TANDA DE PECADORES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que nadie puede lanzar la primera piedra.

TANDA DE PECADORES

 
“Yo antes tenía un defecto, ahora soy perfecto.”
 

Todos, absolutamente todos somos culpables. Los hemos cometido una y otra vez, a veces con delicia y otras con culpa y remordimiento. Cada vez que sucede juramos que nunca lo volveremos a hacer y sabemos que es mentira pues la tentación es más poderosa que nosotros mismos. Cinco minutos más en la cama, la vecina babosa que se ganó la lotería, esas gorditas de chicharrón, esa gordita de la esquina que siempre anda coqueteando. Ira, Pereza, Lujuria, Gula, Soberbia, Envidia y Avaricia; siete pecados capitales que van pavimentando nuestro camino hacia el infierno con cada día que pasa, con cada nueva tentación.

“A humilde, no hay quien me gane.”
 

Hace algunos años seis dramaturgos se reunieron para escribir una serie de monólogos, cada uno tratando uno de los siete pecados capitales, resultando en una obra intitulada “Pecados en la Capital”. Este proyecto, que en su versión completa duraba tres horas y media, ha sido adaptado por Dettmar Yañez, director de aquel montaje, en una nueva versión llamada “Tanda de Pecadores”, donde cada miércoles se ofrecen dos o tres de los monólogos de aquel espectáculo con la intención de que uno regrese una y otra vez para poder completar la tanda de siete.

“No me humille pidiendo esa porquería.”
 

En la función que yo atendí la Soberbia y la Envidia mostraron sus horrendas caras y debo decir que el resultado fue sumamente interesante. En el primer monólogo, Honesto Modesto de la Parra Irigoyen nos lleva a una iglesia donde relata, muy orgulloso de sí mismo, cómo ha cumplido la tarea encomendada por el párroco de ser más humilde. Ha trabajado en un restaurante como mesero, en una agencia de coches, obvio Audi, y hasta en un lugar de esos donde cuidan a los enfermos y pobres. En una mezcla de vanidad y asco, Honesto nos explica cómo ha crecido como ser humano con cada desastre que provocó en cada uno de estos lugares. La soberbia toma tintes ridículos y ciertamente cómicos, manteniéndome con una buena sonrisa durante la duración entera del monólogo, incluso con dos o tres fuertes carcajadas.

“Confieso que le rompí las piernas a la muñeca de mi hermana.”
 

Tras un breve intermedio, marcado por un bizarro video apocalíptico que incluía a los Huevo Cartoon, el Santo, Patas Verdes y las princesas de La Casa de los Dibujos, entre otros, apareció la Envidia y el tono de la velada cambió por completo. Tras haberme reído con la Soberbia y ver aquel extraño pero divertido video lo que lógicamente esperaba era seguirme riendo, sobre todo en cuanto se descubre que el monólogo será interpretado por el mismo actor del anterior, pero ahora vestido como una niña boba. Lo que recibí fue un intenso y macabro relato que abarca una vida entera podrida por el pecado en cuestión. La relación entre dos hermanas, desde la niñez hasta la tercera edad, es contada por una de ellas, la que siempre fue menos bonita, menos simpática, menos atractiva, menos todo, en un escupir de veneno que deja en claro que una muñeca rota es lo que menos importa en todo esto. Poderoso, agresivo y muy efectivo, el segundo monólogo de la noche me sacó de tono por completo con lo que mis expectativas esperaban ver, pero el sabor amargo que dejó en mi boca fue delicioso por su gran teatralidad.

“Yo era la que iba a casarse con él.”
 

Director y, en esta ocasión, intérprete de los dos monólogos, Dettmar Yañez hace un gran trabajo sosteniendo la premisa de “Tanda de Pecadores”. Desde su montaje original Dettmar ha sido el encargado de darle vida a la Soberbia y se nota lo cómodo que se encuentra en ese papel, jugando con el público y haciéndonos parte integral de la comicidad. Ciertamente el monólogo de la Envidia debería ser interpretado por una mujer, y me parece que normalmente lo es, por lo que se puede ver en el poster, ya que el tono del mismo es serio y oscuro, lo cual se pierde de entrada dado que Dettmar en un vestido arranca risas inmediatas. Sin embargo, el monólogo se sostiene y el mensaje se transmite gracias a la gran habilidad de Yañez de convertirse en esta horrenda criatura podrida desde lo más profundo de ella misma.

“Era imposible arrebatarle la felicidad que le daba el niño.”
 

En una época donde todos los que se dedican al teatro están buscando nuevas formas de atraer público, “Tanda de Pecadores” ha creado un menú interesante que nos invita a regresar al menos dos veces más en busca de esos monólogos faltantes. No es una lotería, se puede revisar en su página de Facebook el calendario para poder saber qué monólogos son los que se presentarán la semana siguiente. Créanme que en mi caso, ya tengo bien anotados en la agenda dos miércoles más para ver qué es lo que me tienen preparado la Gula, la Pereza, la Ira, la Lujuria y la Avaricia.

Búscanos en Facebook e y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Tanda de Pecadores”
DRAMATURGIA: Basado en el texto “Pecados en la Capital” escrito por Mariluz Suárez, Rosa Elena Velazco, Alejandro Licona, Angélica Santolaya, Rosa Helena Ríos y Martha Leticia Luna.
DIRECCIÓN: Dettmar Yañez
ACTÚAN: Dettmar Yañez, Helena Hernández, Pilar Couto, Thania Paulinni, Magda Juárez y Edgar Omar Moreno.
DÓNDE: Hamlet Teatrino dentro del Foro Shakespeare
DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras del Metro Chapultepec.
CUANDO: Miércoles 20:30 hrs
COSTO: $150 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster. Aplican descuentos.
DURACIÓN: 45 minutos sin intermedio.La duración puede variar dependiendo de la función.
DATOS DEL TEATRO: El Foro Shakespeare no cuenta con valet parking, pero hay un estacionamiento a lado. Se encuentra muy cerca del metro Chapultepec. Les recomendamos llegar media hora antes para poder tomar una copa o incluso cenar. La pizza y los emparedados son una delicia y a muy buen precio.
FUERA DE TEMPORADA
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *