MÁS DE 45 MIL

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren ver el lado humano de uno de los peores males destrozando a este país.

MÁS DE 45 MIL

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 
“Aquí en este negocio no se puede tener corazón blando.”

El negocio prospera en la localidad y los billetes siguen llegando a manos llenas, pero para crecer y que las ovejas no se descarríen se necesita de la atención del patrón. Sin embargo, tras la muerte de su amá, no ha podido atender el business como debiera, lo cual es un enorme problema ya que el nuevo negocito en Tailandia no va a prosperar si no se le cuida. Con una morrita que cuidar, a la que hay que llevar a la escuela, y a quien se supone debe de amar, ser un lobo carente de toda humanidad no es cosa fácil de lograr.

“A esa chamaca me la voy a llevar al business que te platiqué.”

El tráfico de personas, específicamente para la prostitución, es un tema que a últimas fechas ha ido surgiendo en la escena nacional de manera recurrente, claro reflejo de una muy lamentable situación sucediendo actualmente en el país. “Más de 45 Mil”, escrita y dirigida por Aldebarán Casasola, aborda este tema a manera de un melodrama con un giro ciertamente distinto al atreverse a entremezclar la bestialidad de tan sórdido negocio con las personas detrás él, con sus problemas personales, con familia, con defectos y debilidades.

“Es mi cuerpo y debería de ser mi dinero.”

Tras haber llegado tarde para dejar a su hija en el muy exclusivo colegio donde estudia, un poderoso padrote se ve forzado a discutir con la maestra de la niña para que ella pueda entrar a tomar clases. Evidentemente, la única manera en que tal hombre puede solucionar tal situación es a través de amenazas o aventar billetazos. Ciertamente “Más de 45 Mil” es un texto inteligente, a pesar de resultar tanto manipulador como chantajista en su explotación del melodrama. Sin embargo, dada la realidad y cercanía del tema, también se recibe como escalofriante y doloroso, como cuando se revela el significado del título de la obra, o sencillamente como una muy buena historia digna de ser contada que nos recuerda que no todo es blanco o negro en un mundo donde los anti-héroes se han convertido más en la regla que en la excepción.





“¿De qué color son tus pantaletitas, mi amor?”

Un jalón de pelos entre padrote y prostituta se lleva a cabo con cada uno de los actores involucrados en los extremos del escenario es un buen ejemplo de los logros de dirección que consigue el mismo Casasola en “Más de 45 Mil” con una propuesta escénica sin muchos aspavientos más allá de un constante cambio de luces que resulta sobrado dada la naturaleza de la puesta. El buen uso del pequeño espacio disponible, aunado a un claro interés por fortalecer el texto consiguen un montaje que cumple con el cometido de contar la historia, aun cuando sea de suma importancia fortalecer el ritmo para evitar empantanamientos en la narrativa.

“Yo nací para ser un lobo.”

Sin duda, “Más de 45 Mil” es una obra que vale la pena ser presenciada sobre todo por el buen trabajo actoral detrás de ella. Feroz y conflictuado, bestial y humano a la vez, Pascacio López consigue encarnar al lobo de la historia con una justa combinación de sensibilidad y bestialidad capaz de provocar un conflicto en el espectador quien no está completamente seguro de quererlo,  odiarlo o sentir conmiseración por este proxeneta forzado por las circunstancias a hacerse cargo de su propia hija. A su lado, Rodrigo Magaña demuestra que con menos se logra mucho más al encargarse de darle vida a toda una gama de personajes, desde un policía hasta el tío mayor del protagonista, favoreciendo la actuación como pequeñas variaciones a sus interpretaciones en lugar de la exageración que nunca realmente funciona. Sin duda López y Magaña son actores con talento y colmillo, instrumentos que ambos usan con excelente manufactura. Sus contrapartes femeninas, encarnadas por Tatiana del Real y Andrea Méndez consiguen buenos resultados, apelando mucho más al sentimentalismo inherente al melodrama de la obra que a la fractura que podría realmente expresarse ante las duras situaciones a las que se enfrentan sus personajes.

“¿Las ovejas no lloran?”

Me duele pensar que “Más de 45 Mil” es la cuarta obra que veo en lo que va del año sobre el tema de tráfico de personas. Me duele darme cuenta como este tema se ha permeado con tal fuerza a los escenarios, claro reflejo de una realidad asquerosa e innegable. Me duele pensar que estas mujeres, estas ovejas aterrorizadas, están siendo comercializadas como mercancía por seres que no merecen el adjetivo de humanos, pero me duele aún más la realidad de que hay un mercado que las consume sin la más mínima piedad a sus llantos o súplicas mientras son violadas una vez más.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Más de 45 Mil.”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Aldebarán Casasola

ACTÚAN: Paris Roa, Rodrigo Magaña, Pascacio López, Aldebarán Casasola, Tatiana del Real, Andrea Méndez y Claudia Pineda (alternan funciones).

DÓNDE: Foro 37

DIRECCIÓN: Londres 37, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Viernes 20:00 hrs.

COSTO: $ 300 entrada general. Boletos en taquilla.

DURACIÓN: 65 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *