DE ORESTES NO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren participar en una tragedia griega que no se toma tan en serio.

DE ORESTES NO

Por Juan Carlos Araujo
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Bienvenidos al santuario profético.”

La sangre sólo se puede pagar con sangre y ésta ha sido derramada, por lo que se clama justicia contra el asesino. Orestes ha dado el regalo de la muerte a Clitemnestra y por ello deberá rendir cuentas ante la justicia, ir a juicio y enfrentar su condena. Los fantasmas de los caídos, la presencia de una hermana que lo orilló a semejante acto y hasta aquella que no tiene tragedia se han dado cita esta noche para defender o injuriar a tan épico personaje. Tal vez el juez tenga piedad con el acusado, sobre todo si se considera que él también es el dramatrugo y director de la obra, explicasndo las cosas con dibujitos de pollitos hechos por niños de primaria y evidentemente no está tomándose las cosas tan en serio. Relájense y prepárense para emitir su veredicto: esta NO es una tragedia griega.

“Todavía prosigue esta cruel historia.”

Hace cinco años el visionario dramaturgo y director Xavier Villanova decidió cambiar las reglas del juego al llevar su reinterpretación post-dramática del mito de Elektra a presentarse en espacios no convencionales, específicamente la casa o departamento de sus espectadores, dando así inicio al Movimiento de Teatro Íntimo para Departamentos. “Elektra y los Pájaros” dio paso a nuevas y más maduras propuestas como la muy perturbadora y exitosa “Para Eliza”, permitiendo que el movimiento se solidificara y abriera el camino para la segunda parte de lo que promete ser una trilogía griega nada convencional. La Orestiada según Villanova continúa ahora con “De Orestes No”.

“Juzguen si he obrado o no justamente.”
 

Basándose principalmente en “Las Euménides” de Esquilo, “De Orestes No” invita al espectador a ser parte activa de un juicio, ya sea como miembros del jurado o como los protagonistas de la historia, donde Orestes será procesado por el asesinato de su madre. Lo que de entrada se presenta como una obra de gran seriedad y pretensión, al mostrar a las llamadas Furias clamando venganza por el nefario crimen cometido, poco a poco va revelando su verdadera naturaleza, la cual no tiene nada que ver con lo que uno pensó en un inicio. Con un ingenioso sentido del humor que colinda con la sátira, incluso rayando en una franca burla hacia la tragedia griega, y con su característico sello dramatúrgico donde la cuarta pared no sólo se rompe sino que se trasgrede, Villanova se deleita con toda una serie de rompimientos en la estructura dramática base para transportar al asistente de un tribunal a una clase de kinder donde aprenderemos sobre los pollitos, a un documental de National Geographic o a un ensayo de teatro donde el mismo director pareciera que ni sabe lo que hace. Villanova invita a dejar el rol pasivo de mero público para unirse no sólo al juego sino a ser parte integral del desenlace de la misma obra.

“Tú tienes la culpa, tú escribiste la historia.”
 

La ficción comienza desde que se recibe por correo electrónico una muy formal invitación al espectador para ser parte del jurado y donde se darán los lineamientos a seguir, incluyendo el código de vestimenta para la función. Esto forma es esencial para la dirección que Villanova imprime a “De Orestes No”, la cual resultará familiar a quienes han tenido la oportunidad de aplaudir trabajos anteriores como “Los Últimos Días de Clark” o “Para Eliza” (críticas en www.entretenia.com), donde lo que pareciera fortuito, caprichoso o pretencioso, es parte medular de la dinámica propuesta, misma que ha sido pensada y planeada con sumo cuidado para ofrecer algo que va más allá de una simple representación teatral y convertirse en una experiencia que a momentos alcanza tintes performativos. La magia del teatro de sombras, la sobriedad de la tragedia, los excesos de la farsa e incluso toques de gran melodrama se conjuntan en una sola obra para crear un pastiche de géneros y tonos que, insisto, será de gran entretenimiento para el asistente en la medida en que se deje llevar tanto por la propuesta como por el rol que le ha sido asignado, ya que uno puede ser parte del jurado en el juicio contra Orestes donde incluso se da un intermedio de siete minutos para la deliberación del veredicto y decidir la sentencia apropiada. Cuidado, aquel que no sea elegido para ser jurado podría ser designado para fungir como Clitemnestra, Elektra, Agamenón o algunos otros de los personajes principales de la tragedia, volviéndose parte de la acción dramática quiera o no. Villanova sabe cómo manipular y disuadir al público para que participe activamente en el montaje, algo que enriquece exponencialmente la experiencia, sobre todo al considerar que todo sucede en el departamento o casa de alguno de los espectadores.

“Tú no tienes tragedia.”
 

Uno de los atractivos más importantes en “De Orestes No” es la presencia de actrices que ya han formado parte de montajes anteriores de Villanova y que claramente saben cómo manejar este tipo de teatro para máximo efecto. Viviana Amaya, quien lucía toda su capacidad dramática en “Elektra y los Pájaros”, muestra ahora su también efectiva manera de hacernos reír, sin nunca desvirtuar a su personaje. En verdad resulta delicioso ver a Viviana, con toda la seriedad que le confiere el personaje de Orestes, poniéndose una máscara de pollo. Paula Vrelly, quien me congeló la sangre en “Para Eliza”, y Mariana Castro se entregan de lleno al montaje haciéndose cargo de los roles de las Furias, Elektra y Clitemnestra con muy buenos resultados. Dado que Vrelly tiene muchas más tablas en este tipo de montajes, se le nota una mayor comodidad y soltura en sus cambios de personaje y en los rompimientos que suceden a lo largo de la función; en la medida que Castro logre fortalecer ciertos aspectos interpretativos, se conseguirá un elenco mucho más sólido y unido. Completando el cuadro, Xavier Villanova toma el rol del juez durante el tribunal en contra de Orestes. Esto no es algo novedoso ya que el dramaturgo y director se ha caracterizado por asumir algún papel pequeño en cada uno de los montajes que he presenciado; sin embargo, en el caso de “De Orestes No”, Villanova se ha escrito un verdadero personaje y no nada más un nuevo alter-ego, por lo que deberá hacer uso de sus habilidades actorales para realmente convencer de que es un juez quien está en escena y no meramente el carismático teatrero.

“La sangre materna, una vez derramada, es difícil de recoger.”
 

Desde que tuve la fortuna de ver “Para Eliza” me he declarado fan del Movimiento de Teatro Íntimo para Departamentos. El concepto ha madurado, al igual que lo ha hecho su creador, para cada vez ofrecer mejores obras, propuestas más interesantes, abarcando un mayor espectro de géneros. “De Orestes No” representa el regreso a los inicios de este movimiento pero con la sabiduría y crecimiento que ha llegado con los cinco años que han pasado desde que “Elektra y los Pájaros” fuera aplaudida por primera vez. Esta es la segunda parte de una trilogía, tercera parte pronto a estrenarse, dentro de un proyecto que busca ser muchísimo más grande que una mera exploración de espacios alternativos para la escena mexicana contemporánea. Uno de los privilegios absolutos de esta aventura llamada Entretenia ha sido conocer esta maravillosa propuesta escénica que, con cada nuevo estreno, se solidifica y legitimiza dentro de la cartelera de nuestra ciudad. El haber encontrado en Xavier a un nuevo amigo es una bendición  adicional. Si ese factor nubla mi valoración para “De Orestes No” es algo que dejo a su criterio. Los invito a que vayan y sean parte del jurado, tanto del crimen que ha cometido Orestes como de mi crítica.

 

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “De Orestes No”
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Xavier Villanova
ACTÚAN: Paula Vrelly, Viviana Amaya, Mariana Castro y Xavier Villanova.
DÓNDE: La función sucede en un departamento diferente cada semana.
DIRECCIÓN: Para asistir, se puede reservar por 3 vías diferentes:
          Facebook del Movimiento de Teatro Íntimo para Departamentos: https://m.facebook.com/profile.php?id=808623419189730&_rdr
          Twitter: @movteatro
          Celular: 55-3571-0043
CUÁNDO: Jueves 21:00 hrs.
COSTO: Cooperación voluntaria sugerida de $150.
DURACIÓN: 60 minutos con un intermedio de 7 minutos para la deliberación del jurado.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *