LA TRÁGICA HISTORIA DE HAMLET, PRÍNCIPE DE DINAMARCA (Primera Parte)

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean ver la mitad de la obra cumbre de William Shakespeare en una versión que desafía etiquetas.

LA TRÁGICA HISTORIA DE HAMLET, PRÍNCIPE DE DINAMARCA

(Primera Parte)

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Sospecho una traición.”

Hay algo podrido en Dinamarca. El rey Hamlet ha muerto, más eso no ha detenido a la reina Gertrudis de contraer segundas nupcias en tan sólo dos meses con quien antes fuera su cuñado, el recién coronado Claudio. No obstante, hay ponzoña en medio de esta unión, algo que provoca que los espíritus de los muertos ronden el castillo en la madrugada, una razón por la que el joven Hamlet opte por la locura y el teatro para poder clavar su espada en la verdad. Esto no es más que el principio de una de las más grandes historias jamás contadas.

“Las perfidias saldrán a la luz.”

Considerada como la obra cumbre de William Shakespeare, “La Trágica Historia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca” es una historia de largo alcance, expandiéndose a lo largo de cinco actos. Es por ello que la Compañía Nacional de Teatro emprende el magno reto de producir la versión completa de la obra, decidiendo presentarla en dos partes: la primera en 2019, la segunda a principios de 2020. Esta primera entrega abarca los dos primeros actos y tan sólo la mitad del tercero, deteniendo la historia justo antes de que Hamlet vaya a los aposentos de su madre la reina, y se cometa el primer asesinato de la obra. Esta decisión deja a la puesta en escena sin una verdadera conclusión que deje al espectador deseando saber el destino de los personajes, percibiéndose más como un aleatorio corte a la narrativa que un cierre a una historia que habrá de continuar.




“Quien intente detenerme lo volveré un espectro.”

Hamlet, tras tener una reveladora confrontación con el fantasma de su padre, decide hacerse pasar por loco para poder descubrir la verdad detrás del posible asesinato del rey. Dentro de esta charada, el príncipe hace uso de una compañía de teatro itinerante para presentar una obra donde se interpretará, ante los ojos de los monarcas, una recreación de lo que el ahora rey cometió para alcanzar la corona. La labor de traducción que se requiere para montar en español “La Trágica Historia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca” es verdaderamente titánica. El director José Caballero decide hacer uso de tres versiones distintas, a cargo de Tomás Segovia, Ángel-Luis Pujante y Flavio González Mello, dando como resultado una versión diversa en el lenguaje empleado, a momentos elaborado y cargado de parsimonia, en otros casual y moderno. Esto podría resultar desconcertante de no ser por estar claramente alineado con la propuesta de dirección que enfatiza el aspecto universal y atemporal del texto del bardo inglés.

“La virtud no puede engendrarse en un tronco podrido.”

En un escenario casi vacío, donde se han delimitado dos espacios que crean la ilusión de hacer teatro dentro del teatro con ayuda de una escalinata, la iluminación es capaz de crear atmósferas fantasmagóricas o la calma de un bosque. Aquí, en un ambiente libre de tiempo o espacio, tal y como también lo marca un vestuario igualmente de época o actual, los géneros y las edades se han desdibujado. De tal manera, no es de sorprender que Hamlet sea interpretado por Julieta Egurrola, una actriz de 66 años de edad, su padre por Luisa Huertas a sus 68 años, mientras que Gertrudis es encarnada por Octavia Popesku, quien es más joven. La propuesta de dirección José Caballero es libre de etiquetas, apostando por una inclusión que entiende que las palabras de Shakespeare rebasan géneros, lugares o años. Esta pretensión se alcanza en distintos niveles, desde la elección de elenco, hasta aspectos técnicos, gracias en parte al buen trabajo de escenografía e iluminación de Philippe Armand como por el vestuario a cargo de Georgina Stepanenko. Una puesta ágil y contemporánea que permite que las casi tres horas que dura esta primera mitad llegue a buen puerto.

“La locura es una circunstancia que en los grandes no puede pasar sin vigilancia.”




Hamlet, temeroso pero decidido, enfrenta al fantasma de su padre. La espectral figura, con voz portentosa, revela la verdadera naturaleza de su muerte, dejando a Hamlet con una misión que lo llevará a derramar sangre por el reino. La grandilocuencia de la situación, realizada con franca naturalidad por ambos personajes permiten crear una escena perfectamente entendible dentro del lenguaje rebuscado de Shakespeare, al mismo que mantiene la atención de los asistentes. A pesar de ser evidente el aun inacabado proceso de creación de Hamlet por parte de Julieta Egurrola, quien a momentos lanza sus diálogos sin el verdadero peso dramático necesario, sus años de experiencia le permiten sacar a flote el personaje de manera digna. En contraste, es digno de resaltar el trabajo de Luisa Huertas en el papel del Rey Hamlet y de uno de los principales actores de la compañía teatral que ayuda a Hamlet en su charada contra su madre y Claudio. Huertas en estos dos pequeños papeles brilla por su peso escénico y su clara capacidad de encarnación. El resto del elenco conformado por Miguel Cooper, Zaide Silvia Gutiérrez, Erika de la Llave, Miguel Ángel López, Gastón Melo, María del Mar Nader, Óscar Narváez, Laura Padilla, Angelina Peláez, Octavia Popesku, Pablo Ramírez, Antonio Rojas, Amanda Schemlz, Alfredo Barraza, Ernado González, Alejandra Ricardez y Daniel Ruiseñor entregan resultados que cumplen con el cometido de darle vida a la magna obra de Shakespeare dentro de una propuesta que desafía géneros o edades.

“Se es o no se es, se trata de eso.”

Este año se ha caracterizado por una cartelera que no ha temido a presentar obras de gran duración, siendo Orestiada un buen ejemplo de ello con sus cuatro horas de duración. Esto ha desatado una discusión en torno a si las puestas en escena deberían o no tener este tipo de longitud que pareciera desafiar la paciencia de un espectador. Mi opinión es aquella que brinda Estela en torno al valor del arte en la inmortal novela de Charles Dickens Grandes Esperanzas: El arete se mide siempre por su belleza. Por ello, encuentro desconcertante la necesidad de esperar 6 meses a que llegue la segunda entrega de la obra, siendo que hubiera sido mejor ver el montaje entero, independientemente de cuánto hubiera durado. Si una obra está bien hecha, hablar de su duración es un acto de total futilidad.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “La Trágica Historia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca, Parte 1”

DRAMATURGIA: William Shakespeare

TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN: José Caballero basado en las traducciones de Tomás Segovia, Ángel-Luis Pujante y Flavio González Mello.

DIRECCIÓN: José Caballero

ACTÚAN: Miguel Cooper, Julieta Egurrola, Zaide Silvia Gutiérrez, Luisa Huertas, Erika de la Llave, Miguel Ángel López, Gastón Melo, María del Mar Nader, Óscar Narváez, Laura Padilla, Angelina Peláez, Octavia Popesku, Pablo Ramírez, Antonio Rojas, Amanda Schemlz, Alfredo Barraza, Ernado González, Alejandra Ricardez y Daniel Ruiseñor.

DÓNDE: Teatro Del Bosque Julio Castillo

DIRECCIÓN: Paseo de la Reforma y Campo Marte S/N.

CUÁNDO: Jueves, Viernes y Sábado 19:00, y Domingo 18:00 horas. Hasta el 22 de Septiembre 2019.

COSTO: $150. Boletos en taquilla y www.ticketmaster.com.mx. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 165 minutos con dos intermedios.

DATOS DEL TEATRO: El Centro Cultural del Bosque cuenta con una extensa cartelera en sus diferentes teatros, les recomendamos revisarla. Cuentan con dos estacionamientos gratis al mostrar sus boletos para la obra. Se encuentra detrás del Auditorio Nacional.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *