ÉSTA FRONTERA (NO) NECESITA HÉROES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes deben entender que los muros más difíciles de vencer son los que residen en la mente.

ÉSTA FRONTERA (NO) NECESITA HÉROES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de la producción

 

“Somos toda la historia, no sólo el personaje.”

El corazón sangrante vuela por los cielos. No cae en manos de hombres ni mujeres, de payasos o arlequines, de adjetivos peyorativos. Ese órgano que alguna vez latió con fuerzas es atrapado por seres humanos cuya característica unificadora es que son libres. No importa que tan altas sean las murallas, los muros que lxs contienen, la barrera más importante ha sido escalada y librada para poder verse al espejo, reconocerse con orgullo y poder levantar la cara para simplemente ser quienes son y no lo que la sociedad o sus genitales dictan que deberían ser.

“Yo pasé frente al espejo buscando quién soy.”

La identidad, el género y la inclusión son temas que en verdaderamente muy poco tiempo se han ido permeando en todos los rincones de nuestra sociedad. Gracias a un proyecto por parte de Teatro & SIDA A.C. y la compañía teatral Colectiva Las Otrxs estos temas de urgencia llegan al interior de la Penitenciaria de Santa Marta Acatitla con “Esta Frontera (no) Necesita Héroes”. Este montaje, resultado de un trabajo de cinco meses enfocado a la población transgénero en el interior de reclusorios varoniles, es un poderoso grito de liberación, de visibilidad y de respeto ante una realidad que es hoy en día imposible de ignorar.

“No me inviten a ser igual porque sinceramente soy diferente.”

Sobre el escenario, siete participantes comienzan una danza macabra, sensual y provocativa donde se presentan sin palabras ante el público mientras que la música clama para que los monstruos bailen. Tacones, corsés, tatuajes, coloridos vestuarios circenses y prendas vulgares confluyen con toda naturalidad en un baile que promete la confrontación que está a punto de comenzar.  Parte espectáculo performático y dancístico, parte melodrama sentimental, a momentos explorando lenguajes escénicos, en otros meramente hablándole al público directamente y sin rodeos, “Esta Frontera (no) Necesita Héroes” es un trabajo dramatúrgico de Lilian Rivero y Mar a partir de textos de Guillermo Gómez-Peña, Virginie Despentes, Clarice Lispector, Alberto Villarreal, Gabriel Trujillo Muñoz, Alessandro Baricco y Amos Oz. El resultado es honesto, doloroso no sólo por el contexto carcelario en el que se presenta, sino por la resonancia que tiene sobre los mismos actores que lo interpretan. Ya sea hablando de lo que se hizo y lo que debió hacer, gritando con rabia de cáncer y drogas o contando una historia sobre cómo llegar al mar, la voz que se despliega es contundente para quienes decidan darse permiso de verdaderamente escuchar.





“Perderse es el principio del camino.”

Algunos actores cantan Quizás, Quizás, Quizás, mientras las lamentaciones de errores son enumeradas. Un revolver es entregado a un miembro del público y se posiciona sobre la sien de uno de los actores quien espera pacientemente a que sea disparado. Cuatro mujeres hablan de su fealdad viendo a los ojos al público. La propuesta de dirección artística a cargo del Colectiva las Otrxs, apoyada por la coreografía de Bryan Cárdenas y la dirección escénica de Mar busca provocar a los asistentes con toda una serie de estímulos a momentos literalmente viscerales, como si se buscara que el discurso de libertad, equidad, inclusión y respeto entre a través de una terapia de shock. A pesar de que no todas las escenas tengan el mismo nivel de efectividad o impacto, el general es verdadero en sus intenciones y certero en su búsqueda gracias a un buen trabajo en ritmo tono y propuesta global que en un futuro deberá cuidar aspectos sonoros para que la acústica del teatro Juan Pablo de Tavira no interfiera con la capacidad de apreciar de lleno los textos al momento de usar música.

“Siempre hemos existido, aunque no hablen de nosotras.”

Lo que en un principio se podría interpretar como una recreación de La Piedad de Miguel Ángel se convierte en un acto de canibalismo, un bizarro juego de cachar la pelota inesperadamente involucra al público mientras los actores declaran su libertad, un baile de tap o de vogue, y una poderosa frase susurrada al oído. Siete actores en escena: tres internos, cuatro externos, tres cisgénero, cuatro transgénero. A pesar de una falta de solidez en la memoria y una carencia en expresividad emocional en varios integrantes, cuestión que es de entenderse dada la naturaleza misma del montaje y que es resultado de un taller teatral, el trabajo actoral de Mar, Alexa Hernández Rosales, Fuego, José Luis Padilla Hernández, Gabriela Galaviz Martínez, Lilian Rivero y Bryan Cárdenas resulta conmovedor, estremecedor, doloroso y pulsante gracias a la verdad de donde parten, la fractura que se permiten, la rabia que expresan, la necesidad que demuestran de expresar su sentir a través de la escena. Sin importar si son personas que han sido privadas de su libertad o no por el sistema, los miembros que conforman “Esta Frontera (no) Necesita Héroes” se entregan por completo a la puesta y eso se agradece desde las butacas.

“Libertad no es deshacerse de las ataduras sino la habilidad de moverse en ellas.”

“Fancy Lupe”, “La Prietty Guoman”, “Trans”, “Madame Bovary – Señora de Vaca”, “Los Delirantes” y “Esta Frontera (no) Necesita Héroes”. En menos de dos meses he tenido la fortuna de ver seis montajes alusivos a temas de género, inclusión e identidad en lugares tan equidistantes como son la Muestra Nacional de Teatro y la Penitenciaria de Santa Marta Acatitla. Esto no es una coincidencia. Esto es el pulso furioso y vibrante de una sociedad que clama por el derecho para que cada uno de sus miembros goce de la libertad de simplemente ser sin etiquetas impuestas. Repito, esto no es una coincidencia. Tenemos que escuchar. Tenemos que cambiar.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Ésta Frontera no Necesita Héroes”

DRAMATURGIA: Lilian Rivero / Mar con textos de Guillermo Gómez-Peña, Virginie Despentes, Clarice Lispector, Alberto Villarreal, Gabriel Trujillo Muñoz, Alessandro Baricco y Amos Oz.

DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Colectiva las otrxs

DIRECCIÓN ESCÉNICA: Mar

ACTÚAN: Mar, Alexa Hernández Rosales, Fuego, José Luis Padilla Hernández, Gabriela Galaviz Martínez, Lilian Rivero y Bryan Cárdenas.

DÓNDE: Teatro Juan Pablo de Tavira.

DIRECCIÓN: Penitenciaria del D.F., Santa Martha Acatitla.

DURACIÓN: 90 minutos.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *