LAS MENINAS: UN PECADO LLAMADO JUÁREZ

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean carcajearse con la ira de la Tía Cecilia en contra del hereje zapoteco.

LAS MENINAS: UN PECADO LLAMADO JUÁREZ

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“En esta velada hablaremos del ser más despreciable que ha pisado la Tierra.”

Muchas han sido las ocasiones en que la siempre recatada tía Cecilia ha perdido los estribos durante alguna tertulia debido a la mención de su némesis, el Benemérito de las Américas. Sin embargo, nunca realmente se había dado una explicación razonable para tal odio desmedido. Nunca… hasta ahora. Aunque haya intentado manipular los resultados de la Noria de la Historia, la tía Cecilia tendrá que escuchar la historia de Pablito Juárez.  Regocíjense plebeyos pues la hora de la verdad ha llegado y el secreto por fin será revelado. Si a la tía le dé el supiritaco o, como ya es costumbre, se le cae el cuajo, es un precio justo por aprender la verdad histórica a base de carcajadas.

“Cada vez que oigo ese nombre la boca se me llena de bilis.”

Tras una larga espera debido a la pandemia, Las Meninas han regresado al escenario renovadas, más gracias que nunca, con nuevos personajes y hasta una dinámica para decidir cuál será la historia que será contada en la velada que podría recordar a cierto programa de concursos protagonizado por Kippy Casado. En esta ocasión, con “Las Meninas: Un Pecado Llamado Juárez”, Doña Bárbara y Alma María serán testigos de la ira desmedida de la Tía Cecilia a medida que se revelan sus razones para odiar al benemérito de las Américas. Con su ya característica irreverencia, ácido sentido del humor e indiscutible verdad histórica, Hugo Isaac Serrano, ahora en mancuerna con Diego Valadez en la dramaturgia, expone a fondo la vida de quien será referido únicamente como Pablito en la obra para evitar que la tía cometa actos de cierta ordinariez sobre el escenario. Esto incluirá referencias a La Bella y la Bestia y Aladdín, toda una gama de hilarante e ingeniosos insultos dirigidos a la efigie del billete de 500 pesos y una plétora de chistes referentes a su corta estatura. Sus logros y sus desaciertos, su ascensión al poder, su aparente sed de poder, su guerra contra el clero y hasta sus tragedias personales son retratadas en el estilo característico de cabaret de la serie, parte esencial de la fórmula que ha hecho de Las Meninas un fenómeno escénico a lo largo de los últimos años.




“Se aferró a la ley civil como la garrapata que era.”

La llegada de Maximiliano a México se presenta como un número musical de una clásica película de Disney; la tragedia de Margarita Maza, esposa del presidente, en la ciudad de Nueva York se convierte en un vaivén de bebés de plástico al ritmo de una famosa cumbia de su tocaya; un enfrentamiento entre revolucionarios y el presidente desemboca en un duelo de coplas. Uno de los puntos más destacables dentro de la dramaturgia de Hugo Isaac Serrano en “Las Meninas: Un Pecado Llamado Juárez” es el uso de canciones conocidas que son adaptadas para fines cómicos dentro de la narrativa. A pesar de que esto es una constante en la serie, en esta ocasión el nivel de ingenio llega a nuevas alturas, destacando el número final, creado a partir de una de las canciones más exitosas, y odiadas, de los últimos años, es uno de los momentos de mayor hilaridad en toda la muy amplia dramaturgia de Las Meninas. No cabe duda de que la pluma de Serrano se ha afilado y puntualizado a medida que los personajes han evolucionado a su lado. Asimismo, la llegada de Valadez aporta nuevas ideas, mismas que son bien recibidas desde las butacas.

“Tía, no festeje la muerte del presidente.”

El palacio de Las Meninas nunca ha lucido más glamoroso que sobre el escenario del teatro Milán, a pesar de la presencia de una réplica del horrendo busto de Juárez a cargo de Montalvo Salazar. En este mucho más amplio espacio la comedia se intensifica cuando de un extremos del escenario el pitufo oaxaqueño grafitea un mapa del centro histórico mientras que la Tía Cecilia se desmorona al otro lado. La dirección de Luis Huitrón en “Las Meninas: Un Pecado Llamado Juárez” se beneficia profundamente por el nuevo espacio en el que se escenifica, así como por un ritmo que permite que la comedia caiga justo en el lugar donde producirá el mayor número de carcajadas.




“Si bien no llegó alto, sí llego muy lejos.”

Desde la última vez que vimos a María Bárbara, la aristócrata ha aprendido a tocar las castañuelas y a hablar con un divertido acento ruso; Alma María, cada vez un poco más inocente en su caracterización, cae horrorizada ante una verdad innegable sobre su nombre; la tía Cecilia en un estado de shock total, convulsiones incluidas, se retuerce y esputa al ver como su enemigo de Oaxaca destaza, literalmente, los cimientos de su fe. El elenco de “Las Meninas: Un Pecado Llamado Juárez”, conformado por Luis Huitrón, Christian Escorcia y Cristina Cortés logra nuevas alturas con el desarrollo de sus personajes en esta nueva puesta en escena, siendo que cada uno de ellos se encuentra más y mejor conformado dentro de las personalidades establecidas por la dramaturgia. Junto a ellos, se suma la presencia de Marvin Ortega quien tiene la oportunidad de brillar, tanto en comedia como en su capacidad vocal, como el nuevo mozo de la serie. Norma López también se suma a la puesta en escena como Vesubia, un personaje que es parte de la servidumbre.

“Yo te golpearía en la cabeza, pero me da asquito contagiarme de pobreza.”

Son ya casi cinco años desde la primera vez que aplaudí el trabajo de Las Meninas. En aquel momento reí como hacía mucho no lo hacía, mucho menos con datos duros sobre la historia de México. Desde entonces, he tenido la fortuna de ver la propuesta madurar, crecer, evolucionar y, en el camino, volverse cada vez más hilarante. Las Meninas han vuelto y es hora de volver a llenar las butacas, de reír con ellas, de apoyar un proyecto que merece una ovación de pie en cada función y, en el camino, quizás ser un poco más informados sobre lo que ha sido la verdad detrás de nuestra historia.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia

 

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Las Meninas: Un Pecado Llamado Juárez”

DRAMATURGIA: Hugo Isaac Serrano y Diego Valadez.

IDEA ORIGINAL Y DIRECCIÓN: Luis Huitron

ACTUAN: Luis Huitron, Christian Escorcia, Cristina Cortés, Marvin Ortega y Norma López.

DÓNDE: Teatro Milán

DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Jueves 20:45 horas. Hasta el 21 de abril.

COSTO: $450. Boletos en taquilla y ¿Buscas boletos para meninas? Encuentra entradas en Ticketmaster MX

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Teatro Milán, dentro del mismo edificio.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.