LA CHICA CONEJITA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes viven en su propio mundo, lleno de fantasía, perversiones y comerciales.

LA CHICA CONEJITA

 
“¡Quiero ser como tú, estrella de tetas!”
 

Una vida llena de glamour. Chico guapo pasa por ella y la lleva a cenar a lugares elegantes; en el avión, la azafata seduce y consigue lo que quiere; en la cancha de tenis, la mujer gana el partido y revela que no lleva nada debajo de la falda; la metralleta sale y todos mueren a causa de toda la rabia que ha sido contenida durante años. Cambia de canal, ve más comerciales y sigue fantaseando con todo lo que podría ser su vida si tan sólo fuera un poco más encantadora.

“El patio de mi casa está inundado de sangre.”
 

Con “La Chica Conejita”, la dramaturga finlandesa Saara Turunen ha creado una visión graciosa y profundamente perturbadora sobre las presiones que puede llegar a vivir una mujer en su búsqueda de identidad. ¿Una chica inocente y virginal, una sexy-erótico seductora, una buena esposa, alguien que se merezca ser amada? Una mujer puede convertirse en un objeto, a voluntad, si eso le garantiza la felicidad, aun cuando en su mente le ahogue la sed de venganza y de sangre en contra de todos los que la han juzgado. En un mundo donde siempre ha sido rechazada, juzgada o condenada, una mujer terminará retirándose a la esquina de sus fantasías para ahí tratar de ser feliz.

“Lloro y cambio los canales de televisión.”
 

Conceptualmente la obra no es lineal, la dirección tampoco. Un texto como “La Chica Conejita” puede tener diversas lecturas e interpretaciones, por lo que la creación comandada por la directora Gabriela Ochoa resulta sumamente atractiva en diferentes niveles. El manejo espacial escénico aprovecha profundidades y alturas, la iluminación viste adecuadamente las escenas y elementos escenográficos como troncos y cuchillos tajadores; estos tres apoyan a la creación de cuadros sumamente teatrales que juegan entre la realidad y la fantasía, lo onírico, lo crudo, lo cruel y lo lúdico. Ciertamente el producto final puede llegar a confundir al espectador casual, pero si se abre la vena artística y se juega el juego que se propone, “La Chica Conejita” conseguirá remover fibras profundas sobre la influencia del entorno, no sólo mediático, sino familiar y educativo, en cada uno de nosotros, después de haber soltado la carcajada en más de una ocasión.

“Quiero tener los labios pintados cuando hablo contigo.”
 

Olivia Lagunas verdaderamente se luce en “La Chica Conejita”. Jugando entre la inocencia de una niñita y la fantasía de una conejita de Playboy, Lagunas claramente se divierte muchísimo en el escenario y nos contagia de este placer para hacernos sus defensores, aliados y cómplices de todas sus fantasías. Un papel sumamente complejo que se logra de lleno. Hay obras que sencillamente no funcionan si el actor principal no logra llenar los zapatos de su personaje; en este caso, pareciera que Olivia se limita, pues me queda claro que su potencial actoral no ha llegado a explotar por completo. Una actriz a quien definitivamente se le debe de seguir la huella.

“Yo no quería este tipo de hija.”
 

El resto del elenco funciona como una maquinaria bien engrasada. La directora consigue el ritmo vertiginoso de la obra a partir de la confianza que los actores depositan en ella y se siente. Tras ver el año pasado a Paloma Woolrich en “Proyecto Chejov: Vanya”, me resulta encantador verla convertida en una casi caricatura de una madre castrante. Exactamente al revés, Romina Coccio ahora la encuentro más mesurada después de ver su caricatura de una mujer argentina en “Pancito Pa’l Susto” en MicroTeatro. Una plétora de grandes actores que combinan sus talentos para brindar un producto sencillamente sólido.

“Quisiera ser encantadora.”
 

El próximo mes la compañía entera viajará a Finlandia para presentar “La Chica Conejita” en español con subtítulos en finés. México crea teatro de alta calidad. Me siento orgulloso de ser crítico teatral en una ciudad donde el talento fluye con tal libertad. No son fantasías mías, no es un comercial ni un programa de televisión, sino una realidad que quiero difundir.

Búscanos en Facebook  y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “La Chica Conejita”
AUTOR: Saara Turunen
DIRECCIÓN: Gabriela Ochoa
ACTÚAN: Olivia Lagunas, Romina Coccio, Emilio Savinni, Renata Wimer, Arnoldo Picazzo y Paloma Woolrich.
DÓNDE: Teatro El Galeón
DIRECCIÓN: Centro Cultural del Bosque. Reforma y Campo Marte s/n. Atrás del Auditorio Nacional.
CUÁNDO: Viernes 20:00; Sábados 19:00 y Domingos 18:00 hrs
COSTO: $150 entrada general, excepto los Jueves que cuesta $30. Boletos disponibles en taquilla y en ticketmaster. Aplican descuentos.
DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: En los diferentes estacionamientos del INBA que se encuentran en el lugar, basta con mencionar el teatro y el nombre de la obra para que les dejen estacionarse sin costo alguno.
FUERA DE TEMPORADA
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *