EN EL PAÍS DONDE NO PASA NADA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren ver un espectáculo de cabaret donde el polvo de hada provoca la denuncia social.

EN EL PAÍS DONDE NO PASA NADA

 
“¡Ay qué lindos! Son unos animalitos muy bien entrenados.”
 
                                     

“Érase una vez…” ¿Cuántas historias de fantasía no empiezan de esta manera? Porque en el caso de “En el País Donde no Pasa Nada” esto no va a suceder. Una hermosa hada, digna representante del mundo mágico más lejano de Disney, servirá de voz introductoria para poner el tono y el ambiente de la que será una historia llena de clasismo y racismo, problemas de salud, diabetes, sobrepeso, prostitución, lenocinio, trata de blancas, la situación fronteriza, problemas de migración, machismo, lo sobrevalorado de las instituciones, políticas, gobierno, educación, infraestructura en el transporte público, tribus urbanas, en fin… los temas clásicos de toda linda historia de cuento de hadas, ¿qué no? Un portafolio variado de temas para un país donde no pasa nada.

“Parece que en este país ser moreno es un delito.”
 

El teatro de cabaret, es la mejor excusa para poder presentar mediante un humor sarcástico, ácido y muy cínico temas que podrían caer en situaciones polémicas o desastrosas. Canto, baile, personajes clichés del cotidiano, así como celebridades tanto del mundo político como del espectáculo se dan cita para garantizar que nos botemos de la risa.

“La magia es mágica y ya estamos aquí.”
 

La dirección conjunta de Paola Izquierdo y Cecilia Sotres le da a “En el País Donde no Pasa Nada” frescura y mordacidad que le permite sostener una muy velada pero consistente denuncia social. ¡Qué mejor manera de pitorrearse de este gobierno que dentro de la fantasía que se puede crear en un cabaret! Como ejemplo se pueden mencionar las canciones que aparecen durante el espectáculo. De verdad resulta una delicia creativa y venenosa adecuar la canción “La Calle de las Sirenas” para establecer el inconformismo que muchos en la actual sociedad padecen, más haciendo honor al título de la obra, pues a fin de cuentas aquí no pasa nada. Igualmente disfrutar de “All that Jazz” en un vagón del metro con la letra “A trabajar” cantada por los tan variados y folclóricos usuarios del sistema, o escuchar a la más reciente adquisición de la trata de blancas entonar “Conocí a Cierto Padrote” con las notas de la inconfundible “Memory” de Cats es garantía de que se doblarán de la risa.

“Dentro de toda esta carnita hay alguien que siente y siente muy feo.”
 

Los actores de la Compañía Cabareteando hacen una enorme labor teniendo que malabarear entre divertir a su público, utilizar todos los elementos de buen vodevil que tienen a su alcance e improvisar cuando el vestuario o la tecnología fallan, siempre mostrando una energía por demás contagiante, entregándose ellos mismos a la risa o la carcajada simple y catártica cuando así lo necesitan. Dentro de esta vorágine de personajes y situaciones hilarantes, sobresale el trabajo de Emmanuel Cortés, Pablo Rangel y Adolfo Sánchez quienes están a cargo de las Hadas Madrinas Mellizas Pily, Mily y Tily. El nivel de caracterización e interpretación grotesca, bizarra, ocurrente y sui-generis hacen las delicias de todos, más aun cuando aparecen como parodia al “Oh y ahora ¿quién podrá ayudarme?” en todas y cada una de las escenas

 
“¡Cámara Banda! ¡Problematicen! Si todo esto se les hace normal, revisen su sistema cartesiano.”
 

“En un País Donde no Pasa Nada” dista mucho de cumplir lo que enuncia en su título. Al contrario, pasa tanto, que  es verdaderamente imposible no salir muriendo de ganas de discutir sobre una o todas las situaciones o problemáticas sociales que se han tratado. Esto resultará una misión casi imposible ya que cada vez que se trate de hablar seriamente de algo, alguna de las tantas y tantas ocurrencias de la obra harán que las risas vuelvan a estallar. El sarcasmo y la ironía son grandes herramientas para manifestar la gran indignación que provocan situaciones, acontecimientos, personajes públicos corruptos, ineptos o “famosos”. El dolor que todo esto provoca en el alma es sólo equiparable al dolor de panza que nos provocará reírnos tanto.

 
 
 

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

 

OBRA: “En el País Donde no Pasa Nada”
DRAMATURGIA: Creación colectiva.
DIRECCIÓN: Paola Izquierdo y Cecilia Sotres
ACTÚAN: Adolfo Sánchez, Ale Villarruel, Aline de la Cruz, Arturo Galicia Lira, Emmanuel Cortés, Gilberto Dávalos, Itzel Benítez Arcos, Joana Camacho, Lorena Martínez, Marcos Duarte, Pablo Rangel, Salvador Velázquez, Saremi Moreno y Valeria Méndez Orozco.
DÓNDE: Teatro Bar El Vicio.               
DIRECCIÓN: Madrid No. 13, Col del Carmen Coyoacán casi esquina con Centenario. Detrás de el Teatro La Capilla.
CUÁNDO: Domingo 30 de marzo, 19:00 hrs.
COSTO: $150.00
DURACIÓN: 120 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con valet parking. El acceso es general, por lo que se recomienda llegar con tiempo de antemano.
COMPARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.