LA NIETA DEL DICTADOR

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren ver las dictaduras como lo que son: una payasada.

LA NIETA DEL DICTADOR

 
“¿Por qué nos odian tanto?”
 

La familia es una institución sagrada que se debe de defender ante todo y por encima de todo. Antes de que la mandara a estudiar a España o a vivir a Nueva York con su mamá, su abuelo Tatito siempre le dedicaba, sin falta, los viernes del cinco para la una al cinco para las dos. Un lazo profundo y hermoso se formó entre nieta y abuelo que, ahora que él está viejo y decrépito postrado en una cama, la lleva a entender que es su deber pasar el mismo tiempo con él para platicarle de su vida, compartir sus pensamientos y, por supuesto, leerle alguna de las novelas de vaqueros que tanto le gustaban. El único problema es que todas esas mujeres en la calle que claman justicia por sus hijos perdidos durante la dictadura no la dejan abrir la ventana y orear un poco el rancio ambiente del lugar.

“A lo mejor en tu cabeza sigo siendo tu princesita.”
 

David Desola ha creado un híbrido entre farsa, sátira política y espectáculo de clown en la nueva producción de la compañía teatral Puño de Tierra, “La Nieta del Dictador”. Con un gran sentido de humor negro, Desola nos lleva tanto a la recámara de un exdictador anciano y decrépito durante sus últimos días de vida, como a la mente de su nieta quien ha vivido los horrores de una dictadura desde su muy particular y protegido punto de vista. El resultado en escena podría decirse que termina siendo, literalmente, una payasada.

“¡Como si por ser dictador, uno ya fuera malo!”
 

La solemnidad con la que se recibe al público, la imagen del dictador en su máxima gloria en un cuadro enorme justo encima de la cama donde éste mismo se encuentra postrado a un respiro de la muerte, se ve destruida en cuanto se escuchan los primeros acordes de la música. Esa primera sorpresa, que arranca la carcajada involuntaria, marca el tono con que Fernando Bonilla dirige “La Nieta del Dictador”. Elementos de enorme teatralidad, como el uso de un muñeco para representar al abuelo moribundo o el abrir y cerrar de unas ventanas, son utilizados de manera ingeniosa y efectiva para conseguir en el público las diferentes reacciones que la obra puede llegar a provocar.

“Este es el palacio de mierda y yo vivo en él.”
 

La nieta, un tanto tonta, un tanto ingenua, pero llena de cariño por su abuelo, está a cargo de Valentina Sierra. El camino emocional que lleva el personaje de Valentina, del amor incondicional a la duda y cuestionamiento; de la entrega al rencor;  de la inocencia a una decisión terminante, lo camina la actriz con determinación y entrega. La inocencia de sus ojos y el cariño con que le habla al anciano son momentos deliciosos al contrastarse con rompimientos fársicos como a  la hora de cantar un muy popular tema de televisión. Sin embargo, un mayor cuidado, por parte del director, al ritmo y variedad tonal en la entrega de los diálogos aligeraría el paso de la obra y conseguiría una reacción más poderosa ante la comicidad. Valentina Sierra tiene mucho más potencial del que se ve en escena y debería ser mejor explotado para beneficio de la obra.

“Me pregunto si alguna vez fuiste un niño normal Tatito.”
 

Aun cuando el peso de la obra lo lleva la nieta, Valerio Vázquez se merece mucho crédito del éxito de “La Nieta del Dictador”. Su precisa comicidad, irreverencia y expresividad como un clown quien representa a el dictador en su plenitud, al general cojo y al sheriff neighbor, entre otros, consiguen aligerar y al mismo tiempo enfatizar lo que sería de otra manera una obra muy sombría.

“A veces el pueblo se equivoca.”
 

“La Nieta del Dictador” es una dura crítica a los sistemas políticos totalitarios así como una mirada íntima a los recuerdos trastocados de una niña quien prefiere la ceguera, ante lo que es tan evidente, para proteger la imagen de su Tatito. La sed y el abuso del poder, matanzas sin razón, impunidad absoluta, madres desesperadas clamando justicia, nada de esto es gracioso. Sin embargo, la risa siempre ha tenido el poder de servir como espejo para reflejar la podredumbre a la que puede llegar el ser humano. Cada vez que un payaso hace reír deberíamos de preguntarnos si en verdad es gracioso lo que se ha visto o meramente un mecanismo de defensa para evitar que alcemos la voz encolerizados y se dé el inicio de una revolución.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “La Nieta del Dictador”
DRAMATURGIA: David Desola
DIRECCIÓN: Fernando Bonilla
ACTÚAN: Valentina Sierra y Valerio Vázquez.
DÓNDE: Foro Shakespeare
DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras de Metro Chapultepec.
CUANDO: Miércoles 20:30 hrs
COSTO: $200 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster. Aplican descuentos.
DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: El Foro Shakespeare no cuenta con valet parking, pero hay un estacionamiento a lado. Se encuentra muy cerca del metro Chapultepec. Les recomendamos revisar la cartelera para ver las demás obras que presentan entre semana y en su espacio alternativo.


COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.