EL LÍQUIDO TÁCTIL

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren aplaudir una pieza de corte absurdista con un toque de bestialismo.

EL LÍQUIDO TÁCTIL

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 28823726906_27d8b76a3a_k

“Juntos otra vez como en los viejos tiempos.”

28749910462_b1b583ac87_kDos hermanos se reencuentran y qué mejor manera de celebrarlo que con una buena cerveza y una plática de lo más civilizada sobre la etimología que se esconde detrás de la palabra en castellano para perro. Choques irreconciliables entre el teatro y el cine, secretos ocultos sobre un amor prohibido y una apasionada canción rusa son parte de una muy disfuncional y perversa velada chejoviana que, aunque a veces se vea interrumpida por los aullidos de una mascota encerrada en la cochera, llevará a todos los presentes hasta las últimas consecuencias.

“Tener un perro puede ser una necesidad artificial.”

28749901482_bbc308020d_kMascotas que se suicidan, una bizarra anécdota sobre un pollo azul y un bien intencionado regalo que induce al vomito son parte de la más reciente alucinación del afamado y trasgresor dramaturgo argentino Daniel Veronese intitulada “El Líquido Táctil”. Esta pieza de asombrosa inteligencia e impactante fuerza dramática remite de inmediato a las piezas de Chejov en su aparente no pasar nada al mismo tiempo que se encuentran constantes referencias a uno de los monólogos más escenificados del escritor ruso, “Sobre el Daño Que Hace el Tabaco”.

“Por favor no me trates como a un enfermo.”

28749930252_bd49b5cf02_kSin embargo, la ambición de Veronese en “El Líquido Táctil” obliga al dramaturgo a llevar la situación propuesta hasta sus más bizarras consecuencias al hacer eco al tono absurdista de “La Cantante Calva” de Ionesco al presentar constantes conversaciones aparentemente inconexas entre sí. Peluches caninos como excusas para iniciar una supuesta seducción inexistente, un reencuentro entre hermanos que detona irrisorios recuerdos de la infancia que carecen de toda lógica o el pararse sobre una silla para cantar a todo pulmón alguna melodía rusa son parte del perverso universo que presenta Veronese que a momentos también se puede conectar con cualquiera de las comedias más intelectuales en el cine de Woody Allen donde un grupo de amistades se reúne para hablar de nada al mismo tiempo que revelan todas sus psicopatías escondidas.

“Cuéntale lo de tu problemita.”

28239899713_7645d9edde_kA través de un escenario confeccionado por la también iluminadora Mercedes García compuesto por tres espacios delimitados en tres niveles de altura, el reconocido y respetado director Boris Schoemann aborda “El Líquido Táctil” con la misma irreverencia e inteligencia contenida en el texto, fortaleciéndolo y llevándolo a profundidades muchísimo más perturbadoras y emocionantes a la vez. Mientras que una actriz con glorias pasadas trata de recomponerse de un colapso nervioso en la cima del escenario, dos hermanos hablan de su niñez mientras se mecen en un columpio. Este tipo de momentos propuestos por Schoemann son de enorme valor dramático, elemento necesario para poder equilibrar el  ritmo pausado y contenido que la obra requiere y que él establece para poder dar la ilusión de un frágil bienestar en medio de un huracán que está a punto de desatarse. A la par, el director consigue crear momentos de franca hilaridad absurdista o de grotesca visceralidad ya sea con la presencia de un perro antropomorfo o con borbotones de sangre chorreando por el cuerpo de un muy tranquilo hombre de teatro, provocando y retando al espectador a tener reacciones guturales a situaciones que parecieran ser más civilizadas en apariencia.

“Regalar un perro de peluche es considerado como un intento de seducción.”

28749874642_d4adda4b21_kUna simpática y muy habladora esposa graba sus pensamientos en su teléfono a manera de diario, pocos minutos antes de lanzar uno de sus zapatos en absoluta rabia descontrolada. Una propuesta tan ambiciosa y tan demandante, a nivel intelectual como sensorial exige la presencia de actores que se den el permiso de dejarse llevar por cada uno de los diferentes estímulos presentes en “El Líquido Táctil” en una demostración de absoluta confianza con la propuesta del director. Gabriela Zas Montero en el papel de Nina deja en claro su enorme capacidad actoral cuando se deja guiar por la mano de tan experto director, siendo encantadora y feroz, apasionada y bestial, ofreciendo así una de las más poderosas actuaciones a la fecha. A su lado, Daniel Bretón hace gala de su capacidad de contención como su esposo Peter, un hombre dispuesto a que toda la podredumbre salga a la luz, siempre y cuando todo se mantenga dentro del terreno de lo civilizado. Por su parte, Jorge Chávez Caballero se convierte en un testigo involuntario de todas las disfunciones personales y de pareja de los otros dos personajes como Michael, el hermano de Michael que viene de visita. En la medida en que Chávez Caballero logre transformarse en un verdadero espejo de las emociones que se reflejan en las butacas, su trabajo será todavía más poderoso e interesante.

“Afortunadamente mi paso por el cine ruso me permitió vivir una vida normal.”

28778735121_08f9f08262_kYo confieso estar disfrutando de un cigarro mientras escribo estas líneas, con mi perra Binka sentada a mi lado. En este momento podría ser la viva imagen de la normalidad, un hombre trabajando tranquilamente en su oficina, sin nada que ocultarle al mundo. Sin embargo, como todos, soy un hombre que guarda toda una colección de esqueletos en el closet, que trata de aparentar que todo está en orden mientras en mi mente el mundo podría estarse colapsando. Quizás un poco de líquido rojo me ayude a poner mis pensamientos en su lugar, para poder seguir jugando al juego que todos llamamos sociedad.

28778698711_a66110dca2_k

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

[AFG_gallery id=’360′]

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “El Líquido Táctil”

DRAMATURGIA: Daniel Veronese

DIRECCIÓN: Boris Schoemann

ACTUAN: Gabriela Zas Montero, Jorge Chávez Caballero y Daniel Bretón

DÓNDE: Teatro La Capilla

DIRECCIÓN: Madrid 7, Del Carmen Coyoacán.

CUÁNDO: Domingo 18:00 hrs.

COSTO: $200 entrada general. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *