PIENSOS DEL LÓBULO FRONTAL DERECHO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean adentrarse en la mente de un no-adolescente con TDAH.

PIENSOS DEL LÓBULO FRONTAL DERECHO

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de la Producción

“¿A quién se le ocurre contar un biodrama cuando no tengo dramas que contar?”

El nieto de uno de los más respetados actores de este país sube al escenario para presentar un monólogo basado en su propia vida. El hecho de que apenas tenga 16 años, que tengo poca preparación actoral, o que haya llevado una vida privilegiada parecieran no ser un factor en su contra para crear su propio biodrama. El jazzista John Coltrane funge como hilo conductor, hay pizza para quien se le antoje, canta un rap en lo más mínimo violento y baila buscando llamar la atención al ritmo de la música de Mario Bros. Esto parece caos, y lo es. Así se ha planteado desde un inicio, pues no estamos en un escenario, se nos ha invitado a entrar en un cerebro hiperactiva cuya atención es altamente dispersa.

“Estoy en un aburridísimo punto medio.”

Demetrio Bonilla, nieto de Héctor Bonilla, y diagnosticado con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y epilepsia sin convulsiones, lleva al espectador a vivir por 75 minutos a experimentar cómo percibe la realidad en “Piensos del Lóbulo Frontal Derecho”. Este monólogo, escrito en conjunto con la también directora Valeria Fabbri, es una serie de escenas aparentemente inconexas donde el protagonista disertará sobre su vida hasta el momento, sobre si en verdad tendrá talento o no, relatará una anécdota sobre un montaje de Hamlet que protagonizó, fumará un puro mientras disfruta de un poco de Jazz y declarará como nada de esto parece tener sentido.




“¿Cómo estar demasiado feliz puede ser malo?”

Momentos antes de empezar la obra, se anuncia que ésta no tiene final. Ya en el escenario, Demetrio explica un poco este hecho, concluyendo en que entonces sería mejor dar las gracias de una vez. Se escuchan aplausos desde las bocinas, entre risas desconcertadas los espectadores se unen mientras que Bonilla agradece, invita a todos los creativos a subir al escenario, incluso a un par de padrinos quienes son invitados a comentar sobre la puesta en escena desde antes de haber visto algo. La situación es bizarra, un tanto divertida, un claro indicador de que algo fuera de lo común está a punto de comenzar. A nivel dramaturgia, “Piensos del Lóbulo Frontal Derecho” es una obra por demás ingeniosa en su estructura, pero que se sabe a sí misma ingeniosa explotando el hecho constantemente. El resultado provoca risas en un principio, sorprende en algunos otros momentos, pero también crea una atmósfera de plasticidad que rompe a momentos con la suspensión de la incredulidad. De tal manera, el declarar que una escena se ha olvidado no es un hecho que se percibe como real, sino claramente ensayado, como ejemplo. El llevar al espectador por una travesía sobre lo que es el TDAH es valioso, pero aún dentro de esta condición la verdad escénica debe ser preponderante.

“Si tuviera que definirme con una palabra, sería patético.”

El monólogo comienza en un espacio casi vacío. A medida que la narrativa avanza, toda una colección de elementos va entrando al lugar. Una silla de gamer, un teclado, varios posters de John Coltrane y hasta una cama individual con un peluche de lo más original van tomando su lugar. Mientras que el público ha invadido la mente del interlocutor, él ha recreado su propia recamara acentuando la intimidad de toda la propuesta. “Piensos del Lóbulo Frontal Derecho” se beneficia por la sólida dirección de Valeria Fabbri quien da cierta coherencia a un planteamiento inherentemente sin sentido. Apoyada por el espacio diseñado por Zai Campirano y el conjunto trabajo de iluminación con ella, Fabbri explota las fortalezas de la dramaturgia y crea momentos memorables como la repartición de una pizza entre los espectadores. Esta muy divertida y desconcertante escena, se convertirá en una amarga idea que atormentará a Bonilla.

“Soy el nieto de Héctor Bonilla, tengo que tener talento.”




Sentado en su silla, y fumando un puro, Demetrio escucha música de John Coltrane mientras comparte con los presentes algunos aspectos de la vida del jazzista. Acabado el momento, declara que esta es la mejor escena de la obra y que a partir de ahí la obra se cae. Tras declarar que su talento proviene de la genética, y que no ha terminado de tomar muchos cursos de actuación, Demetrio Bonilla se presenta en “Piensos del Lóbulo Frontal Derecho” con una versión de sí mismo divertida y cínica, pero a la vez plástica y artificiosa. Esta dicotomía lleva a momentos que arrancan carcajadas en su absurdo, pero que en su repetición pierden contundencia. Ejemplo de ello su mención de la palabra Hamlet, el baile arriba mencionado con música de un videojuego o en su rap, el cual es gracioso en su sorpresa, en su ficticia verdad no sostenible. Ciertamente, cuando Bonilla revela aspectos privados de su identidad  es posible vislumbrar esa honestidad emocional que resulta vital para que un biodrama alcance su verdadero impacto y valía.

“No quiero que un pedazo de pizza sea el mejor recuerdo de este monólogo.”

“Piensos del Lóbulo Frontal Derecho” se presenta los domingos a las 19:00 en la Sala B de La Teatrería hasta el 8 de Mayo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Piensos del Lóbulo Frontal Derecho”

DRAMATURGIA: Deme Bonilla y Valeria Fabbri

Dirección: Valeria Fabbri

ELENCO: Deme Bonilla y Fernando Escalona.

DÓNDE: La Teatrería Sala B

DIRECCIÓN: Tabasco 152, Colonia Roma Norte.

CUÁNDO: Domingo 19:00 horas. Hasta el 8 de Mayo 2022.

COSTO: $215. Disponibles en taquilla y Boletos | Piensos del Lóbulo Frontal Derecho | LaTeatreria (boletosenlinea.events)

DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con valet parking o estacionamiento.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.