LA EPOPEYA DE LOS RECICLADORES

Por  |  Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean adentrarse al muy podrido y shakesperiano inframundo de la basura.

LA EPOPEYA DE LOS RECICLADORES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

“Qué triste se oye la lluvia en los techos de cartón.”

En medio del nauseabundo olor que provocan los deshechos, en ese lugar olvidado por todos y donde reside lo que ya nadie desea, una paloma blanca ha sido mancillada. Un juicio se deberá de llevar a cabo en medio de guerras de poder ensombrecidas por la ambición, negociaciones políticas enlodadas por intereses personales, monarquías corruptas embriagadas de lujuria y toda una sociedad oprimida habitando bajo el peso del trono que gobierna el tiradero. Al final, la basura no es tan distinta del mundo que habitamos ni del que Shakespeare alguna vez imaginó.

“¿Se puede sacar más mierda de la mierda?”

La monumental cantidad de basura que genera el ser humano todos los días da pie a un inframundo regido por mafias que se gobiernan a sí mismas bajo sus propias reglas. Este oscuro fenómeno es explorado por Carretera 45 y Prisma Teatro, compañías teatrales de México y Colombia respectivamente, para crear el proyecto escénico “La Epopeya de los Recicladores” bajo la autoría y dirección de Antonio Zúñiga.

“Cuando te metes en la inmundicia tu cuerpo se acostumbra a ella.”z

Tomando como referencia el universo shakesperiano, uno donde Yago, Ofelia, Ricardo III, Enrique IV, el rey Lear, Romeo y Tito Andrónico conviven entre ropas andrajosas y deshechos malolientes, “La Epopeya de los Recicladores” es un ambicioso trabajo dramatúrgico de Zúñiga. Fascinante en la envergadura de temas que busca cubrir, poderosa gracias a diálogos que transitan entre lo poético y lo pedestre y devastadora por la terrible verdad que retrata, la obra es un bellamente escrito retrato de un horrendo y desconocido universo donde la violación de una mujer puede ser el detonador de toda una revolución que clama justicia. Sin embargo, es importante mencionar que a momentos la dramaturgia tiende a caer en lo discursiva, así como que pareciera casi engolosinada en sí misma en sus referencias al trabajo del bardo inglés. Ambos hechos tienen repercusiones sobre el buen fluir de la narrativa y en una clara recepción sobre los menos versados en el teatro isabelino.





“El dinero público tiene memoria.”

Una escenografía diseñada por Patricia Gutiérrez que muestra a los recicladores y pepenadores habitando en un inframundo debajo del trono del rey de la basura, un vestuario a cargo de Giselle San Diego creado a partir de harapos y deshechos que pinta un muy teatral panorama de la mierda en que los personajes habitan, un número musical creado a partir de botellas de plástico, papel periódico y escobas y una conmovedora escena donde dos llantas de auto sirven como columpios donde dos almas se encuentran. Sin lugar a dudas, “La Epopeya de los Recicladores” es una demostración del poderoso lenguaje teatral que Antonio Zúñiga ha desarrollado a lo largo de su carrera como director de escena. Su capacidad de construir imágenes y desarrollar cuadros que se antojan casi indelebles en el espectador se demuestra en un rey que se yergue como un gigante, ataviado por un raído abrigo que deja al descubierto su desnudez y con un gran cetro creado de basura, que busca ejercer su poder sobre una joven pepenadora que se niega a caer en sus garras. Es bien sabido que Antonio Zúñiga gusta de experimentar sobre el escenario y en este caso deslumbra con el brillo teatral que se encuentra detrás de tanta porquería.

“En esta mesa veo pura basura y ningún reciclador.”

Hombres y mujeres convertidos en ratas andrajosas que habitan amontonados en minúsculos espacios. Son encargados de recolectar lo que los demás han desechado. Entre risas vulgares y cantar el tiempo pasa sin sentido. De momento, se enteran todos de la tragedia que ha acaecido sobre la paloma Ofelia y se levantan enardecidos contra aquel que ha cometida la injuria. La justicia es algo que no siempre se consigue pero se puede negociar a través de amenazas que podían sumir al mundo en la mierda. El elenco de “La Epopeya de los Recicladores”, que conjunta a miembros de la compañía teatral mexicana con la colombiana, es conformado por Margarita Lozano, Abraham Jurado, Christian Cortés, Zamira Franco, Arturo Serrano, Daniela Ramírez, Sergio Andrés Maecha, Juan Camilo Suárez, María Fernanda Granados, Joel Sebastián Báez, Yuleicy Rozo y Andrés Serna. Los resultados son ciertamente desiguales, algunos de ellos fragmentándose y vulnerándose, otros trabajando escénicamente a partir de la forma y no del fondo. Para que el montaje sea verdaderamente contundente y alcance el impacto que Zúñiga claramente busca, se deberá seguir trabajando con los actores para alcanzar la verdad y no la pretensión.

“Nos esperan días con basura hasta el cuello.”

Es casi imposible dimensionar la cantidad de basura que genera una ciudad como la CDMX. Multiplicar por millones y millones las bolsas negras que salen de mi departamento cada semana, donde cabe mencionar que sólo viven dos personas, es un número que sencillamente rebasa la imaginación. Hay todo un sequito de personas que la recoge, la ordena, rescata lo valioso y recicla lo que puede al mismo tiempo que desaparece de nuestras vistas lo que a nadie le sirve o interesa. Qué importante es adentrarnos en ese mundo para hacer conciencia de nuestro rol en ese inframundo, qué fácil es seguir ignorándolo y hacer de cuenta que la basura simplemente deja de existir cuando sale de nuestras casas.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia





DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “La Epopeya de los Recicladores”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Antonio Zúñiga

ACTÚAN: Antonio Zúñiga, Margarita Lozano, Abraham Jurado, Christian Cortés, Zamira Franco, Arturo Serrano, Daniela Ramírez, Sergio Andrés Maecha, Juan Camilo Suárez, María Fernanda Granados, Joel Sebastián Báez, Yuleicy Rozo y Andrés Serna (alternando funciones).

DÓNDE: Centro Cultural Carretera 45

DIRECCIÓN: Juan Lucas Lassaga 122, Colonia Obrera. Detrás de Metro San Antonio Abad.

CUÁNDO: Miércoles a Viernes 20:30 y Sábado 19:00 hrs. Hasta el 3 de Marzo.

COSTO: $120. Boletos en taquilla. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Muy cerca de metro San Antonio Abad.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

2 Comments

  1. Lula

    28 febrero, 2018 at 10:12 am

    Hola!… en cuanto a la creación de vestuario, fue realizada por Giselle San Diego.
    Gracias

    • admin_entretenia

      2 marzo, 2018 at 7:55 pm

      Gracias por la aclaración. Ya se hizo la corrección en la crítica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *