CUANDO SEA LIBRE

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes se quieren enfrentar al infierno que tantas y tantas mujeres sufren a diario en este país.

CUANDO SEA LIBRE

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Juro que van a haber días en que quieras que te maten.”

Aquí, en este cuarto repleto de cajas de cartón que ocultan en su interior los gritos ahogados de dolor de aquellas que tienen que pagar su deuda con el cuerpo, se encuentra la posibilidad de escapar. Aquí, en este infierno donde los sueños con sabor a helado de yogurt se desintegran, hay todavía espacio para la esperanza, la bondad y la generosidad. No queda mucho tiempo, la camioneta hacia la frontera la espera y es vital que todo salga bien. Lástima que los fantasmas del pasado aún sean tan poderosos y que una terrible decisión se tenga que tomar.

“Nada más es por un tiempo, en lo que pagas mi deuda.”

La desaparición de menores, la trata de personas y el lucrar con la destrucción del cuerpo y espíritu de otro ser humano son algunos temas que el autor y director Antonio Zacruz toca en “Cuando sea Libre”, un poderoso melodrama que, a pesar de caer en lugares comunes, habla con honestidad y sin miedo sobre uno de los más grandes males que aqueja a nuestro país pudriéndolo hasta las entrañas. Con un arco dramático construido muy a propósito para mover fibras emocionales en el espectador, Zacruz presenta a Candy y a Natalia, dos mujeres con historias sumamente distintas que fueron arrojadas al mismísimo infierno al ser culpables de confiar en la persona equivocada.

“Descansa todo lo que puedas mientras puedas.”

Un matrimonio concretado sobre una cama de mentiras, una devota familia que prefiere ser ciega antes de aceptar que bajo su mismo techo se llevan a cabo actos aberrantes ante los ojos de Dios y un plan para poder alcanzar la libertad. Cada uno de los diferentes puntos narrativos que “Cuando sea Libre” plantea tienen el claro propósito de horrorizar y conmover al público al mismo tiempo que consiguen transmitir de manera plena el sentido de urgencia que se permea en toda la obra. Estos puntos bien logrados y sólidos en la dramaturgia permiten una compenetración con los personajes, tanto víctimas como villanos, quienes a pesar de ser a momentos un tanto estereotípicos, se sienten reales y próximos.





“Yo ya viví mi infierno.”

Bajo una luz azul mortecina y con música dramática llenando la sala, un joven adolescente mira con lujuria a su hermana quien se encuentra acostada en su cama sin sospechar que su peor pesadilla está a punto de comenzar.  Una vez acostado, el actor abusa de la joven a su antojo utilizando las sábanas como sustituto de la chica. La dirección que Zacruz aporta a “Cuando sea Libre” intensifica aún más la propuesta dentro de la narrativa, haciendo uso de una iluminación y musicalización que exacerban los sentimientos que los espectadores se supone deben de sentir en todo momento. Sin embargo, es definitivamente de aplaudir el buen ritmo que lleva la puesta en escena, así como  la manera de resolver ciertas escenas, específicamente el clímax de la historia, logrando desdoblar a al personaje masculino en dos figuras de autoridad que aterran a dos jóvenes desesperadas por algún día alcanzar la tan elusiva felicidad.

“A veces le pides a Dios que te salve y el que te escucha es el Diablo.”

Actoralmente, “Cuando sea Libre” se apoya con el trabajo de Bet Jara y Adriana Olmedo quienes interpretan a la acabada Candy y a la aun inocente Natalia respectivamente. Ambas actrices trabajan con verdad escénica y con talento, aun cuando se podría robustecer el trabajo de ambas si se atrevieran a fracturarse y vulnerarse mucho más en lugar de recurrir a la forma y al pretender cuando se deben de verdaderamente romper sobre el escenario. Sin embargo, ver a Bet Jara sosteniendo con dolor una fotografía o descubrir la profunda resignación de Natalia en los ojos de Adriana Olmedo son testimonios de la calidad que ambas actrices demuestran. Por su parte, Dan Frausto encarna toda una plétora de personajes masculinos como el padre de Natalia, el padrote de un prostíbulo o el falso esposo de Candy con resultados que podrían mejorar si se hiciera uso de una verdadera actoralidad y no hacer uso de recursos poco funcionales como el hacer voces o cambiar el caminado para darle vida a cada una de sus variaciones.

“Siempre vale más el comentario de un hombre que el de una mujer.”

Es triste de verdad como día con día nuestra cartelera teatral se va poblando cada vez más con historias que hablan de este problema que pareciera imposible de solucionar. Cada mujer que desaparece sin dejar rastro, cada menor que es forzada a entregar su cuerpo en contra de su voluntad, cada ser humano que muere bajo el cuchillo de quien acaba de cosecharle un órgano vital es testimonio de nuestra barbarie como especie, du cuán poco merecemos gobernar este planeta, de cuánto a veces me avergüenza mi género, de cómo todavía nos faltan millones de años para verdaderamente evolucionar.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Cuando sea Libre”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Antonio Zacruz

ACTÚAN: Bet Jara, Adriana Olmedo y Dan Frausto.

DÓNDE: Hostal Centro Histórico Regina
DIRECCIÓN: 5 de Febrero 53, Centro Histórico.

CUÁNDO: Viernes 21:00, Sábado 20:00 y Domingo 18:00 y 20:00 horas. Hasta el 30 de Julio.

COSTO: $150. Boletos en taquilla.

DURACIÓN:  50 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking, pero hay un estacionamiento pasando el Hostal.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *