LA MIEL ES MÁS DULCE QUE LA SANGRE

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean conocer el trabajo final lorquiano de un seminario intensivo de actuación.

LA MIEL ES MÁS DULCE QUE LA SANGRE

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Todo el mundo sabe que el perro andaluz soy yo.”

La pequeña Ofelia tiene un deseo en el corazón: que el bello Federico la ame. Para lograr su cometido ha buscado la magia de una vieja criatura que, más que ayudarla en su objetivo, la llevara a conocer el verdadero interior de un hombre cuya vida y obra se vio mermada por aquel amor cuyo nombre no se puede pronunciar. Yerma, Bernarda Alba, la novia y Leonardo serán algunos de los acompañantes en este viaje donde ni Dalí, ni Buñuel serán capaces de salvar a García Lorca de un destino que acabará con su vida, en muerte lo habrá de inmortalizar.

“Si mi marido no fuera tan seco quizás yo sería más alegre.”

Considerado el cuadro más caro en la obra del pintor surrealista Salvador Dalí, “La Miel es más Dulce que la Sangre” tiene como uno de sus puntos focales la cabeza desmembrada del escritor y poeta Federico García Lorca, quien también fuera uno de sus amigos más íntimos. Este título lo retoma Jesús Delgado, director de la compañía Teatral Emergente, para darle nombre al montaje final de su seminario intensivo de actuación con duración de seis meses. La vida y muerte de Lorca, así como versiones sintetizadas y adaptadas a la realidad actual mexicana de Yerma, La Casa de Bernarda Alba y Bodas de Sangre por el mismo Delgado conforman el muy ambicioso proyecto que toma actores en formación para interpretar a personajes por demás complejos e icónicos de la dramaturgia española del siglo XX.




“Justo hoy va a empezar un luto muy largo.”

Una boda destinada al fracaso en el norte del país, el luto castrante de una madre que orilla a sus hijas a buscar escapatoria de cualquier manera posible, un engaño a un esposo adicto al trabajo por una mujer desesperada por ser madre. Tres historias contadas en medio de las confesiones de un poeta que terminó sus días ejecutado por la dictadura franquista, todo ello envuelto por un aura mística que incluye a una especie de bruja macbethiana. “La Miel es más Dulce que la Sangre” es atrevida en sus pretensiones, bien lograda en algunas de sus adaptaciones como lo es con La Casa de Bernarda Alba, no tanto en Bodas de Sangre, fallida en tratar de abarcar cinco líneas argumentales con el mismo peso en un montaje de 90 minutos. La poeticidad de las palabras de Lorca a momentos brilla, en otras se pierde o corrompe en favor de un lenguaje más coloquial que demerita. No obstante, es loable la manera en que Delgado logra encapsular las anécdotas de las tres obras en aproximadamente 20 a 25 minutos cada una, principalmente al respetar las críticas sociales que Lorca hace en cada una de sus obras.

“Yo me mantengo viva porque no me resigno.”

Con el tocar de una guitarra, todos los participantes del montaje tomas sus posiciones alrededor del escenario. Cargan maletas, lámparas de aceite, algunos elementos de utilería o vestuario que usarán a medida que encarnan los distintos personajes. Un banco, un par de sillas y una mesa son los únicos elementos de escenografía. Cada línea argumental crea su propio espacio, siendo la vida de Lorca la que favorece un espacio casi vacío, íntimo a momentos. La concepción visual del mismo Delgado en “La Miel es más Dulce que la Sangre” es efectiva, permite que sean los miembros del seminario de actuación los que tomen el punto focal de la puesta en escena, para bien o para mal, al mismo tiempo que se permite explorar ciertos lenguajes teatrales de manera eficiente. No obstante, es necesario repensar el trabajo de iluminación que de manera constante mancha innecesariamente el montaje de distintos colores, provocando que en una misma escena la cara de Yerma se vea roja, verde o azul sin justificación alguna, por mencionar un ejemplo.




“Tú no sabes lo que es sufrir por la belleza masculina.”

Una bruja habla con Ofelia afectando su voz para parecer de mayor edad, Bernarda Alba demuestra todas sus frustraciones y enconos con tan solo una mirada o un levantamiento de cejas, Juan discute con Yerma diciendo palabras carentes de todo sentimiento mientras que Lorca escucha con terror un disparo que claramente significa su muy próxima muerte. En ningún momento de “La Miel es más Dulce que la Sangre” se trata de ocultar el hecho de que esta puesta en escena es el resultado de un taller de actuación. Es por ello que no es de sorprender que el elenco conformado por : Aurea Reyes, Alejandro Alcalá, Arelí González, Axel Tapia, Cassandra Funicello, Emilio Reyes, Gabriel Roca, gema Ghayad, Ivonne Zurita, Juan de Dios Mastachi y Viridiana Vega consiga resultados irregulares. La obra se beneficia con la presencia de Marisela García y Eduardo Treviño, ambos profesionales que se suman para apoyar el proyecto, ambos aportando mayor peso a las escenas en que participan.

“A la muerte hay que mirarla a la cara.”

“La Miel es más Dulce que la Sangre” debe ser aplaudido por sus logros, no señalado por sus carencias dada su génesis y naturaleza. En una sociedad saturada por estímulos digitales resulta admirable que una abogada haga tiempo en su agenda para subirse a la escena, para que doce personas que tienen vidas alejadas del teatro quieran aprender a actuar sea cualquiera su razón. García Lorca vivió y murió defendiendo sus creencias, criticando una sociedad hipócrita, plagada de prejuicios y reglas. No hay mejor lugar que el teatro para desafiar, cuestionar y encontrar nuevas respuestas, ya sea como espectador o arriba del escenario.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “La Miel es más Dulce que la Sangre”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Jesús Delgado

ACTÚAN: Aurea Reyes, Alejandro Alcalá, Arelí González, Axel Tapia, Cassandra Funicello, Emilio Reyes, Gabriel Roca, gema Ghayad, Ivonne Zurita, Juan de Dios Mastachi, Viridiana Vega, Marisela García y Eduardo Treviño.

DÓNDE: Un Teatro Alternativa Escénica
DIRECCIÓN: Avenida Nuevo León 46, Colonia Hipódromo Condesa.

CUÁNDO: Sábado 14:00 horas. Hasta el 27 de abril.

COSTO: $250. Entrada General. Boletos en taquilla.

DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con valet parking o estacionamiento.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *