EL REFUGIO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren atender a una reunión pre-apocalíptica donde lo peor de nuestra raza saldrá a relucir.

EL REFUGIO

 
“Aún recuerdo cuando niña el calor del sol sobre mi piel sin temor a morir calcinada.”            
 

¿Cuántas veces nos hemos topado con historias apocalípticas donde la humanidad está a merced de sus propios avances? ¿Cuántas de ellas hacen hincapié en que los desastres ecológicos son los protagonistas mientras que los humanos se reducen a simples espectadores? “El Refugio” de Mario Rendón nos permite adentrarnos en un futuro ficticio, alimentado por nuestra actual realidad, dando un vistazo a cómo viven y se relacionan las personas en una sociedad donde hasta el aire que se respira tiene un precio. Una alarma ecológica saca a flote los más bajos instintos de supervivencia; la violencia, crueldad y falta de respeto es lo que domina esta nueva existencia y las relaciones de odio y “deber ser” se establecen con inusitada rapidez, abocándolos al inexorable descubrimiento de los instintos más viles, por encima de cualquier valor o principio.

“Precisamente porque son nuestros mejores amigos quiero usar la mejor vajilla.”    
 

Javier y Gloria están organizando una pequeña reunión para celebrar el cumpleaños del primero. Conforme se va acercando la hora de llegada de los invitados, este matrimonio va revelando cuál es la situación de vida en la que se encuentran: la capa de ozono es tan densa que la exposición a los rayos del sol se ha convertido en mortal para cualquier humano, por lo que la vida se realiza ahora en interiores y durante la noche; los embarazos están prohibidos y debe seguirse un engorroso trámite burocrático de querer uno; el agua se raciona, al igual que los alimentos, y algunas profesiones han dejado de ser funcionales o productivas, como es el caso de Javier que, siendo Médico, ya no se requieren sus servicios porque se han erradicado las enfermedades.

“Tu madre contando historias de cuando se podía abrir la llave y dejar correr el agua como si fuera un río, ¿pero qué es un río?”
 

Durante esta fiesta conoceremos a Alma y Raúl, los mejores amigos de Javier y Gloria, quienes han compartido con ellos gran parte de las transiciones que ha sufrido el mundo. Por otro lado están Francisco y Antonio, matrimonio homosexual de clase alta que, gracias a que estudios demográficos han determinado que las parejas homoparentales son más aptas para ser padres, recibieron en adopción a María. Conforme va avanzando la reunión las bellas apariencias públicas se van desdibujando y descomponiendo a medida que nos enteramos de las circunstancias específicas en que esta nueva realidad ha afectado a cada uno de los matrimonios, a cada uno de ellos. La amistad, la gratitud, la lealtad, el amor mismo se pondrán en tela de juicio con el imprevisto anuncio de una amenaza ecológica que arrasará con toda los seres humanos que no cuenten con un refugio. El desenlace nos muestra la delicada y frágil línea que separa al hombre de la bestia.

“Ella no se parecerá a ninguno. No es de ellos, es de unos extraños. En cambio el nuestro tendrá tus ojos, o mi boca, o mi nariz.”
 

La dirección de Enrique Aguilar nos lleva de la mano a explorar este horrendo y fascinante existir.  Aguilar consigue, a través de la sátira, el drama y con ligeros toques cómicos, hilvanar una época y un contexto socio-político muy al estilo de la novela icónica de George Orwell, “1984”. Este contexto tristemente ya no nos es tan ajeno y muy posiblemente sembrará en el espectador una molestia, un pensamiento incómodo, al ver reflejadas en este mundo distópico una realidad actual.

“¡Eres una maldita hipócrita, sabías que yo también quería obtener mi hoja rosa!”
 

Los seis actores a cargo de interpretar a los 3 matrimonios que habitan el mundo alterno de “El Refugio” consiguen mostrar características que cualquiera de nosotros podemos llegar a entender, incluso defender.  Sin embargo, habitando este lugar inhóspito, son llevados por razones extremas a un caos inconmensurable del que surgirán los verdaderos motivos por los que cada ser humano civilizado puede cambiar y mostrar el oscuro y monstruoso lado oculto de cada uno. Un trabajo de difícil interpretación que irá amarrando con cada nueva función.

 
“Nosotros si podemos procrear, en cambio ustedes son unos pinches maricones.”
 

Vivir en un ambiente claustrofóbico, donde todo está condicionado, es algo que muy pocos pueden llegar a dimensionar y/o entender. “El Refugio” nos permite echar un vistazo a un futuro que, si bien se muestra alejado de nuestro entorno, aterra por lo cercano que en realidad es. La falta de electricidad, la escasez de alimentos, la ausencia de agua potable… quizá para nosotros que vivimos en la ciudad contemplemos estos problemas como lejanos, pero esto es lo cotidiano para los habitantes de las serranías, las comunidades indígenas, los excluidos de la modernidad. Quizá pensemos que tenemos nuestro propio refugio al que no le hace falta nada. ¿Qué sucederá cuando se vea invadido o por alguna situación se nos impida acceder a él? ¿Qué sentimientos brotarán desde nuestro interior para sobrevivir tal acontecimiento? Si somos honestos, a nadie le gustará la respuesta.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “El Refugio”
AUTOR: Mario Rendón
DIRECCIÓN: Enrique Aguilar
ACTÚAN: Fernanda Enemi, Mario Rendón, Ximena Larrañaga, Jonathan Caudillo, Mario Zepeda y Rodrigo Magaña.
DÓNDE: Centro Cultural El FoCo
DIRECCIÓN: Tlacotalpan 16, Colonia Roma Sur.
CUÁNDO: Sábados a las 16:00 hrs.
COSTO: $120 / $80 estudiantes, maestros e INAPAM
DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: El teatro tiene tres diferentes vistas al escenario, una al frente y dos laterales. No cuenta con estacionamiento o valet parking. Se encuentra a media cuadra de la estación Campeche del Metrobús.
COMPARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.