LOS PERROS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren acercarse a la gran dramaturgia de Elena Garro.

LOS PERROS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías de la temporada pasada: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
“Voy a soltar a los perros.”
 

Después de todo un año de espera, el día de San Miguel ha llegado. Los tamales ya casi están listos para la venta en la feria, el vestido nuevo rosa está en la cama, nomás esperando a que se planche para ser estrenado, y la esperanza de cosas mejores enmarca todas las actividades del día. Después de toda una vida tratando de dejar el pasado atrás, la historia se va a repetir esta noche y las lágrimas no podrán detenerse cuando los tamales se tornen amargos y el vestido quede en el suelo olvidado por el enorme silencio que llena la noche. Los perros han dejado de ladrar, augurio de cosas terribles a punto de pasar.

“A estas horas ya debiéramos estar subiendo el monte.”
 

La historia de Manuela y su hija Úrsula, aparentemente condenada a repetir la terrible historia de su madre, no por un designio sagrado de los dioses, sino por la cruda realidad en la que habitan estas humildes mujeres, es una muestra perfecta del por qué Elena Garro es considerada la segunda escritora mexicana más importante en la historia, tan sólo después de Sor Juana Inés de la Cruz. Escrita en un lenguaje poético de enorme belleza lírica y con claros tintes que remiten a la tragedia griega, “Los Perros” es una obra que congela la sangre ante la inevitabilidad de un destino anunciado y la impasividad para siquiera intentar cambiarlo.

“No quiero oír palabras viejas en boca nueva.”
 

DSC02137_wtmEl montaje de Sandra Espinosa de “Los Perros” tiene grandes méritos en diferentes niveles. La escenografía de Ricardo García Luna logra recrear un ambiente casi naturalista de una casa terriblemente humilde en algún lugar de la sierra. A fin de enfatizar este ambiente, el olor a tamales invade los sentidos de los asistentes al momento de entrar a la sala y una bruma se va generando a medida que la noche se vuelve más peligrosa. Adicionalmente, el manejo preciso de tanto iluminación como sonorización, a cargo de Luis Zamora, consiguen que uno verdaderamente se transporte a kilómetros de distancia de la ciudad y trasladarnos a un lugar perdido de nuestro país donde un hombre puede simplemente decidir tomar posesión de una niña sin que se haga justicia. Un trabajo de ambientación redondo que no pasa desapercibido.

“Me gusta la mujer tiernita.”

DSC02111_wtmParte de este misma labor de crear una atmosfera radica en la presencia de Miguel García como un guitarrista omnipresente durante la función, quien establece el tono de la obra desde inicio y pudiera incluso llegar a funcionar como un coro griego que todo lo ve, mas no interfiere. Una introducción musical establece el tono, y notas aisladas por aquí y por allá conseguirán acrecentar ciertos momentos dramáticos. 

“Ojalá que Dios nunca le enseñe el camino de esta casa.”
 

Un exitoso montaje de cualquier obra de Elena Garro requiere de una fuerte dirección de actores y puedo decir que la actuación de Coral Olguín como Manuela es verdaderamente espléndida. No sólo Coral entiende la poeticidad detrás de las palabras que dice y las entona con absoluta entrega, sino que además su cuerpo refleja todo el significado detrás de ellas. Una mirada llena de dolor, manos que se restriegan a sí mismas en angustia, el simple acto de preparar un tamal, cada uno de los movimientos que realiza en escena muestran la profundidad con la que la actriz ha logrado compenetrarse con su personaje. Mi más profundo respeto y agradecimiento a Coral Olguín por la verdaderamente hermosa labor que realiza. Si la directora logra que el resto del elenco se eleve a tan sólo una fracción de lo que alcanza Olguín, y consigue ajustar el ritmo en el momento en que Manuela sale de escena,  “Los Perros” obtendrá niveles enormes de teatralidad verdaderamente sublimes.

“Ahí te dejo en tus doce años, ojalá y mañana amanezcas en los mismos.”

DSC02151_wtmYo confieso no ser un gran conocedor del teatro de Elena Garro, además de que el día que fui a ver la obra no había sido particularmente bueno para mí. En cuanto salí del teatro, descubrí que mis manos me dolían, tan fuerte había sido el aplauso que le entregue tanto a la obra como al trabajo de tan talentosa actriz. El teatro es magia y en esta ocasión se manifiesta en el enorme gozo que produce ver a una mujer sufrir, víctima de circunstancias totalmente alejadas de su control, bajo la pluma de verdadera literata y en manos de una actriz que espero muy pronto poder ver en muchas, muchas más producciones.

 

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Los Perros”

DRAMATURGIA: Elena Garro

DIRECCIÓN: Sandra Espinosa

ACTÚAN: Coral Olguín, Erika Franco y Julián Villeda.

DÓNDE: Teatro La Capilla

DIRECCIÓN: Madrid 13, Colonia Del Carmen Coyoacán.

CUÁNDO: Martes 20:00 hrs.

COSTO: $150 entrada general, aplican descuentos.

DURACIÓN: 70 minutos sin intermedio.

DATOS DE LOS TEATROS: La Capilla tiene una extensa cartelera toda la semana. Les recomendamos revisar las demás opciones que ofrece. No cuenta con valet parking o estacionamiento.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.