TEATRO DE MOMIAS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean cuestionar el monstruoso pasado y futuro de la humanidad desde la óptica de una momia.

TEATRO DE MOMIAS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“El orden cronológico de los acontecimientos es una ilusión.”

El hongo de la momificación ha invadido un crucero. SI esa embarcación llega a tierra toda la humanidad sufrirá lo que algún día llegará a conocerse como La Gran Zozobra. Dos corazones exponen sus argumentos a favor y en contra de matar a los pasajeros a un grupo de espectadores que cómodamente desde sus butacas habrán de decidir el destino de todos. No hay nada de que preocuparse, el autor de todo esto ya murió y nunca sucederá. Guardemos un minuto de silencio en memoria de aquel que en poco tiempo invadirá el escenario para ordenarnos a que no huyamos más de la locura.

“Yo tengo sed de olvido.”

La inminente muerte de todos los seres humanos, el poder mutable de la memoria, conceptos filosóficos sobre lo que significa el pasado y el futuro dentro de un presente que desaparece segundo a segundo y cuestionamientos sobre lo que significa ser humano en una sociedad por demás decadente son parte de una fascinante reflexión escénica que el dramaturgo y director Luis Alcocer Guerrero lleva a cabo en “Teatro de Momias”. Usando elementos meta-teatrales donde la misma obra de teatro se reconoce como tal y se burla de ella misma, desafiando los límites binominales de la sexualidad humana y adentrándose en territorios tanto homo-eróticos como queer y con un particular sentido del humor capaz de arrancar carcajadas al mismo tiempo que provoca y transgrede a los espectadores, Alcocer Guerrero desafía toda una serie de cánones teatrales para explorar y crear su propia voz, un sonido un tanto grotesco, a la vez estridente, fascinante e hipnótico a la vez.

“Un autor existe para autorizar las cosas con las que ustedes pueden soñar.”

De entre las vendas que conforma parte de la escenografía, un esqueleto casi angelical en su estética y de un sexo imposible de definir al tener elementos de ambos géneros aparece para danzar con movimientos duros y precisos hasta llegar a postrarse en un lado del escenario. Momentos después un cuerpo conformado exclusivamente por músculos y órganos baila de manera visceral y amorfa en busca de integrarse con su contraparte para formar un único cuerpo completo. “Teatro de Momias” es una mezcla de lenguajes escénicos. Parte danza contemporánea, a momentos performance, en otros diálogos sensuales o vil perorata intelectual, e incluso referencias a El Mercader de Venecia de Shakespeare, el montaje es testimonio de la muy particular inteligencia y capacidad que habita en la mente de Luis Alcocer Guerrero puesta al servicio de la escena con una bizarra y única propuesta dramatúrgica que no sólo es provocadora en las ideas que plantea sobre el tiempo, la memoria y la naturaleza humana, es irreverente en la manera en que se burla de sí misma.





“Para salvar humanos hay que matar humanos.”

Dos actores, cada uno interpretando un corazón distinto, se fusionan en una sola entidad como si fueran una magnifica estatua de mármol de Rodin. Una ilusión creada a partir de crema de rasurar que da pie a una danza de seducción homo-erótica que desemboca en una sumisión y dominio por ambas partes. Todo esto bajo el ritmo de una música que se antoja lúgubre y contemporánea al mismo tiempo que es atemporal y mágica. Apoyado por una sólida y potente musicalización de Rodrigo Castillo Filomarino y un buen trabajo de escenografía y vestuario por Alejandra Vega, Alcocer Guerrero ofrece una dirección para “Teatro de Momias” que altera los sentidos.  A pesar de ser un trabajo que en su parte final cae en el aletargamiento, específicamente durante la clase de lenguaje de momias, el montaje es visualmente impactante y sonoramente magnético, en un constante reinventar de la escena con toda una gama de estilos que van desde el teatro de lo grotesco hasta el clown. Ya sea con proyecciones de acetatos o con coreografías bellamente escalofriantes, la puesta en escena es un ejemplo de las nuevas teatralidades que están surgiendo en este momento en nuestra ciudad.

“Será como una fiesta… la última.”

La androginia de Fafa Echeverría puesta al servicio de una danza realizada con cara angelical y movimientos sólidos en directa oposición a los movimientos violentos que realiza Omar Armella como un cuerpo tratando de ponerse de pie a falta de esqueleto; la masculinidad de José Alberto Gallardo contrapuesta con la feminidad que proyecta  Luis Escarcega, quien sustituyó el día de mi función a Jorge Chávez Caballero; una estridente momia interpretada por Arturo Serrano trata de rebelarse desesperadamente antes de rendirse y bailar al ritmo del abecedario. El elenco que conforma “Teatro de Momias” se pone por completo al servicio de Luis Alcocer Guerrero y a su visión con resultados sostenidos y bien logrados en su mayoría. Cada uno de los integrantes, en sus muy divergentes papeles, pone sus fortalezas por delante para que el todo funcione de manera armónica como un reloj suizo que hubiera sido infectado por el hongo de la momificación.





“Su búsqueda de la inmortalidad ha fallado.”

Uno de los mayores placeres como crítico es la oportunidad de ser testigo del desarrollo y crecimiento de creadores dentro de la escena contemporánea. El trabajo de Luis Alcocer Guerrero lo conozco desde que compartimos un salón de clases en la carrera de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM y debo confesar que me he vuelto su admirador. Un atrevimiento disparatado de romper esquemas teatrales contenido en una mente de suma inteligencia un tanto perversa, todo puesto al servicio de la escena da como resultado una voz que se debe escuchar dentro de nuestro teatro, algo que debemos disfrutar y aplaudir en el presente antes que la gran zozobra llegue.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Teatro de Momias”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Luis Alcocer Guerrero

ACTÚAN: Arturo Serrano, Omar Armella, Fafa Echeverría, Jorge Chávez Caballero, Luis Alcocer Guerrero y José Alberto Gallardo (alternando funciones).

DÓNDE: Foro La Nabe

DIRECCIÓN: Dr. José María Vertiz 86, 4to Piso. Colonia Doctores.

CUÁNDO: Sábados 19:00 hrs. Hasta el 19 de Mayo.

COSTO: $150 entrada general.

DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento. Cerca del Metro Balderas.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *