EL INSPECTOR LLAMA A LA PUERTA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean ver una dura crítica a la alta sociedad inglesa de 1912, misma que aplica a la realidad actual.

EL INSPECTOR LLAMA A LA PUERTA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Hace un par de horas una joven murió.”

¡Qué gran velada está teniendo la familia Birling! Con el sabor de un caro oporto en los labios, se ha anunciado el compromiso entre la encantadora Sheila y el joven Croft, logrando así la unión entre dos de las familias más poderosas de Brumley, hecho que sin duda beneficiará los negocios. Todo parecía ser felicidad… hasta que la muerte de una joven vino a perturbar la paz, hasta que un inspector comenzó a realizar preguntas incómodas, hasta que la verdad de la podredumbre humana salió a flote y apestó por completo la ocasión.

“Mi trabajo es hacer preguntas.”

Considerada como la obra más importante del dramaturgo inglés J.B. Priestley, “El Inspector Llama a la Puerta” es de primera lectura un thriller enfocado en desentrañar la verdad detrás de un suicidio ocurrido bajo sospechosas circunstancias. Sin embargo, la verdadera valía y trasfondo del texto escrito en 1945 radica en ser una dura y ácida crítica a la sociedad inglesa de principios del siglo XX, a sus hipocresías y obsesión con mantener las bellas imágenes públicas libres de todo escándalo, misma que puede ser fácilmente transpolada a cualquier otra región o época.




“La cuerda es para que nosotros nos ahorquemos con ella.”

Una empleada de fabrica que peleaba por un mejor sueldo, una vendedora en una tienda departamental que cometió el pecado de verse bonita, una amante, y una mujer enamorada caída en desgracia. Con cada nueva serie de cuestionamientos que realiza el inspector a la familia Brumley, se revelan sus crueldades, deseos ocultos, vicios y ambiciones. No obstante, cada una de estos defectos revelados, revelan el camino que orilló a una supuesta Eva Smith al quitarse su propia vida bebiendo una cuantiosa cantidad de desinfectante. Con toda una serie de giros de tuerca que ponen en evidencia a los personajes de la clase alta, además de un final completamente sorpresivo, la dramaturgia de “El Inspector Llama a la Puerta” consigue el cometido de mantener la atención, al mismo tiempo que lanza su crítica. La versión al español que realiza el también director Otto Minera incluye una escena adicional que retrata a manera de farsa casi grotesca como esta obra puede ser entendida desde la actualidad del siglo XXI en México. El resultado es ilustrativo e innecesario pues las palabras de Priestley no necesitan de una explicación adicional para alcanzar la contundencia.

“Necesita un buen trago para pasar un mal trago.”

Al levantarse el telón, se escucha la marcha número 1 de Pompa y Circunstancia compuesta por Edward Elgar. Sobre el escenario, la familia Birling y el joven Croft aparecen en una serie de rutinas propias de su alta sociedad, sin diálogos, a manera casi caricaturesca, algo que se acentúa en ciertos vestuarios, principalmente en el de la Sra. Birling quien porta un vestido rojo de excesivas dimensiones. Una vez iniciada la narrativa, se revela un estilo de actuación sobre afectado, exagerado en sus emociones, rayando en lo sátira, aun cuando esto no es consistente en todos los personajes. Casi la totalidad de la acción se desarrolla dentro de un comedor que incluye una mesa baronial de gran extensión La dirección escénica de Otto Minera busca acentuar la crítica que la dramaturgia deja en claro por sí misma, al mismo tiempo que recuerda constantemente al espectador que está inmerso en una obra de teatro, como cuando sube y baja el telón al final de cada acto del escrito, pero sin realizar una pausa en la puesta en escena. El resultado es inconsistente, a momentos acertado en otros confuso, hecho que se evidencia en elementos como el vestuario o los estilos de actuación que van desde lo más realista hasta lo fársico. Esta decisión de escenificación busca clarificar “El Inspector Llama a la Puerta”, más puede oscurecer su lectura principalmente con la arriba mencionada escena final añadida.




“No finjan que aquí no ha pasado nada.”

Sheila se ha dado cuenta que en algún momento conoció a la mujer muerta, y parte de su culpabilidad, hecho que la lleva a entrar en una crisis emocional que expresa comportándose como una oligofrénica. Por su parte, su madre se mantiene al mismo nivel de estoicismo que maneja el inspector, donde las emociones no son algo que se muestren a los demás. Mientras que el muy alcohólico Eric decide hacer frente a sus errores, mientras se sirve otro trago, su padre se expresa con excesiva emotividad ya sea en euforia, enojo o indignación. El elenco de “El Inspector Llama a la Puerta” esta conformado por Carlos Aragón, Lourdes Gazza (quien alterna funciones con Laura Almela), Pedro Mira, José Ramón Berganza, David Villegas, Leilani Ramírez, y Helena Aparicio, quienes operan en distintos tonos actorales durante el montaje siguiendo la línea de dirección establecida. De tal manera, Carlos Aragón y Lourdes Gazza se mantienen en un medio tono donde la contención emocional es clave. Por su parte, Leilani Ramírez lleva el personaje de Sheila hasta el límite del exceso, hecho que funciona tanto para fines cómicos como de contraste. En el justo medio entre estos dos estilos se encuentran José Ramón Berganza y David Villegas como Eric y el joven Croft, quienes operan desde un realismo no tan contenido.

“Sólo queda compartir nuestras culpas.”

El cinismo con que la Señora Briling trata de deshacerse del problemita que trae el inspector a su hogar es un claro reflejo del enorme egoísmo que impera en nuestra sociedad hoy en día, y desde siempre. La falsa preocupación de toda la familia por la desgracia de una chica se contrapone de inmediato con el derramar un poco de licor en el suelo, mismo que nadie va a limpiar, pues para eso se encuentra la servidumbre. La sociedad inglesa que señala Priestley es tan parecida a la mexicana, en todas sus hipocresías, ambiciones, discriminaciones y vejaciones. Todos somos parte de este círculo vicioso que ha polarizado a los mexicanos, dividiéndolos en fifis y chairos, en ricos y en pobres, en aquellos que aun creen en los cuentos contados por las telenovelas y los que buscan mejor contenido en su plataforma de streaming.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “El Inspector Llama a la Puerta”

DRAMATURGIA: J.B. Priestley

TRADUCCIÓN Y DIRECCIÓN: Otto Minera

ELENCO: Carlos Aragón, Laura Almela, Lourdes Gazza, Pedro Mira, José Ramón Berganza, David Villegas, Leilani Ramírez y Helena Aparicio (alternan funciones).

DÓNDE: Teatro Orientación Luisa Josefina Hernández dentro del Centro Cultural del Bosque.

CUANDO: Jueves y Viernes 20:00, Sabado 19:00 y Domingo 18:00 horas.

COSTO: $150. Boletos en taquilla y en ¿Buscas boletos para EL INSPECTOR? Encuentra entradas en Ticketmaster MX. Aplican descuentos.

DIRECCIÓN: Reforma y Campo Marte, detrás del Auditorio Nacional, Chapultepec.

DURACIÓN: 120 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.