VENENO SABROSO CON UNA PIZCA DE SAL

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes están cansados de ser agua y están listos para llenar de sabor su vida.

VENENO SABROSO CON UNA PIZCA DE SAL

 
“¿De verdad eres feliz conmigo?”
 

No importa en qué envase venga, por más moderno el diseño o innovadora la botella, el agua siempre es incolora, inodora e insípida. En cambio el mezcal, especialmente el de Oaxaca, está lleno de toda una gama de sensaciones que atacan con electricidad el paladar. Ella es agua, o al menos así se siente. Un virus mortal en la sangre es lo de menos cuando se tiene un trabajo monótono, un matrimonio cansado con un hombre detestable, en sí, una vida totalmente carente de sabor. Un caldo de camarón, el recordar que alguna vez fue miel de rosas y el sabor del mezcal en sus labios tal vez logren traer de vuelta ese sazón tan necesario a su vida.

“Eres mía y yo soy de ti.”
 

La monotonía del diario vivir en la ciudad, lo feroces que pueden llegar a ser las relaciones y la delicia de una aventura son los temas que explora Alberto Wolf en “Veneno Sabroso con una Pizca de Sal”. Una mujer seropositivo que logra inyectarle nueva fuerza a su vida, a partir de reavivar las chispas de una relación pasada, dan paso a un melodrama diferente que nos recuerda que la vida es maravillosa a pesar de lo terrible que pueda llegar a parecer, siempre y cuando la aderecemos con amistad, amor y las ganas de ser felices.

“Hacía mucho que la vida no me sorprendía en lo más mínimo.”
 

La dirección de Antón Araiza logra potencializar el texto de Wolf con una propuesta visual ingeniosa al encerrar la acción en un espacio conformado por lo que interpreto como bloques de sal, enmarcado por distintas botellas de agua. Es en esta arena donde Ana, la protagonista, se enfrentará a los abusos de Oscar, su marido, como a sus demonios internos al reencontrarse tanto con Ricardo, su ex, como con Casilda, una amiga del pasado. Para poder llevar a buen puerto esta situación, Araiza se hace valer de un ritmo adecuado, pausado y variado, y de una iluminación que crea diferentes ambientes, tanto en la realidad como en las mentes de los diferentes personajes. La elección musical que ha escogido el director es igualmente muy atractiva, aun cuando habría que cuidar un poco más su uso para no convertirse en ruido ambiental que llegue a contaminar la escena.

“Hoy quiero que me acaricies.”
 

Posiblemente el punto más atractivo dentro de “Veneno Sabroso con una Pizca de Sal” es la combinación de lo mágico y lúdico con lo crudo y real. Los diálogos de Wolf se expresan sin ninguna piedad en contra de Ana en boca del marido, quien le recuerda que no vale un centavo debido a su condición física, para segundos después sumergirnos en una bonita lírica en boca de quien besara sus labios tiempo atrás. Antón inteligentemente explota estos diálogos para potencializarlos a su máxima poeticidad o crueldad.

“¿Cómo puede algo horrible ser mágico?”
 

A nivel actoral, “Veneno Sabroso con una Pizca de Sal” cumple con los requerimientos de texto y dirección, llegando a alcanzar momentos de verdadera genialidad. Verónica de Alba presenta una Ana que logra ganarse al público como esta mujer atrapada en su realidad, desesperada por no saber ni cómo escapar. Su presentación de botellas de agua es sencillamente memorable, una buena combinación de talento y precisa dirección actoral. A su lado están Ricardo Palacio y el mismo autor, Alberto Wolf, en los papeles de Oscar el marido y Ricardo la expareja, respectivamente, quienes realizan sus roles con precisión, dentro del marco establecido, dando fuerte apoyo a la protagonista. Sin embargo, quien verdaderamente muestra sus tablas y talento es Haydeé Leyva, quien aparece en escena en el papel de Casilda como un torbellino de aire fresco dentro de toda una situación que a ratos se plantea como demasiado seria. El contraste que Haydeé le brinda a la obra es sencillamente delicioso, la pizca de sal que necesita la obra para tener el sabor justo que deleita.

“Soy mía y de nadie más.”
 

Tal pareciera que muchas veces la vida diaria, la rutina, la comodidad, nos empuja a estar en un lugar donde no queremos estar. En cada uno de nosotros está el poder de cambiar, de transformar o revolucionar nuestra vida y hacer de ella lo que queremos que sea. Hace casi un año mi vida era buena, cómoda y tranquila, pero algo claramente le faltaba. Era feliz dentro de una vida que había sido muy similar durante casi veinte años, hasta que un día decidí ponerle un nuevo sabor, una pizca de teatro que se ha convertido en uno de los principales motores de mi existencia. Entretenia es la sal que le da sabor a mi vida, ¿Cuál es la tuya?

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Veneno Sabroso con una Pizca de Sal”
DRAMATURGIA: Alberto Wolf
DIRECCIÓN: Antón Araiza
ACTÚAN: Verónica de Alba, Ricardo Palacio, Haydeé Leyva y Alberto Wolf.
DÓNDE: Un Teatro, Alternativa Escénica
DIRECCIÓN: Nuevo León 46, Colonia Condesa. Frente al parque España.
CUÁNDO: Sábados 21:15 hrs. Hasta el 2 de Agosto.
COSTO: $120 entrada general. $80 estudiantes, maestros e INAPAM. Boletos en taquilla.
DURACIÓN: 55 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Pueden tomar un mezcal antes de la función, cortesía de la casa.
COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.