CHAYOTE

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren adentrarse a la podrida relación entre la prensa y la política.

CHAYOTE

Por Juan Carlos Araujo
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“¿Puedo confiar en ti, no?”
 
En épocas de campaña electoral la ética y la moral son obstáculos que se tienen que eliminar lo antes posible si es que se quiere avanzar y alcanzar el tan codiciado Rolex de oro que simboliza la llegada a la tierra prometida. Para un periodista ambicioso libre de todo escrúpulo y con las conexiones correctas, esta es una excelente oportunidad para hacer mucho dinero fácil y saltarse varios peldaños en la escalera corporativa del periódico. Pero… ¿a qué precio? Este cuarto de hotel ha sido testigo silencioso de toda una serie de infidelidades, de muchísimas perversiones innombrables; nunca se había visto tanta podredumbre que la que se ha generado entre estos dos hombres, viendo pornografía en su ropa interior, vendiendo sus más preciados secretos al mejor postor.
 
“Mi chamba es buscar información.”
 
Chayotear: dícese del acto corrupto que involucra la compra-venta de información dentro de los medios de comunicación, principalmente de la política. A partir de sus propias vivencias como editor de una publicación nacional enfocada a la política, el dramaturgo Alberto Castillo escribe “Chayote”. Este interesante drama político-periodístico mantiene atrapados a los asistentes al entregarles una buena dosis de suspenso y otra de morbo que engancha gracias a un agridulce chisme que desgraciadamente resulta muy familiar en nuestro país.
 
«Mientras no me prohíban nada por escrito, que se chinguen.”
 
“Chayote” se desenvuelve en el cuarto de algún hotel de mala nota, donde dos periodistas tienen varios encuentros secretos, ilícitos y éticamente cuestionables con el fin de negociar una entrevista con el candidato de la oposición. Este campo de batalla resulta ideal para que Castillo explore la relación que existe entre el poder, la ambición, la política, el sexo y el dinero. Dos personajes corrompidos por un sistema disfuncional, diálogos sórdidos cargados de homo-erotismo malintencionado y el claro conocimiento del  autor sobre el tema, permiten que la obra juegue y manipule a los espectadores llevándolos por un lado, haciéndoles creer que la historia va en cierta dirección, para culminar con un final que resultará sorprendente para los menos cínicos y aquellos que aún tienen esperanza.
 
“¿De dónde crees que el candidato oficial tiene tanta lana?”
 
Montar “Chayote” en una habitación de hotel real brinda toda una serie de oportunidades para que Alberto Castillo, quien también dirige, lleve su obra hasta las últimas consecuencias. Ser testigos de qué tan corrupto es el sistema político en este país siempre resulta fascinante, pero el sabor tan sórdido que produce verlo de frente, a un par de metros de distancia, con la televisión gimiendo con pornografía, produce una sensación muy particular que puede ser aún más explotada por el director. Un mejor manejo de la tensión dramática, sobre todo durante las transiciones entre escenas, un fortalecimiento del ritmo y un mayor aprovechamiento de los elementos disponibles lograrán que la dramaturgia se robustezca y las actuaciones luzcan mucho más.
 
“Vas a decir que fuiste y que te querían pagar.”
 
Rok Lozano y Javier Espinosa logran buenas interpretaciones como estos dos ambiciosos reporteros, sobre todo gracias a la evidente química y comunicación que existe entre ellos, manejada a su máximo efecto en los momentos en que la violencia, física o verbal, se hace presente. Lozano convence como este pseudo-periodista, corrupto, macho y repugnante, con la misma facilidad con que Espinosa nos convence en su rol de “ingenuo”, quien sólo se dejó llevar por la influencia del primero. “Chayote” funciona gracias al sólido trabajo por parte de los dos actores involucrados quienes serán objeto del desdén, desprecio y repudio de los espectadores, ya sea por estar sacando raja de la situación política actual o por el simple hecho de tener las manos metidas en sus calzones.
 
“Uno no se puede esconder cuando está ganando dinero.”
 

Con cada nueva invitación que recibo para ver una obra de teatro, cada correo invitándome a un estreno, cada entrevista que me solicitan o cada tweet que me piden que mande, me doy cuenta, dentro de mi pequeña dimensión, del enorme poder que tiene la prensa en esta ciudad, en este país, en el mundo entero. Siempre se nos dice y repite que la solución a la corrupción reside en cada uno de nosotros; mensaje que se nos machaca constantemente debido a que es verdad. No niego soñar con la grandeza, con el dinero, la fama y la fortuna… con un Rolex de oro bien grandote y bien pesado en mi muñeca. Si lo he de obtener, será gracias a mi trabajo y esfuerzo, no a un chayotazo.

 

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “Chayote”
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Alberto Castillo
ACTÚAN: Rok Lozano y Javier Espinosa.
DÓNDE: Habitación 22 del Hostal Regina.
DIRECCIÓN: 5 de Febrero #53, Colonia Centro.
CUÁNDO: Viernes 21:00 hrs.
COSTO: $150 entrada general. Boletos en taquilla y en www.chayote.boletia.com
DURACIÓN: 45 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking pero hay varios estacionamientos en la zona. Cerca del Metro Isabel la Católica.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *