¿CUÁL ES LA MEJOR DROGA PARA MÍ?

Por  |  1 Comentario
COMPARTE!

Para quienes entienden que las drogas nunca son la respuesta, por más vacía que sea su vida.

¿CUÁL ES LA MEJOR DROGA PARA MÍ?

“Seneca dice: el error no está en las cosas sino en nosotros.”
 

Todo habría quedado en una simple curiosidad, una ligera cosquilla en la parte trasera de su mente, de no haber sido por ese fatídico día en el metro. Ella supo que no habría marcha atrás en el instante en que su mirada se clavó en esa bolsita de plástico llena de píldoras. A partir de ahí, el destino y su valor se encargaron de llevarla de la mano por un camino que la volvería inmensamente feliz y la terminaría por destruir. Marihuana, cocaína, MDMA, éxtasis… bellas palabras donde cada una de ellas encierra promesas de hermosos viajes alucinantes, relajación total, inmensa alegría, todo aquello que está ausente en su vida. ¿Ustedes qué esperan para empezar? Sólo hace falta que abran la boca, metan la pastilla y traguen. Todos sus problemas desaparecerán, ella se los puede garantizar e incluso demostrar.

“Nunca es demasiado temprano para empezar.”
 

Hablar de drogas en el escenario es típicamente asociado con un teatro para jóvenes, sumamente aleccionador y generalmente de poco interés para los adultos. Sin embargo, la dramaturga alemana Kai Hensel ha conseguido un texto verdaderamente divertido, escalofriante, incluso aterrador, y único con “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?”, donde se nos presenta a Hanna, una típica ama de casa de clase media que ha caído en las drogas gracias a una mezcla entre el aburrimiento, la curiosidad y el fastidio de su vida diaria.

“Éxtasis puede ser una muy buena droga, de entrada.”
 

Lejos de intentar educar al público en contra del uso de cualquier narcótico, Hensel presenta un texto de impresionante inteligencia donde se nos habla justamente a favor de su uso, en una especie de terapia de choque, que tendrá un poderoso efecto sobre el público justamente en dirección contraria. Hanna involucrará a cada uno de los asistentes, ya sea explicando a nivel científico los beneficios que producen los diferentes estupefacientes, o literalmente obligándolos a ser parte del montaje, convidando una galleta, compartiendo un trago, confrontándolos con su propia tumba o incluso recibiendo un electroshock. Una dramaturgia verdaderamente de vanguardia que muestra los horrores que producen las drogas al demostrar que cualquiera es sujeto a caer en ellas, si no es que ya sucedió y ni siquiera se han dado cuenta.

“¿Cuántas veces les faltó el valor necesario en el segundo decisivo?”
 

La dirección que presenta Arcelia Guerrero en “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?”  está a la altura de la obra escrita. Haciendo un muy buen uso, no sólo del interior de La Gruta, sino también de su exterior, Guerrero aprovecha los diferentes niveles del espacio para recrear tanto el mundo externo como el interno del personaje principal. Así mismo, el diseño de escenografía e iluminación a cargo de Ana Patricia Yáñez muestra una de las mejores propuestas que he visto en este espacio en los últimos años, mismo que la directora aprovecha al máximo. Una gabardina, una flauta, una hamaca, algunas maletas y una escalera, entre varios elementos escénicos más, son re-significados a lo largo de toda la obra, produciendo tanto risa como escalofríos, nerviosismo y angustia, mientras nos adentramos más y más en la espiral descendente en la que ha caído Hanna.

“A una mujer le basta con un vasito de licor en la mano.”

Nada de lo antes mencionado funcionaría sin la actriz exacta. María del Carmen Félix, quien me impresionara recientemente con su trabajo en “Fando y Lis”, actualmente presentándose en El Círculo Teatral (crítica en www.entretenia.com), verdaderamente hace una interpretación extraordinaria en “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?”. De la seriedad con que nos presenta las diferentes drogas en el mercado, así como sus efectos, hasta el infierno al que se ha sumido, Félix maneja un tour de forcé actoral como pocas veces he visto en escena. Su transformación de una dulce pero aburrida ama de casa a una adicta desesperada, dispuesta a hacer lo que sea con tal de conseguir una nueva dosis, me remitió a momentos a Ellen Burstyn en la aterradora película de Darren Aronofsky “Réquiem por un Sueño”, con la única diferencia de que los ojos desorbitados y enrojecidos de María del Carmen, así como el temblor delirante de sus manos, los tenía a tan sólo unos centímetros de mi cara. En un año donde he tenido la fortuna de aplaudir de pie a grandes actrices, María del Carmen Félix se levanta por encima de todas al demostrar una capacidad, tanto física como mental, para poder interpretar el papel que así decida.

“Son cien varitos, doña.”
 

Ciertamente “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?” no es un monólogo en su totalidad. Leopoldo Bernal se encarga de dar las pautas para que María del Carmen pueda brillar, asumiendo los diferentes papeles masculinos que se requieren. Una vez más, la dirección de Arcelia Guerrero sale triunfante, al mantener al actor prácticamente en la oscuridad, en el anonimato, la mayor parte del montaje, convirtiéndose en una especie de presencia que ronda la mente de Hanna. Bernal sabe que su trabajo es potencializar el de su compañera en escena, y lo asume de manera generosa.

“Nadie puede ser feliz las 24 horas del día.”
 

Desde muy pequeños se nos bombardea constantemente sobre los múltiples daños que ocasionan las drogas, el tabaco, el alcohol y es una guerra que seguimos perdiendo día con día, no sólo en las escuelas o entre los adolescentes, sino en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Tal vez lo que necesitamos es cambiar de discurso, que nos vendan lo maravillosas que son, para después ser testigos de primera mano de cómo en verdad son uno de los caminos más rápidos hacia el infierno. Nunca he probado una sola droga ilegal en mi vida. Nunca he tenido el menor interés ni la más mínima curiosidad en hacerlo. ¿La razón? Yo entiendo perfectamente que tengo una personalidad adictiva y si lo hiciera, sería muy fácil para mí engancharme. Después de “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?” estoy convencido de que jamás, entiéndanlo bien, jamás me atreveré.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “¿Cuál es la Mejor Droga Para Mí?”
DRAMATURGIA: Kai Hensel
TRADUCCIÓN: Citlali Bernhardt
DIRECCIÓN: Arcelia Guerrero
ACTÚAN: María del Carmen Félix y Leopoldo Bernal.
DÓNDE: La Gruta dentro del Centro Cultural Helénico.
DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.
CUÁNDO: Viernes 20:30 hrs.
COSTO: $150 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.
DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. La Gruta es el espacio alternativo del Centro Cultural Helénico. Les recomendamos revisar su extensa cartelera.
COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.