DIME LO QUE ESCUCHAS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren atestiguar una poco ortodoxa terapia al ritmo silente de Sex Machine Gun.  

DIME LO QUE ESCUCHAS 

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

Yo te voy a poner algo para escuchar y tú me dices qué sientes.” 

Bienvenidos al consultorio Música y Vida. Aquí la Doctora Ana Pasteur pondrá todo su conocimiento sobre musicoterapia, así como algunas de sus psicopatías, al servicio de sus pacientes. Entre la apariencia y la realidad, la cultura china y la japonesa, entre sesiones de auto-ayuda, un deseo no confesado y un pavor a la oscuridad, dos mujeres tendrán que encontrar un punto intermedio entre la sanidad mental y el tema principal de una telenovela.  

No te traumes que no estamos aquí para eso.” 

La codependencia en una de sus más enfermizas representaciones se hace presente en “Dime lo que Escuchas” de la dramaturga Sol Pereyra. Un juego de apariencias donde nadie es únicamente lo que aparenta ser, así como una ingeniosa comedia sobre las terapias alternativas que existen en la actualidad, poco a poco se va revelando como una dinámica tanto perversa como amorosa en un grito desesperado por rescatar algo que claramente se ha perdido.   

Si la próxima semana sigues igual, seguimos con la misma canción.” 

Una joven paciente que desea encontrar la felicidad comiendo barritas de salvado, platicando con su planta sushi y haciéndole caso en todo al chino que atiende el ciber-café se encuentra con una músicoterapueta limítrofe que claramente necesita más ayuda de la que puede proporcionar. Esta combinación de caracteres da como resultado en “Dime lo que Escuchas” un texto con diferentes lecturas, dependiendo de la profundiad con la que quiera analizar, yendo desde la comedia ligera de personalidades ocultas hasta un verdadero estudio sobre la soledad, la codependencia y urgente necesidad del ser humano por encontrar respuestas, así sea en las terapias más ridículas.  





“Si yo no tuviera problemas, ¿usted de qué viviría?” 

Cuando la paciente llega por primera vez al consultorio de la Dra. Pasteur el público se encuentra con una comedia ligera con ciertos tintes de farsa. Al momento en que la luz se va y la terapeuta entra en un ataque casí psicótico, el montaje se convierte en una farsa que raya en la oligofrenia. Más adelante, mientras paciente y doctora tienen momentos de profunda reflexión cada quien en soledad, la obra transita hacia el melodrama. La dirección de “Dime lo que Escuchas” a cargo de Daniel Bretón toma toda una serie de decisiones que parecieran estar diseñadas para retar al espectador en su capacidad de adaptación y paciencia. Ya sea por un constante cambio de tono en el montaje, por decisiones inconsistentes en la sonorización de la misma, o por toda una gama de elementos escenográficos que a momentos parecieran entorpecer más que apoyar el buen flujo de la obra, las decisiones en dirección ensombrecen el texto de Pereyra, pierde incluso a momentos sentido y el trabajo actoral de ambas actrices se ve obstaculizado.  

“No todo lo que ayuda es fácil.” 

Mística y con los chakras en línea, la Dra. Ana da la bienvenida a su paciente. Con desesperación desbordada la misma doctora es incapaz de lidiar con la oscuridad resultado de un apagón. Mas adelante, su furia con un empleado de la compañía de luz se convierte en franca coquetería, llegando su personalidad limítrofe a la cúspide cuando sostiene una conversación con ella misma durante una sesión de auto-terapia. La actuación de Naomy Romo en “Dime lo que Escuchas” es un buen catálogo del rango actoral que la talentosa actriz es capaz de manejar, desde la comedia al melodrama, pasando en medio por la hipérbole propia de la farsa, todo ello con entrega y honestidad. A su lado, Sofía Sylwin tiene la responsabilidad de darle vida a la paciente Laura, un trabajo mucho más contenido que el de Romo, pero no por eso menos complejo. Sylwin resulta divertida y escandalosa mientras se emociona por el nuevo disco de los Sex Machine Guns con la misma facilidad con la que se convierte en alguien frágil y roto ante la verdad de su inexistente relación con quien ella creía que provenía de la antigua China. Ambas actrices son sin duda el punto eje sobre el que esta puesta en escena debe de enfocarse para crecer.  

“Cuando hablamos de mí, terminamos hablando de usted.” 

No es ningún secreto mi animadversión por todas aquellas terapias que yo he denominado que entran dentro del término cómico-mágico-musical. Sin embargo, tampoco es un misterio el que yo mismo he sido víctima de la codependencia y que en algún momento de mi vida termine en un grupo de autoayuda, así como en terapia, para poder superar este mal. Todos tenemos que encontrar la manera de lidiar con nuestros demonios, de estar en paz con aquello que nos duele dentro del alma, con los traumas de una vida entera. Sea cual sea la manera, incluso con música de los muy estridentes Sex Machine Guns, tenemos que ser libres de toda atadura para encontrar la felicidad.  

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES 

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción) 

OBRA: “Dime lo que Escuchas” 

DRAMATURGIA: Sol Pereyra 

ADAPTACIÓN Y TRADUCCIÓN: Daniel Bretón y Abraham Villafaña 

DIRECCIÓN: Daniel Bretón 

ACTUAN: Sofía Sylwin y Naomy Romo.  

DÓNDE: Teatro La Capilla 

DIRECCIÓN: Madrid 7, Del Carmen Coyoacán.  

CUÁNDO: Martes 20:00 hrs. Hasta el 29 de Mayo.  

COSTO: $250 entrada general. Aplican descuentos. Boletos en taquilla y en www.redticket.com.mx 

DURACIÓN: 80 minutos sin intermedio 

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera.  

[AFG_gallery id=’631′] 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *