CRÍMENES DEL CORAZÓN

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren ver una obra sobre el peso del pasado en un montaje que no le teme.

CRÍMENES DEL CORAZÓN

 
“Este es un pueblo muy pequeño, todo se sabe.”
 

Las hermanas Magrath se han reunido una vez más en casa del abuelo en Mississippi. No están juntas para celebrar el cumpleaños de Lenny, quien cada día está más cansada de cuidar al anciano. Tampoco han coincidido para oír de los nuevos triunfos en la carrera musical de Meg ya que no hay ninguno que contar. No, esta vez las hermanas se han juntado ya que Babe ha cometido un crimen, aparentemente de la nada, en contra de su marido. Una vendetta que busca satisfacción, rencores tan viejos como la casa misma y recuerdos de un gato amarillo muerto son algunos de los fantasmas que nunca se dispersarán. Feliz cumpleaños Lenny, toma el teléfono y atrévete.

“¿Supongo que ya te enteraste de lo de Babe?”
 

“Crímenes del Corazón”, de la dramaturga norteamericana Beth Henley, fue escrita en 1979 y desde entonces ha sido galardonada con múltiples premios, incluyendo el Pulitzer en 1981; ha sido producida en múltiples países y su adaptación al cine recibió una nominación al Oscar por mejor guión adaptado. La obra es una gran representante del teatro realista psicológico norteamericano, mejor recordado por obras como “Un Tranvía Llamado Deseo” de Tennessee Williams o “¿Quién le Teme a Virginia Woolf?” de Edward Albee. Lo que se ve en esta ocasión es una intensa tragedia con tintes cómicos que muestra la inhabilidad de caminar hacia adelante si uno no deja de mirar hacia atrás. El peso del pasado es gigantesco sobre las espaldas de cada uno de los personajes, incluyendo el abogado defensor de Babe, al punto que uno entiende que posiblemente nadie nunca logrará ser feliz. Atestiguar un suicidio tiene el mismo poder destructivo que una caja de chocolates mordidos pues las ataduras emocionales están demasiado apretadas en sus cuellos, en sus mentes, para dejarlas respirar libremente.

“¿Tú crees que sentiría punzadas en el pecho si los odiara?”
 

El actual director de Teatro UNAM, Enrique Singer, ha logrado conjuntar todos los elementos necesarios para conseguir un montaje de gran belleza visual y enorme poder teatral. Comenzando con el trabajo escenográfico de Erica Crayer quien presenta la casa de la familia Magrath como un espiral que realmente es un círculo que no lleva a ninguna parte más que al mismo lugar de donde se comenzó todo, simbolizando la situación de la familia Magrath. A esto le sumamos la iluminación de Víctor Zapatero y el vestuario de Amanda Cárcamo y lo que resulta es un equipo de producción sólido que permitió a Singer enfocarse en el aspecto cardinal para el éxito de “Crímenes del Corazón”: la dirección de actores. 

“Hay una infinidad de razones para dispararle a alguien.”
 

Tres estupendas actrices se encargan de encarnar a las tres hermanas de “Crímenes del Corazón”. Lenny, la amargada, Meg, la egoísta y Babe, la que disparó el arma, son interpretadas con gran dirección y credibilidad por Marina de Tavira, Irene Azuela e Ilse Salas, respectivamente. Encuentro las habilidades actorales de Marina cada vez más sólidas con cada nuevo montaje que tengo la fortuna de ver, ahora logrando comunicar toda la amargura que llena el alma de Lenny, quien pareciera quiere ser feliz sin tener la menor idea de cómo hacerlo. Irene Azuela se llevaba ovaciones de pie en “Salomé”, pero ahora como una mujer que no ha logrado cumplir uno solo de sus sueños logra borrar cualquier rastro de aquel trabajo para demostrar la razón por la cual se está perfilando como una de las más prometedoras actrices del país. Ilse Salas no se queda atrás como Babe, proyectando todas las frustraciones de una mujer que no está dispuesta a seguir soportando la vida que lleva. El elenco se completa con Jana Raluy, Martín Altomaro y Pedro de Tavira Egurrola quienes consiguen muy buenos momentos, especialmente Pedro, enfatizando el patetismo del que son víctimas todos los habitantes de ese pueblo.

“Basta de miedo, hay que tener valor.”
 

En preparación para esta crítica estuve leyendo algunos artículos respecto a la obra y me encontré con que un enorme número de ellos hacían referencia al famoso montaje que dirigiera Héctor Mendoza, estelarizado por Margarita Sanz, Julieta Egurrola, Margarita Isabel y Christian Bach. No lo vi; no puedo ni me interesa comparar. Una obra de arte se sostiene por méritos propios y, tal como lo plantea la obra misma, el pasado en el pasado se debe quedar para poder crecer y avanzar. Esta producción de “Crímenes del Corazón” está firmemente plantada en su presente y no tambalea ante la sombra de lo que fue. Eso es algo que siempre aplaudiré.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Crímenes del Corazón”
DRAMATURGIA: Beth Henley
TRADUCCIÓN: Alberto Lomnitz
DIRECCIÓN: Enrique Singer
ACTÚAN: Marina de Tavira, Irene Azuela, Ilse Salas, Martín Altomaro, Jana Raluy y Pedro de Tavira Egurrola.
DÓNDE: Teatro Helénico
DIRECCIÓN: Av. Revolución 1500, Col Guadalupe Inn.
CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábados 18:00 y 20:30 y Domingos 18:00 hrs.
COSTO: $400, $300, $200 y $160. Boletos en taquilla y ticketmaster.
DURACIÓN: 120 minutos con un intermedio.
DATOS DEL TEATRO: El Centro Cultural Helénico cuenta con una extensa cartelera durante toda la semana. Les recomendamos checarla para ver algunas de las otras obras que presentan. Cuenta con valet parking.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *