LA FANTASTICA HISTORIA DE LA SEÑORITA OFELIA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren que sus hijos aprendan que la magia del teatro es un juego de luz y sombras.

LA FANTÁSTICA HISTORIA DE LA SEÑORITA OFELIA 

Por Juan Carlos Araujo

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“Soy una sombra que nadie quiere.”
 
Ofelia susurra y el público ovaciona. Susurra palabras de amor y gritos de venganza, bellas poesías y maquiavélicos planes para derrocar monarcas, frases que son repetidas con vigor, sentimiento y poder por los personajes sobre el escenario para emoción de un público cautivo. Las palabras con las que Romeo conquistó a Julieta salen de los labios de Ofelia en suspiros que viajan por todos los rincones del viejo teatro. Los no muy talentosos actores las oyen y las repiten con cierta exageración, para desesperación de su director, pero adonde realmente llegan es a los corazones, al alma misma de las sombras que habitan el lugar; sombras sin dueño que sólo buscan una oportunidad para poder brillar en la oscuridad. Ofelia es una hermosa fuente de luz y en ella todas las sombras, incluso aquella a la que pocos quieren saludar, encontrarán la oportunidad de brillar con toda la intensidad que inspira el hacer teatro.
 
“Yo tampoco tengo a alguien a quien pertenecer.”
 
Recordado, admirado y ampliamente respetado en todo el planeta por sus dos novelas más famosas, “La Historia sin Fin” y “Momo”, el escritor alemán Michael Ende dejó un vasto legado de relatos para niños de edades entre 80 y 8 años, como él siempre gustaba mencionar, que mezclan con gran maestría la realidad con la fantasía, llevando a los lectores a mundos oníricos y surreales de gran belleza, provocando profundas reflexiones e incluso arrancando una lágrima que seguirá su camino hasta encontrarse con una sonrisa.  Esto es exactamente lo que sucede con “La Fantástica Historia de la Señorita Ofelia”.
 
“Toda sombra debe pertenecer a alguien.”
 
Tras haber trabajado durante años en el teatro del pueblo como apuntadora, debido a la gran suavidad de su voz, Ofelia, una mujer ya avanzada de edad, súbitamente se encuentra sin trabajo, con una colección de sombras metidas en su bolso y con la cabeza llena de sueños. Un texto absolutamente adorable, cargado de vívidas imágenes que piden a gritos ser llevadas al escenario y un agridulce final lleno de ternura y reflexión son parte de las razones por las que las compañías Teatro AcercArte y Susy López-Títeres deciden crear en conjunto esta exquisita adaptación de “La Fantástica Historia de la Señorita Ofelia” combinando la escena tradicional con el bello arte del teatro de sombras.
 
“Me he enterado que hay alguien que nos acoge.”
 
Proyección de sombras humanas, la creación de diferentes figuras animales o fantásticas a partir de la manipulación del cuerpo y la retroiluminación de diversos elementos de utilería para crear mundos mágicos son algunas de las técnicas propias del teatro de sombras que utiliza el director Ivica Simic en “La Fantástica Historia de la Señorita Ofelia” para llevar a los niños asistentes a un estado de fascinación absoluta y a los adultos a una admiración por la precisión estética con que se han logrado varias escenas. Momentos monumentales como la llegada de un dragón a una aldea, un elefante invadiendo el escenario o el cuento de la bella durmiente, se contrastan con escenas de gran intimidad que utilizan tan sólo una rosa para robar uno o dos suspiros y varios gritos de asombro por parte de los niños quienes no pueden creer la forma en que se crean y deshacen universos enteros entre sombras y el mundo real. Todo esto no sería posible sin el muy buen trabajo en escenografía e iluminación de Tenzing Ortega o la encantadora musicalización de Igor Karlic, la cual reviste de un aura mágica a toda la obra. Prueba absoluta de todo lo antes mencionado era el niño que tenía sentado a lado mío quien sencillamente no podía apartar su mirada del escenario, boca completamente abierta, totalmente hipnotizado al ver cómo toda una serie de sombras entraban y salían del tan pequeño bolso de Ofelia.
 
“La quinta sombra se llamaba La Noche Dolorosa.”
 
Hay dos tipos de actuación presentes en “La Fantástica Historia de la Señorita Ofelia”. Por un lado tenemos a Susana López Pérez haciéndose cargo del personaje titular y Jorge Luna Wong quien hace las veces del narrador y de la última sombra con quien Ofelia tendrá contacto. Ambos actores desempeñan una fuerte labor interpretativa, destacando a Susana quien resulta tierna y adorable, logrando proyectar tanto la nobleza de corazón como el gran cansancio de una anciana que dedica su existencia entera al teatro. Por el otro lado se encuentran Marcela Feregrino, Darwin Enahudí y Alejandra Rescala, quienes se encargan de los papeles humanos secundarios y de darle vida a toda una colección de sombras. El trabajo físico de los tres intérpretes cuando sus siluetas se encuentran proyectadas en pantalla es sorprendente, fino a momentos y muy divertido para los más jóvenes. Será labor del director, junto con estos tres talentos, lograr un mejor manejo del ritmo en escena, reducir la exageración tonal en los diálogos -práctica demasiado común en los espectáculos infantiles- y alcanzar mayor pulcritud durante ciertas interacciones a la hora de jugar como sombras, para que este bellísimo montaje alcance niveles insospechados de elegancia y hermosura estética.
 
“Con este teatro la señorita Ofelia viajó por todo el mundo y sus sombras también.”
 

“¡Qué bonito es lo bonito!” Esa sencilla frase la decía una y otra vez una de las mujeres que más han marcado mi vida tras ver algún espectáculo que le gustara mucho. La última vez que la oí pronunciar esas cinco palabras fue cuando fuimos juntos a ver una función del Cirque du Soleil, unos cuantos meses antes de que nos dejara. Estoy convencido de que Maru habría declarado con absoluta convicción “¡Qué bonito es lo bonito!” tras aplaudir con fervor el trabajo que realizan en “La Fantastica Historia de la Señorita Ofelia”. Desde que te fuiste, una parte de mí se encuentra entre sombras, pero hoy sé que en ellas se esconde toda la grandeza del universo. Algún día nos reuniremos de nuevo en el Teatro de Luces de Ofelia donde te ofreceré una rosa y podremos admirar juntos lo bonito.

 

Búscanos en Facebook como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “La Fantástica Historia de la Señorita Ofelia”
DRAMATURGIA: Versión libre de un cuento de Michael Ende.
DIRECCIÓN: Ivica Simic
ACTÚAN: Susana López Pérez, Jorge Luna Wong, Marcela Feregrino, Darwin Enahudí y Alejandra Rescala.
DÓNDE: Teatro El Galeón
DIRECCIÓN: Centro Cultural del Bosque. Reforma y Campo Marte s/n. Atrás del Auditorio Nacional.
CUÁNDO: Sábado y Domingo 13:00 hrs.
COSTO: Entrada general $80. Venta de boletos en taquilla y ticketmaster. Aplican descuentos.
DURACIÓN: 50 minutos sin intermedio
DATOS DEL TEATRO: En los diferentes estacionamientos del INBA que se encuentran en el lugar, basta con mencionar el teatro y el nombre de la obra para que les dejen estacionarse sin costo alguno.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *