POSES PARA DORMIR O LA INEVITABLE CERTEZA DE ESTAR SOLOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que ante un mundo hostil lo mejor que se puede hacer para escapar es dormir y soñar.

POSES PARA DORMIR

o la inevitable certeza de estar solos

 
“En el avión soñé con el fin del mundo.”
 

El rancio olor a muerte, pobreza y hambre inunda las calles de una ciudad hundida en la revolución. En el interior de dos departamentos, la soledad, el fracaso, el cansancio y el fastidio han cubierto cada rincón con otro tipo de aroma, igual de fétido. Ella está harta del encierro y la única salida, el fuego, no es una opción; él hace a mucha gente feliz, pero está viviendo una absoluta mentira, vacío por dentro; ella sólo quiere sentirse amada, lejos de tanto dolor; él está simplemente atrapado en una vida que no es la que quiere. Una simple confusión, dos cartas mal entregadas, desencadenarán y potencializarán las frustraciones y deseos de cada una de estas cuatro personas desesperadas por sentirse un poco más conectados con otro ser humano. Nunca estarán más solas que después de haberse unido.

“Desde que soy un escritor famoso, ya no tengo pesadillas.”
 

Nadia ha llegado por fin a este nuevo país donde Bruno la espera lleno de emoción. Viene huyendo de un pasado lleno de flamas y muerte, pero eso a Bruno no le importa, lo único importante es que ha llegado y por fin está con él. En el departamento de a lado, Jota pierde horas y horas sentado frente a la máquina de escribir sin conseguir que las historias, que a tantos lectores motivan la imaginación y el libido, salgan de su cabeza. Su hija trata de balancear su vida entre ayudar a salvar vidas, salvar la de su padre y salvarse a sí misma. Un abanico de disfuncionalidades que al juntarse sólo demuestran que se puede ser mucho más feliz en sueños que en la realidad actual.

“Una vez soñé que mi vida era vivida por otro hombre.”
 

Una de las grandes consecuencias que ha traído consigo el nuevo milenio es un sentimiento de aislamiento y de soledad en una enorme parte de la población, producto de una vida moderna que se ha encargado de deshumanizar a toda una nueva generación. La escritora argentina Lola Arias toma estos sentimientos como punto de partida para escribir “Poses Para Dormir o la Inevitable Certeza de Estar Solos”, un viaje onírico donde una pirómana, su esposo aviador, un escritor de pornografía y una soldado revolucionaria cruzarán caminos, buscarán algún tipo de conexión entre ellos, demostrándose a sí mismos que, no importa que tanto lo intenten, que tanto se toquen o se acerquen, aun cuando se está con alguien más uno sigue estando solo.

“A veces sueño con otras mujeres, pero siempre tienen algo tuyo.”
 

Un texto complejo, cargado de subtexto y de diferentes lecturas a distintos niveles requiere una dirección que comprenda el enorme reto que esto conlleva. Leticia Huijara asume la misión con arrojo y entrega su visión de “Poses Para Dormir o la Inevitable Certeza de Estar Solos” con muy buenos resultados. De entrada, el trabajo de ambientación es sumamente efectivo, al aprovechar los diferentes espacios y niveles que ofrece La Gruta para crear estos dos departamentos donde la cama dominará la imaginación de todos los asistentes. Aunado a esto, el trabajo de iluminación y sobre todo el de musicalización logran potencializar el aislamiento y soledad dentro de cada uno de los personajes, a momentos, en forma contundente. Como remate, el ritmo de la obra es constante y marcado para poder ir bailando entre la psique de un personaje a la desesperación de otro, de un deseo reprimido al miedo de uno más.

“¿Tú crees que los sueños hablan del pasado o del futuro?”
 

A nivel actoral, “Poses Para Dormir o la Inevitable Certeza de Estar Solos” ofrece una gran oportunidad a cada uno de sus participantes para desarrollar la enorme complejidad en cada uno de sus personajes. Dettmar Yañez luce una vez más su gran capacidad al entregar un Jota patético y lamentable que podría fácilmente desvirtuarse hacia lo ridículo pero que jamás lo hace. A la misma altura encuentro a Edurne Ferrer, quien me cautivó durante todo el montaje con su enorme expresividad facial para proyectar toda la gama de emociones que amenazan por tomar control de su mente. Tae Solana Shimada entrega una Tao interesante cuando se trata de la soldado, pero que estoy seguro puede ser de mayor contundencia al abordar el lado más humano, el más vulnerable. Finalmente, Luis Ernesto Verdín es sencillamente entrañable en el papel de Bruno el aviador, mostrando vulnerabilidad, ternura y, a momentos, un gran sentido del contraste que logran balancear perfectamente al resto del elenco. Texto y dirección son poderosos, pero nada de eso funcionaría de no ser por el elenco adecuado para llevar la visión a escena.

“A veces es como si escribiera en sueños.”
 

“Poses Para Dormir o la Inevitable Certeza de Estar Solos” me aterra en su mensaje de profunda soledad, pero me deja con un gran sabor de boca al pensar que la verdadera felicidad tiene sus raíces en los sueños que cada uno se crea para sí mismo. El fin del mundo como lo conocemos se acerca cada vez más, pero eso no significa que no podamos aún soñar. La revolución no está en las calles, en granadas de mano o en casas en llamas. La revolución vive en cada uno de nosotros, en nuestra mente, en nuestra capacidad de cambiar, de hacernos felices los unos a los otros.

“Yo pongo las reglas en este mundo.”
 

Son las cinco de la mañana, la persona que amo está plácidamente dormida en nuestra cama, y yo estoy auto exiliado en mi oficina escribiendo estas palabras completamente solo. ¿En qué estará soñando? Yo sé que arriba, mi amor esta acostado sobre su lado izquierdo con un brazo recogido y el otro más extendido. En un momento más subiré, me acostaré a su lado, pero dándole la espalda; abrazaré un cojín y pondré una almohada entre mis piernas. Todos tenemos diferentes poses para dormir. ¿Qué querrán decirnos? ¿Cuál es la tuya?

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Poses Para Dormir o la InevitableCerteza de Estar Solos ”
DRAMATURGIA: Lola Arias
DIRECCIÓN: Leticia Huijara
ACTÚAN: Edurne Ferrer, Luis Ernesto Verdín, Dettmar Yañez y Tae Solana Shimada.
DÓNDE: La Gruta dentro del Centro Cultural Helénico.
DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.
CUÁNDO: Martes 20:30 hrs.
COSTO: $200 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.
DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. La Gruta es el espacio alternativo del Centro Cultural Helénico. Les recomendamos revisar su extensa cartelera.

 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *