LA GUERRA DE EMI

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que el enemigo puede encontrarse en cualquier departamento.

LA GUERRA DE EMI

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 27187538702_7fcee0e58d_k

“Al fondo, otra recamara… esa no me gustaba.”

27214352251_6b10b20fb4_kEmi tiene ocho años y le encanta jugar a la guerra, ya sea con sus hermanos o con su amiguita Caro. Recolecta municiones llenas de agua, encuentra la manera de llevarlas al mejor lugar para lanzarlas y planea la mejor estrategia de ataque para vencer al enemigo. El problema es que Emi nunca logró reconocer al verdadero enemigo, nunca pudo escapar de su ataque, nunca realmente supo cómo hablar con alguien de lo que sucedió ese día en casa de su amiguita Caro. Hoy, Emi tiene veintiocho años y no volverá a callar.

“¿A qué juegan?”

27284283935_b2f8a0d5cc_kEl Movimiento de Teatro Íntimo para Departamentos abre sus puertas a los dulces recuerdos de una tierna y simpática niña de ocho años en “La Guerra de Emi”, un monólogo que poco a poco se va revelando como escalofriante y perturbador en la medida en que el espectador va descubriendo que el jugar a la guerra no tiene nada de divertido. Escrita, dirigida y actuada por Zayra Solano, este trabajo escénico unipersonal busca abrir el diálogo sobre el duro tema del abuso sexual infantil desde la perspectiva de una menor de edad, una pequeña que de repente se encuentra cara a cara con los deseos retorcidos de un pervertido sin saber cómo defenderse.

“He escuchado que el enemigo podría atacar en cualquier momento.”

27284263115_84ce396fff_kEl tema es fuerte, la premisa aún más, pero el desarrollo de “La Guerra de Emi” a nivel dramatúrgico logra llevarlo en crescendo de manera paulatina y efectiva para que el público se deje llevar por el encanto de una niña que en menos de cuarenta minutos se encontrará en medio del infierno. Sin embargo, sería de gran ayuda una revisión al texto ya que Solano revela los misterios de la trama demasiado pronto, restándole así toda fuerza a los diferentes giros de tuerca y evidenciando el conflicto, convirtiendo al espectador en un testigo pasivo de lo que ya se le ha anunciado que va a pasar.

“La guerra comenzó y no me di cuenta.”

26678334493_0a8677b35f_kComo construcción escénica, “La Guerra de Emi” es un trabajo sólido que logra maximizar la dinámica de encontrarse en el interior de un departamento para generar un sentimiento de intimidad y complicidad con el espectador, a quien involucra en lo que pareciera ser una serie de juegos. De la misma manera, Solano crea un pequeño universo contenido dentro del departamento, al limitar su espacio a un tablero en el suelo donde puede dibujar con gises todo lo que le está sucediendo a la pequeña Emi. Este recurso provoca una cierta sensación de encierro para la menor, al mismo tiempo que se convierte en un espacio de magia e ilusión, compensando así los puntos menos efectivos en el texto.

“Tengo un grito atorado en el pecho.”

27214362821_16314a4505_kSin duda, el punto más alto en “La Guerra de Emi” se encuentra en la actuación de Zayra Solano quien logra representar con toda facilidad en una pequeña de ocho años o ser la mujer de 28 que ha decidido contarlo todo. Ya sea dibujando un palacio con gises, planeando la estrategia para llenar globos con agua para el ataque o gritando a todo pulmón mientras escapa de los horrores que se encierran en casa de su amiga Caro, Solano transmite, convence  y contagia sus emociones a todos los presentes quienes observan con dulzura o con franco terror lo que le acontece a la niña. En la medida que Solano sea capaz de sostener sus emociones con mayor honestidad y vulnerabilidad, la conclusión de la puesta en escena será mucho más contundente y dolorosa, provocando una reacción mucho más visceral y contundente en el público.

“Ya no estamos jugando.”

27214373921_621f3093e6_k¿Cómo es posible que un acto que puede llevar al ser humano al máximo placer físico, emocional y mental puede convertirse en un arma para ser enarbolada contra los más indefensos? ¿En qué momento nos deformamos de manera tan grotesca que aquello que utilizamos para preservar a nuestra especie es capaz de aniquilar la sonrisa de alguien para el resto de su vida? Tomar conciencia de que esto existe y que sucede todos los días no es suficiente. Levantar la voz en rabia y denunciar estos actos aberrantes no es suficiente. Tenemos que declararle la guerra al abuso sexual, acabar con todo acto de violencia infantil y, tristemente, aun así no será suficiente.

26678142683_733da13569_k 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “La Guerra de Emi”

DRAMATURGIA, DIRECCIÓN Y ACTÚA: Zayra Solano

DÓNDE: La función sucede en un departamento diferente cada semana.

DIRECCIÓN: Para asistir se puede reservar por 3 vías diferentes:

CUÁNDO: Jueves 21:00 hrs.

COSTO: Cooperación voluntaria sugerida de $150.

DURACIÓN: 40 minutos sin intermedio.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *