ROMEOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren ser testigos de una serie de crímenes bajo una propuesta teatral única.

ROMEOS

Por Juan Carlos Araujo
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“El tipo del hotel me está buscando.”
 
Con cada segundo que pasa, el miedo se va apoderando completamente de toda su mente. Su corazón palpita con fuerza descomunal, ensordeciendo las histéricas instrucciones por teléfono de quien le prometió que todo iba a salir bien. Una capa de sudor cubre su frente, sudor helado, mientras se asoma, con ayuda de un espejo, para ver si ese hombre que claramente le quiere hacer daño está más cerca de tocar a su puerta. La única solución se encuentra en la mochila. El frío metal se encierra en una mano temblorosa mientras que con la otra toma una almohada. No quisiera apretar el gatillo, pero no se detendrá. No importa, cuando una ya está manchada de sangre, un muerto más a la cuenta qué más da.
 
“No estamos huyendo, estamos escapando.”
 
La dramaturgia mexicana contemporánea pareciera a momentos demasiado enfocada en querer revelar los más profundos misterios que se encierran dentro de la psique humana, olvidándose de que muchas veces el público lo único que quiere ver es una buena historia que los mantenga pegados a sus asientos de la tensión que provoca el querer saber qué va a pasar. David Gaitán entiende esto y muy bien. Ya sea contándonos una historia de suspenso en el espacio exterior en “La Velocidad del Zoom del Horizonte” (crítica en www.entretenia.com) o ahora, encerrándonos en un pasillo muy angosto de algún hotel de mala muerte, para ser testigos de las desquiciadas acciones de dos lesbianas desesperadas con “Romeos”, Gaitán demuestra una vez más por qué con cada nueva propuesta se posiciona como una de las voces más poderosas del teatro actual.
 
“Si te encuentra, nos va a ligar a lo otro.”
 
Susana se ha rebelado, ha huído con la mujer más equivocada de todas, y con cada nueva decisión que toma se hunde más y más en un fango del cual no podrá salir jamás. Un secuestro parecía la solución perfecta pero nada salió como debía. La intempestiva forma en que ha reaccionado a todo, la culpa que amenaza con ahogarla y el deseo que domina su cuerpo son una muy peligrosa combinación. Una historia que podría verse con facilidad en la pantalla grande, producto de la imaginación de Hollywood, “Romeos” adquiere fuerza escénica a través de la forma en que Gaitán entiende el lenguaje teatral, sabe manipular la tensión dramática para lograr las reacciones deseadas y sencillamente es capaz de contar una muy buena historia de acción sobre el escenario.
 
“Qué lástima descubrirte tan cobarde.”
 

Aunado a esto, David también se encarga de la dirección y el resultado es tanto innovador como atrevido y sumamente atractivo. A partir de reducir el espacio escénico hasta convertirlo en un pasillo de no más de metro y medio de ancho, enfatizando la sensación en el público de convertirse en voyeurs, Gaitán juega con toda una serie de elementos para crear una atmósfera de encierro y suspenso que remitirá casi de inmediato a “El Resplandor” de Stanley Kubrick. Oscuros totales, personajes que aparecen y desaparecen para la creación de imágenes perturbadoras, puertas que se abren y cierran para amplificar dimensiones y sensaciones y un espejo de doble vista, son tan sólo algunos ejemplos de toda la parafernalia que Gaitán utiliza para elevar su historia de acción a una propuesta de autor que pone de manifiesto su talento y habilidad para provocar escenas que se graban en la mente de los asistentes. Claro que nada de esto sería posible sin el equipo de trabajo que hay detrás por lo que verdaderamente vale la pena mencionar y aplaudir el trabajo en la realización de la escenografía de Mario Marín del Río, la iluminación de Sergio López Vigueras y el diseño sonoro de Xicoténcatl Reyes.

“¡Esa culpa la comparto, esto no!”
 
El elenco de “Romeos” cumple exitosamente en potencializar la visión del dramaturgo y director para llevar la historia hasta sus últimas consecuencias. Tanto Diana Sedano como Diana Fidelia se posesionan por completo de sus personajes para permitir que Susana y Vanessa, la amante, se dejen llevar por las emociones de terror, desesperación, histeria, culpa, ambición, tristeza o emoción con tal entrega que contagia al público quien se incomoda y altera, sin poder quitarles la vista de encima. El trabajo de Ana Beatriz Martínez y de Hasam Díaz como la hermana de Susana y el encargado del hotel respectivamente, es el necesario para involucrarnos lo suficiente con sus personajes, pero sobre todo, sentir escalofríos cuando literalmente aparecen en escena.
 
“Este cabrón no es nuestro primer muerto.”
 
Dadas las circunstancias adecuadas, todos somos capaces de cometer las peores atrocidades. Robar, secuestrar e incluso asesinar son actos imposibles de cometer por gente educada, civilizada, culta y de buena cuna… hasta que suceden. “Romeos” es una poderosa historia de suspenso, un gran melodrama que invita a que nos olvidemos por casi una hora de dónde estamos y nos dejemos llevar por los fantasmas que aún habitan los pasillos de aquel hotel y por la enorme labor teatral que está realizando la compañía Teatro Legeste.
 
“Se descompuso todo.”
 

Me divertí. Sencillamente me divertí muchísimo. Al salir del teatro me sentía alterado por la adrenalina que me había provocado la emoción de estar completamente atrapado por la historia, así como por la fascinación que siempre siento tras ver un montaje de enorme calidad. Admiro a David Gaitán por ser un gran dramaturgo, por ser un director que entiende claramente lo que es una buena escena, pero lo que más le agradezco es que parece entender que uno va al teatro a pasársela bien, a emocionarse y a sentir toda una gama de emociones en una, insisto, muy divertida historia que atrapa. Toda discusión sobre la violencia social que existe en nuestro país, la crisis que se vive en cuestión de valores familiares o morales, la descomposición del alma humana que permite que existan los secuestros… eso es valor agregado y un punto aparte.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Romeos”
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: David Gaitán
ACTÚAN: Diana Sedano, Diana Fidelia, Ana Beatriz Martínez y Hasam Díaz.
DÓNDE: Teatro La Capilla
DIRECCIÓN: Madrid 13, Colonia Del Carmen Coyoacán.
CUÁNDO: Lunes 19:00 y 20:15 hrs.
COSTO: $150 entrada general, aplican descuentos.
DURACIÓN: 50 minutos sin intermedio.
DATOS DE LOS TEATROS: La Capilla tiene una extensa cartelera toda la semana. Les recomiendo revisar las demás opciones que ofrece. No cuenta con valet parking o estacionamiento.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *