EL MENTIDERO DE CHICO TALEGAS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren darse una vuelta por la realidad de la sierra sonorense.

EL MENTIDERO DE CHICO TALEGAS

Por Juan Carlos Araujo

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“Se trata de que me oigas, jodido.”
 
Después de una larga jornada laboral, nada cae mejor que una buena taza de café cargado bien caliente, un cigarro y echar la platicada con los amigos. Algunas historias ya se han escuchado antes, otras son nomás pura cuenteada y guasa, pero a fin de cuentas nada de eso importa, lo único que vale es estar juntos, relajarse, disfrutar de un momento de paz y dejar que la imaginación vuele con sueños de lluvia, dólares y una vida mejor. La sierra sonorense no es un lugar fácil para vivir, el pueblo podría estar en peligro de caer en las manos equivocadas, pero aquí, en el mentidero, al menos por un rato, todo es pura broma.
 
“Así fue rialmente como estuvo.”
 
El muy reconocido dramaturgo sonorense Sergio Galindo, merecedor del Premio Nacional de Literatura Carlos Monsivais en 2012, contrasta con una visión ligera y cómica las muy duras circunstancias que se pueden llegar a vivir en ciertas poblaciones de su estado natal con su obra “El Mentidero de Chico Talegas”. Capturando de manera precisa el lenguaje de la región, así como el sentir de los hombres que deben lidiar con una realidad adversa, haciendo uso de un muy particular sentido del humor, Galindo consigue un texto de interés, que invita a que el público se involucre con los cuentos y chanzas que relatan el Sapo Morales, Chile Verde, Cuate Córdova y Chico Talegas mientras simplemente comparten un rato agradable, chismorrean y presumen de lo que nunca existió.
 
“Antes de verla, la oyí primero.”
 
El texto de Sergio Galindo no es fácil de recibir. El problema tan duro que se vive a causa de la falta de agua se convierte en un muy simpático relato sobre una nubecita juguetona y la constante amenaza a causa del enorme poder que enarbolan los poderosos y adinerados de la región, se reduce a una broma de mal gusto en un planteamiento que pareciera que no trata de nada más allá de una llana exposición de personajes y situaciones, sin ningún tipo de conflicto de por medio. Evidentemente esta sería la lectura más superficial de la obra, la cual en realidad carga un trasfondo social muy poderoso al precisamente limitarse a exponer toda una serie de problemas muy reales por medio de relatos que aparentan banalidad. Galindo sabe su oficio y le pide al público, ofreciéndole una taza de café y un cigarro, que pase un rato agradable a su lado, chismorreando a gusto, tal y como se hace en un mentidero, para olvidarse de los problemas que están a la vuelta de la esquina.
 
“¡Paz, pegó un tronido la jodida!”
 
Lo que verdaderamente imprime dimensión y carácter escénico a “El Mentidero de Chico Talegas” es la dirección de Paulo Sergio Galindo, quien elige el agua como elemento conductor para todo el discurso detrás de la obra. Al entrar al teatro, el espectador se encuentra con cuatro tinas de metal en el escenario, de donde emergerán los personajes, totalmente empapados, y de donde también saldrán todos los elementos necesarios para el montaje, incluyendo una cafetera con café hirviendo, cigarrillos y un maletín conteniendo el futuro de todo el pueblo. Este recurso de enorme teatralidad va cobrando mayor y mayor fuerza no sólo a medida de que se va revelando la importancia creadora o destructiva del líquido vital, sino también conforme se va mostrando el ahogo en el que vive toda esta comunidad, de forma tanto metafórica como literal. Es verdad que el trabajo se podría pulir un poco más para conseguir transiciones de mayor fluidez y un ritmo completamente sólido, pero Paulo Sergio Galindo muestra capacidad y visión en un trabajo pulcro y digno que logra potencializar las palabras del dramaturgo.
 
“Jodido, qué raro dije yo.”
 
Cada nuevo encuentro con el trabajo de Dettmar Yañez resulta en un renovado gusto por este comprometido y polifacético actor. Ya sea interpretando a una mujer completamente podrida por la envidia en “Tanda de Pecadores”, como un Godínez desesperado por no perder su empleo en “Partida” (ambas críticas en www.entretenia.com), o ahora, realizando doble papel como uno de los cuatro jornaleros y el anciano del pueblo, Dettmar sabe cómo proyectar emociones, transformar su misma cara para dar vida a cada diferente personalidad y mostrar lo que se requiere para ser un actor entregado a su oficio. El resto del elenco de “El Mentidero de Chico Talegas” conformado por Jorge León, Osvaldo Sánchez y el mismo director, Paulo Sergio Galindo, claramente disfruta su tiempo en escena, dando lo mejor de sí, sorprendiendo no sólo por su calidad actoral, sino también por su impresionante trabajo para adoptar el acento sonorense, cosa que estoy seguro, no es una misión fácil.
 
“¡Te firmo macana!”
 

Una taza de café y un cigarro. Miles de veces los he compartido con amigos, hablando de todo y de nada, construyendo universos, confesando inseguridades o simplemente riendo a carcajadas durante horas sin decir nada remotamente inteligente. Entre el humo del tabaco y el aroma del café se mezclan todos nuestros sueños y pesadillas, se junta la realidad y la fantasía, permitiéndonos ser felices, dar vuelo a la imaginación, donde una nubecita puede ser lazada para que entregue su tan necesario regalo, o un maletín hasta el tope de dólares pueda caer en nuestras manos, solucionando todos nuestros problemas. Alguna vez, hace muchos años, drogado por cafeína y nicotina, hablé de un deseo llamado Entretenia. El resto es historia.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “El Mentidero de Chico Talegas”
DRAMATURGIA: Sergio Galindo
DIRECCIÓN: Paulo Sergio Galindo
ACTÚA: Dettmar Yañez, Jorge León, Osvaldo Sánchez y Paulo Sergio Galindo.
DÓNDE: Teatro La Capilla
DIRECCIÓN: Madrid 13, Colonia Del Carmen Coyoacán, casi esquina con Centenario.
CUÁNDO: Miércoles 20:30 hrs.
COSTO: $150 entrada general, $100 estudiantes, maestros e INAPAM.
DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: La Capilla tiene una extensa cartelera toda la semana. Les recomiendo revisar las demás opciones que ofrece. No cuenta con valet parking o estacionamiento.
COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.