de ropa e incluso tomen una siesta o sencillamente tengan una discusión existencial. Esto, aunado a la presencia de un coro griego entonando la emblemática música de Superman, podría parecer un simple artífice efectista por parte de un director pretencioso, pero en manos de Villanova toma sentido, al convertir “Los Últimos Días

de Clark K.” en una farsa con toques absurdistas sencillamente fascinante, al tener a su público volteando para todos lados, extendiendo el cuello lo más posible para alcanzar al coro ubicado en las alturas, dentro de una obra que se sabe dentro de un teatro, donde Superman se disculpa con los asistentes por pasar por encima de ellos, Lois le recuerda a Clark que su madre puede estar entre los asistentes, o el público mismo termina siendo parte de la decoración navideña del superhéroe. Si a esto se le suma que el mismo director forma parte del montaje al darle indicaciones a sus actores a la mitad de la obra, encontramos una experiencia que resultará completamente innovadora para muchos, pero para quienes conocen el trabajo de Xavier, reconocerán un estilo que se está convirtiendo en su rúbrica.

“Ella se está acostando con dos tipos y somos nosotros los que la estamos engañando.”
 

Ciertamente “Los Últimos Días de Clark K.” es un trabajo sumamente ambicioso que requiere un gran cuidado en cuestiones de ritmo y tono. La agilidad con la que el primer acto roba el aliento a carcajadas de los asistentes debe ser consistente a lo largo de toda la historia, transformándose y evolucionando hacia las zonas más oscuras del relato, sin que esto implique una caída en la energía general del montaje. Esta misión recae tanto en el preciso cuidado de Villanova, como de todo el elenco, quien verdaderamente suda la gota gorda durante toda la obra, combinando la actuación con un subir y bajar por todo el espacio del lugar y andar trepándose por todas las butacas. En ese sentido destaco la labor actoral tanto de Carlos Quintanilla como de Anna Mariscal en los papeles de Clark y Lois Lane respectivamente. Ambos actores se entregan de lleno a sus papeles, consiguiendo que nos involucremos y queramos al primero y a momentos deseemos matar a la segunda. Georgina Rábago e Israel Amescua como Lana y Superman brillarán con mucho mayor potencial a medida que logren alcanzar los mismos niveles de energía y mantengan el tono de sus personajes a lo largo de toda la obra. Como un punto final, vale la pena hacer una mención especial a los miembros del coro de Krypton, quienes realmente le imprimen un sabor único a toda la función.

“A mí me gustaría tener súper poderes para darte una súper madriza.”
 

Siempre es refrescante cuando creadores se atreven a desmitificar figuras icónicas de la cultura pop. Alberto Ramos ha escrito una obra que humaniza profundamente al hombre de acero, plagándolo de defectos y dudas que van a la par de todas las virtudes que los comics le han conferido. Xavier Villanova potencializa “Los Últimos Días de Clark K.” con un toque personal y único que entrega al público una experiencia teatral diferente, enfatizando lo que ya había pensado desde la primera vez que vi su trabajo en escena: este joven director guarda dentro de sí un enorme potencial que crecerá y llegará muy lejos a medida que vaya perfeccionando su gran talento. Una obra que dejará a los fans del comic encantados, a los conocedores de teatro intrigados y al público en general con una obra diferente que divierte mucho.

“Si Clark y Superman fueran dos personas diferentes, ¿a quién elegirías?”
 

El cine es donde busco diversión y esparcimiento, mientras que en el teatro siempre me gusta más encontrar formas de enaltecer mi alma. Me encantan las películas de superhéroes, incluso las más recientes de Superman, que, como todos los fans sabemos, no han sido precisamente las más exitosas. Llevar el mundo de los superhéroes al escenario nunca ha sido tarea fácil; bastaría con preguntarles a los creadores de “Superman, el Musical” para dar fe de mi aseveración. Mi más profundo agradecimiento a “Los Últimos Días de Clark K.” por encontrar un espacio donde mi lado superficial y banal puede coexistir en paz con mi parte más cultural e intelectual.

  

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com
 

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Los Últimos Días de Clark K.”
DRAMATURGIA: Alberto Ramos
DIRECCIÓN: Xavier Villanova
ACTÚAN: Anna Mariscal, Carlos Quintanilla, Georgina Rábago e Israel Amescua.
DÓNDE: Teatro Helénico.
DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.
CUÁNDO: Lunes 20:30 hrs.
COSTO: $200 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.
DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. El Centro Cultural Helénico cuenta con una vasta cartelera durante toda la semana tanto en el teatro como en su espacio alternativo, La Gruta. Les recomendamos revisarla.
COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.