ESTA NO ES NUESTRA HISTORIA DE AMOR

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren ver una ópera prima honesta, intensa y de propuesta.

ESTA NO ES NUESTRA HISTORIA DE AMOR

 
“Yo estoy cansado de que tu vacío duela tanto.”
 

¡Qué intenso se vive cuándo se es joven! Cada sentimiento es una emoción y cada emoción es una pasión. Claro que, igualmente, cada fallo es una desgracia y cada caída es hacia un abismo. La juventud viene de la mano de la promesa del amor y la combinación de energía, hormonas y sed de vida provocan el encuentro del “amor de tu vida” en cada esquina, en cada nueva relación, en cada despertar juntos y en cada beso. Para poder madurar, se tendrá que decir adiós, el corazón se romperá, las inseguridades saldrán a flote y nuestro universo se colapsará con cada engaño, con cada mentira, con cada error.

“Me hiere el fracaso, no la pérdida.”
 

La soledad, la pérdida, la aceptación de nuestra naturaleza, la capacidad de amar o de dejar, el olvido, la vejez y las hojas secas. Un collage de emociones, que parecieran juveniles de entrada, pero que todo adulto ha experimentado y sufrido, conforman “Esta no es Nuestra Historia de Amor” de Gerardo Sotelo Manrique. Un vagón de metro urbano  donde diez jóvenes nos revelarán su alma, en forma casi exhibicionista, para que entendamos que el amor es bello hasta que no lo es. 

“Me caga sentirme echado a perder después de haber estado contigo.”
 

Un trabajo que da la impresión de ser un producto colectivo a partir de experiencias reales, “Esta no es Nuestra Historia de Amor” es una descarnada revelación del sentir de los jóvenes al ir conociendo el amor y sus consecuencias. Dirigida por tres diferentes visiones, de Itzel Gálvez, Efraín Pérez y Nathalia Fuentes, la obra mezcla forma y fondo efectivamente para mover fibras intensas de quien se lo permita.

“Quiero ser suficiente para al menos una persona en el mundo.”
 

La forma la encontramos en una serie de movimientos casi coreográficos que resultan confusos y antinaturales en un principio pero que logran crear cuadros visuales de alto impacto. Diez cuerpos convirtiéndose en un ciempiés humano, saltos desesperados al ritmo de beats electrónicos o la destrucción de unas fresas en un acto terrible de crueldad, enfatizan los sentimientos y pasiones de los personajes que no encuentran la manera de cómo seguir adelante en un mundo donde no son amados, correspondidos o sencillamente ya los olvidaron. 

“Explícame cuanto de lo que hice fue por ti y cuanto por mi.”
 

El fondo es en un texto poderoso que se equilibra entre lo poético y lo profano. Las mujeres solas nos hablan en imágenes y metáforas sobre soledad y deseos olvidados mientras que dos mujeres revelan que por más que se amen, la relación nunca evolucionará. Diferentes lenguajes dramatúrgicos, algunos más simbólicos que coloquiales, son utilizados para contar las diferentes historias, dando un sentir y color a cada una de ellas. El amor homosexual no se expresa con las mismas palabras que las que usa el escritor recolector de hojas secas o aquella mujer que entiende que nunca será capaz de amar. Sin embargo, es importante recordar que no todos los asistentes hablan inglés. Diálogos en otro idioma y un hermoso cuadro cantando Coldplay se pueden llegar a perder para quienes no entiendan el idioma.

“Quiero dejar de preguntarme si mañana vamos a estar juntos otra vez.”
 

El reparto que conforma el elenco es variado en sus personalidades y capacidades actorales. Son jóvenes y les faltan tablas en el escenario, ciertamente, pero la entrega con la que se desmoronan y reconstruyen todos y cada uno de ellos llega a compensar estas carencias. No destaco ni ataco a nadie en particular pues se manejan casi como una unidad perfectamente concatenada entre sí, pero si mencionaré que el diálogo con la abuela es sencillamente hermoso en toda su manufactura, así como pocas veces he visto tanta soledad en escena como cuando vi a uno de los personajes sentado en el vagón del metro, con la mirada perdida y proyectando todo su dolor.

“Una abraza a dos con toda la fuerza de no querer perderla.”
 

Todas las emociones revolucionadas del amor joven se mueven mucho más rápido que el metro en el que viajan estas diez personas. Sienten, viven, lloran, gritan, ríen, se alejan, se abrazan, se tocan, se besan, se apartan, se golpean, se odian, se aman. Un viaje que nunca nos engaña pues desde el título aclaró que “Esto no es Nuestra Historia de Amor”. Cruel a momentos pero vigorizante al final, esta ópera prima da una muestra de gran talento y promesa a futuro.

 
“Yo amo que me hayas elegido para conocerte.”
 

Para los 25 años, yo me había enamorado tantas y tantas veces. Exactamente igual que en “Esta no es Nuestra Historia de Amor”, me rompieron el corazón, tuve dudas sobre mi identidad, juré que nunca volvería a amar, pensé si no habría algo profundamente mal en mí y tantos más dramas que ni valen la pena enumerar. Hoy soy un hombre hecho y derecho y he aprendido que las cosas mejoran. El amor sí existe, lo tengo y lo disfruto. Me ha costado toda una vida llegar hasta aquí.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com
www.entretenia.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Esta no es Nuestra Historia de Amor”
AUTOR: Gerardo Sotelo Manrique
DIRECCIÓN: Itzel Gálvez, Efraín Pérez Álvarez y Nathalia Fuentes
ACTÚAN: Claudia Jaramillo, Amanda Gámez, José Manuel Majul, Kaleb Oseguera León, Daphne Rouco, Itzel Santiago, Gerardo Sotelo Manrique, Carlos Nava Esquivel, Christian Diez, Fernanda Benítez Y Melina Torres
DÓNDE: La Gruta
DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.
CUÁNDO: Miércoles 20:30 horas.
COSTO: $150 entrada general. Boletos disponibles en taquilla y Ticketmaster.
 DURACIÓN: 80 minutos sin intermedio
DATOS DEL TEATRO: La Gruta se encuentra al fondo del Centro Cultural Helénico. Cuenta con los mismos servicios de valet parking y cafetería del Helénico.
FUERA DE TEMPORADA
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *