LOS CUENTOS DE LA CATRINA

Por  |  Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean disfrutar de un gran espectáculo familiar sobre una de las más únicas tradiciones mexicanas.

LOS CUENTOS DE LA CATRINA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Cuentan los antiguos mexicanos que cuando aparece un tecolote, la muerte anda cerca.”

La ofrenda para el día de muertos en casa de la familia Martínez quedó maravillosa gracias al trabajo del pequeño Paco. De igual manera, la encantadora Ana ha puesto gran empeño en escribir una ingeniosa colección de calaveritas para ser leídas por toda la familia. Sin embargo, entre el trabajo de papá y el inmenso deseo de mamá por tomar un largo baño de tina con agua caliente pareciera que sus esfuerzos han sido en vano. Quizás es hora de que se abra el portal, que vengan de visita la huesuda y sus amigos Teco y Mister Treat, para recordarles que nada es más importante que el valor de la imaginación y el rendir homenaje a aquellos que se nos adelantaron en una lluvia de estrellas.

“¿Están listos para viajar conmigo al mundo de los muertos?”

Teco, el búho narrador de la historia, ha vuelto a todo el público invisible para que pueda ver la historia de la Familia Martínez sin llamar la atención. Claro que, en una de esas, se les podría pedir a los espectadores que ayuden un poco o quizás un muchito para que las tradiciones del día de muertos regresen con todo su esplendor.  La muerte como una celebración de vida, la importancia de recordar a nuestros muertos con amor y la belleza de nuestras tradiciones mexicanas para conmemorar el 2 de noviembre son algunos de los elementos que conforman “Los Cuentos de la Catrina” del escritor Allan Poumián. Esta obra para toda la familia sorprende por su ingenio, humor blanco y principalmente por capacidad de hilar una historia bien estructurada libre de condescendencia y capaz de hablar de temas tan delicados de manera franca y directa, pero nada atemorizante.




“El primer cuento siempre ocurre en el mundo de los vivos.”

El pequeño Paco ha sido llevado a un cementerio mientras Mister Treat contaba la horrible historia del tiempo perdido. Para rescatarlo, papá y mamá deberán recordar momentos de antaño que habían dejado atrás para ser adultos responsables, deberán convertirse en parte del equipo rescatador de sueños y, sobre todo, deberán abrir sus corazones y mentes a la imaginación que con tanto ahínco han tratado de acallar. “Los Cuentos de la Catrina”, a nivel dramaturgia, trabaja en distintos niveles y lecturas. En su lectura más básica se encuentra está la enseñanza de las tradiciones, los valores familiares y la importancia de darle atención a los niños. Sin embargo, a medida que se escarba más allá de lo evidente, es posible encontrar un mensaje de armonía entre Halloween y el día de muertos, un llamado a honrar a nuestros muertos con amor y no con tristeza y, sorprendentemente, a enfrentar la muerte como una realidad absoluta como parte esencial del vivir. Estas capas revelan un trabajo mucho más serio y aventurado por parte de Poumián, uno que respeta la inteligencia de los niños al mismo tiempo que encanta y divierte con su humor.

“Ir a un panteón tiene que ser una experiencia de amor.”

Una gran ofrenda de muertos en medio de la sala de una familia típica de clase media se divide en dos para dar paso al portal por el que la Catrina llegará. En el segundo acto, este espacio será el cementerio donde en un espejo se verá reflejada la joven Ana como una señorita con el potencial de convertirse en lo que ella desee. Apoyada por un magnífico trabajo de producción, incluyendo el diseño de escenografía de Aleja Velo, el diseño de vestuario de Emilio Rebollar quien cuida detalles como que la capa de un super héroe sea hecho de papel picado, y un trabajo de maquillaje por Juana Neri y Laura Karina González capaz de recrear la majestuosidad mexicana de la Catrina o lo macabro de Mister Treat, la dirección de Laura Luz en “Los Cuentos de la Carina” es más que efectiva en convertir las palabras del autor en magia teatral. Cuidando minuciosamente los detalles de producción, así como el ritmo y tono del montaje, Luz consigue un espectáculo vistoso y divertido, donde los niños se sienten libres de participar mientras que los papás disfrutan enormemente de una buena historia.




“Este es el cuento del guardián de los sueños muertos.”

Como toda una diva, la protagonista de la obra hace su gran entrada. Al ser anunciada como la Catrina mexicana, se escucha una música típica y ella realiza un baile que culmina con la huesuda teniendo que reacomodarse el cráneo para que no quede chueco. Al repetirse una y otra vez el anuncio, su baile se realiza de nuevo produciendo grandes carcajadas y con mayor enfado por parte de aquella que fue dibujada originalmente por José Guadalupe Posada. Esta sencilla rutina es una prueba fehaciente de la calidad actoral que realiza Vicky Araico como La Catrina, imprimiéndole carácter y personalidad a un papel que fácilmente podría haberse realizado sin grandes esfuerzos. Es gracias a esta entrega de parte de Araico es que “Los Cuentos de la Catrina” crece aún más en escena. No menos efectivas, las interpretaciones de Miguel Conde, Adrián Pola y Samuel Kelly Aiello como Teco, el papá y Mr. Treat aportan de gran manera a la calidad de la puesta en escena con trabajos comprometidos y entregados, cada uno un despliegue del talento actoral que cada uno de ellos poseen. Igualmente destacable son las actuaciones de los niños Sergio Barberi y Naykary Zúñiga, quienes dan vida y simpatía a la obra. El resto del elenco lo conforman Claudia Lizaldi, Mariana Quintana, Luz Olvera, Oddy Espinosa y Jacobo Lagos.

“Fue un placer pasar la noche de día de muertos con ustedes.”

Pocas son las tradiciones mexicanas como la que se celebra cada año el 2 de noviembre. Su colorida belleza es el perfecto ejemplo de la creatividad de un pueblo que ha decidido honrar a sus muertos con una fiesta donde los cementerios del país se convierten en escenarios cargados de amor y libres de penas. Celebremos, inculquemos en los más jóvenes el gusto por las calaveritas, el pan de muerto y las veladoras, gocemos lo que recibimos como herencia y enjuguémonos las lágrimas para recibir la más bella de las lluvias de estrellas.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Los Cuentos de la Catrina”

DRAMATURGIA: Allan Poumián

DIRECCIÓN: Laura Luz

ACTÚAN: Miguel Conde, Vicky Araico, Samuel Kelly Aiello, Claudia Lizaldi, Adrián Pola, Naykary Zuñiga, Mariana Quintana, Luz Olvera, Oddy Espinosa, Jacobo Lagos y Sergio Barberi.

DÓNDE: Teatro Milán
DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Sábado y Domingo 11:00 y 13:00 horas. Hasta el 4 de Noviembre.

COSTO: $300. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Foro Lucerna, dentro del mismo edificio.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

2 Comments

  1. Griss

    19 octubre, 2018 at 6:44 pm

    Los felicito por recomendar teatro de calidad y qué hermosa forma de enaltecer nuestras tradiciones del Día de los muertos. No me la perderé! Gracias!

    • admin_entretenia

      21 octubre, 2018 at 7:50 am

      Gracias por tus cometarios. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *