ROMEO Y JULIETA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren aplaudir un sólido montaje del melodrama más aclamado de William Shakespeare.

ROMEO Y JULIETA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

“Mi alma presiente un infortunio que aún se oculta en las estrellas.”

Verona no duerme en paz a causa de los interminables disturbios y rencillas que diario suceden entre los Capuleto y los Montesco. Esto ha dado paso a un odio inquebrantable que ha creado una zanja infranqueable entre las dos familias que ni el príncipe del lugar ni la sensatez han logrado calmar. Verona no duerme en paz pero, protegidos por la siempre cambiante luna y el manto de las estrellas, dos muy jóvenes amantes se dan encuentro a escondidas a los pies de un balcón, se juran amor eterno sin sospechar que el destino está a punto de convertirlos en peones de un trágico juego.

“Mi enemigo es el dueño de mi vida.”

Entre la vasta dramaturgia de William Shakespeare, “Romeo y Julieta” se levanta como una de sus más conocidas y emblemáticas tragedias, aun cuando en realidad se trata de un melodrama, gracias a la diestra pluma con la que el bardo plasma a la perfección el amor adolescente entre dos casi niños en medio de una rencilla cargada de odio, al mismo tiempo que muestra como las manos del destino son capaces de arruinar hasta el más puro de todos los romances.

“Lo que llamamos rosa, ¿con cualquier otro nombre tendría el mismo aroma?”

Tomando como base la traducción de Alfredo Michel Modenessi, Paola Arrioja y el también director Mauricio García Lozano adaptan “Romeo y Julieta” respetando texto y estructura en gran medida aun cuando se eliminen algunas escenas en favor de un lenguaje teatral no verbal o se adapten ciertos diálogos a un caló mucho más actual. Ambas decisiones son por demás acertadas, ya que no sólo demuestran un profundo entendimiento de la esencia de Romeo y Julieta y lo que la hace un relato inmortal y atemporal, también hacen mucho más accesible el mundo shakesperiano a un público que no conozca nada del dramaturgo pero sin caer en recortes excesivos o en la más mínima condescendencia.

“Cuánta agua salada desperdiciaste en un amor que ni siquiera probaste.”

En las alturas, una bailarina se convierte en mudo testigo de la caída de los amantes. Sobre el escenario, una estructura de madera de tres pisos poco a poco va perdiendo las telas que velan la trágica verdad que se esconde en el amor nacido de la guerra entre los Montesco y los Capuleto. Vestuarios distópicos que remiten a la estética de películas como Mad Max, música original que combina con destreza el clavicordio con ritmos eléctricos contemporáneos, un ritmo que entiende cuando detenerse por completo para que sea el texto lo que brille y cuando acelerarse para dar paso a una pelea con espadas perfectamente coreografiada.





“En tus ojos hay más peligro que en 20 de sus espadas.”

Cada una de las decisiones que toma Mauricio García Lozano en “Romeo y Julieta” evidencian el profundo entendimiento, sensibilidad y experiencia que el director ha ido adquiriendo sobre el universo de Shakespeare a lo largo de una carrera teatral que incluye exquisitos montajes de “Ricardo III” y “Medida por Medida” (críticas en www.entretenia.com). De tal forma que, apoyado por los grandes talentos de Mario Marín del Río en la escenografía, Ingrid SAC en la iluminación, el diseño sonoro de Pablo Chemor y el vestuario de Aldo Vázquez Yela, entre muchos otros, García Lozano diseña un “Romeo y Julieta” tanto delicado, elegante y preciso como al mostrar el primero encuentro sexual de los jóvenes amantes como una coreografía entre ellos flanqueada por aves de rapiña, como poderoso y contundente tal y como se aprecia en una mascarada que combina los bailes antiguos con música que se podría encontrar hoy en día en una alocada fiesta de Ibiza. Estoy absolutamente convencido de que “Romeo y Julieta” es un montaje digno de aplaudirse en repetidas ocasiones sólo por el afán de ir descubriendo en cada nueva visita las tan múltiples y variadas capas escénicas que conforman tan bello montaje.

“Amo al peor de nuestros enemigos.”

Tras haberse declarado mutuamente su amor, Romeo y Julieta se observan en absoluto silencio por algunos segundos que se antojan eternos, él en el jardín y ella en las alturas de su balcón, dos jovencitos que por un instante se creen capaces de dominar al mundo y a todo aquello que está en su contra. Partiendo de la premisa que “Romeo y Julieta” es la historia del romance entre una niña de apenas 14 años y un joven unos cuantos años mayor que ella, el trabajo que realiza Cassandra Ciangherotti en el papel de Julieta es sencillamente hermoso al ser capaz de proyectar la inocencia, ilusión e incluso los caprichos de una chica de esa edad. Por su parte, Adrián Ladrón cumple con oficio en el papel de Romeo, alcanzando momentos sólidos sobre todo cuando su impetuosa personalidad sale a flote, pero siendo imperativo inyectar mucha más verdad y honestidad a su interpretación del más grande de los románticos. Por otro lado, es de suma importancia destacar el maravilloso trabajo actoral que realizan Haydeé Boetto como una nana tanto desparpajada como hilarante, Leonardo Ortizgris como el desenfadado Mercucio, Daniel Haddad como el mediador Benvolio y Emma Dib como la poderosa Señora Capuleto. Cada uno de ellos fortalece la puesta en escena y la potencializa a alturas aún más altas de teatralidad. El resto del elenco conformado por Ernesto Coronel, Pablo Chemor, Mar Ferrer, Diego Jáuregui, Quetzalli Cortés, y Julián Segura logran buenas interpretaciones que mantienen la puesta en escena en el lugar exacto que busca García Lozano.

“¡Soy un juguete del destino!”

“Ricardo III”, “Medida por Medida”, “Romeo y Julieta” y próximamente “Macbeth”. La ciudad de México siempre ha sido tierra fértil para grandes montajes de obras de Shakespeare, pero pocas voces se han levantado con tanta fuerza como lo hace Mauricio García Lozano y la compañía teatral que lo ha seguido en cada uno de sus diferentes montajes. Todo mi respeto y admiración a un verdadero creador escénico, poderosa aun joven voz del teatro contemporáneo mexicano, capaz de recordarnos una y otra vez porqué el dramaturgo del teatro de la Rosa es, ha sido y siempre será inmortal.

Búscanos en Facebook, Swarm e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Romeo y Julieta”

DRAMATURGIA: William Shakespeare

TRADUCCIÓN: Alfredo Michel Modenessi

ADAPTACIÓN: Paola Arrioja y Mauricio García Lozano

DIRECCIÓN: Mauricio García Lozano

ACTUAN: Haydeé Boetto, Ernesto Coronel, Pablo Chemor, Mar Ferrer, Diego Jáuregui, Leonardo Ortizgris, Cassandra Ciangherotti, Quetzalli Cortés, Emma Dib, Daniel Haddad, Adrián Ladrón y Julián Segura.

DÓNDE: Teatro Helénico dentro del Centro Cultural Helénico.

DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.

CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábado 17:00 y 20:00, Domingo 18:00 hrs.

COSTO: $400, $350, $250 Y $150. Boletos disponibles en taquilla y Ticketmaster.

DURACIÓN: 150 minutos con un intermedio de diez minutos.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *