ENTREVISTA A ARAP BERTHKE, PROTAGONISTA DE LA OBRA HARD CANDY

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

ENTREVISTA A ARAP BETHKE, PROTAGONISTA DE LA OBRA “HARD CANDY”

¿Un galán de telenovela? ¿Un actor más de televisión? ¿Una fuerte promesa para los escenarios de México? Qué gusto da en verdad cuando los actores que son encasillados por el público toman riesgos y se atreven a romper con su imagen. Que grata sorpresa es encontrar en uno de los mejores teatros de nuestra ciudad, el Teatro Helénico, a Arap Bethke haciendo suyo el papel de Jeff Hill, un pederasta víctima de una de sus “conquistas” en la obra Hard Candy, siendo monstruoso, vulnerable y demostrando que es, sin lugar a dudas, un actor con una capacidad y rango escénico muy por encima de lo que comúnmente se espera de un actor de televisión. 

En entrevista telefónica, Arap nos platica un poco sobre lo que es Hard Candy, como llega a ella y lo que ha significado para él dentro de su desarrollo como actor.

JCA: Yo, antes de ver la obra, ya había visto la película del mismo nombre (en español “Niña Mala”) y me considero fan de ella. Es por ello que al ver la puesta en escena, encontré la lectura mucho más enriquecedora.

AB: La gente que ha visto la película se sorprende ya que, aun cuando sigue los lineamientos generales de la historia, es una gran adaptación a teatro. La escenografía es muy interesante, la puesta en escena es muy dinámica y siempre sorprende al público. Es una obra que aunque hayan visto la película, vale la pena verse.

Jesús Hernández, el escenógrafo, fue un gran acierto. Es un genio ya que nunca esperé que de algo, aparentemente tan sencillo, lograra un efecto tan dramático que finalmente mete toda la acción dentro de este marco rojo que es una especie de radiografía de lo que están pasando con estos personajes y así puedes enfocarte muy bien en la transformación que viven. Además, la adaptación de Luis Mario Moncada es extraordinaria. Tiene estos apuntes de humor negro que a la gente le encanta y además de que yo con Tessa (Tessa Ia, quien interpreta a Hayley Gardner en la obra) me divierto mucho a pesar de que me hace sufrir mucho.

JCA: ¿Cómo fue que llegaste a Hard Candy?

AB: Fue una serie de coincidencias muy afortunadas. Yo trabajé con Anilú (Anilú Pardo, la directora de la obra junto con Mario Mandujano) en Cadena Tres, en una telenovela de Argos, El Octavo Mandamiento. Ella me llamó y me dijo que si no estaba haciendo nada, me quería mandar un texto de una obra que estaba montando. Lo leí y me encantó. Tras algunas lecturas y análisis de personajes, les gustó lo que hice y me dieron el papel. Ha sido un viaje muy enriquecedor y muy inesperado ya que yo había querido hacer teatro desde hace mucho tiempo, de esas cosas que uno pide y pide, y de la manera menos esperada llegó.

Arap me comenta que ya había tenido en Colombia una experiencia con el teatro, pero desafortunadamente, no fue algo que le dejara buen sabor de boca. Esto provocó que su interés por actuar en vivo se perdiera, pero entiende que en México, hacer teatro, es un gran salto hacia otro tipo de público y de personajes, al igual que es un gran aprendizaje para él como actor. Está muy consciente, también, del estigma que existe sobre que un actor de televisión no puede hacer teatro o viceversa y de la división entre los diferentes rubros de la actuación entre cine, teatro y televisión.

AB: Yo siento que el actor tiene que poder hacer de todo. Los medios de difusión pueden ser diferentes pero la esencia artística actoral es la misma. Tienes que llenar espacios diferentes y llegar por medios distintos y ha sido muy sorprendente para mí la reacción del público que solamente me había visto en televisión ya que no pensaban que fuera a ser capaz de transmitir, de llenar el espacio. Yo finalmente, tenía muchas ganas de hacerlo, me he preparado y ha sido sorprendente pues ha sido un reto. Yo tenía mucho miedo al principio de cómo le iba a hacer para llenar todo el escenario estando con una sola actriz, Tessa y yo estamos solos el 99% del tiempo, y yo mismo me he sorprendido de lo que se ha logrado y de la reacción del público. Estoy muy agradecido, en verdad. 

JCA: Aplaudo mucho el riesgo actoral que has tomado al aceptar el papel de Jeff en Hard Candy. Me parece que te pone al límite.

AB: Algo que me atrajo mucho del texto es que toca temas muy actuales, muy polémicos. Siento que es muy buen momento de hablar de los peligros que implica conocer desconocidos por internet en un país donde desaparece gente todos los días. Como actor, enfrentar este personaje es un reto enorme. Al principio da miedo pero esto impulsa, lejos de paralizarme, a hacer las cosas mejor. Aun cuando lo sufro y los lunes estoy agotado y me duele todo, disfruto mucho esta transformación de cazador al cazado. Este tipo de oportunidades se dan pocas veces en la vida y no dude en atacarla.

JCA: En el segundo acto, voltee a ver al público y encontré algo maravilloso y perturbador al mismo tiempo. La mitad del público, los hombres, tenían una cara de horror mientras que la mayoría de las mujeres tenían una sonrisa macabra que encontré muy mórbido.

AB: Nosotros nos hemos sorprendido de muchas cosas. Lo primero fue, cuando empezamos, la hilaridad que se producía en el público. Hay un humor negro muy bien logrado que logra sacar la parte perversa, el placer culposo en las mujeres de darles una lección, más allá de los parámetros de la normalidad, a los hombres. Y claro, en los hombres causa una sensación de que no se quieren mover de sus asientos. Salen de ahí y no quieren ni ir al baño. Eso ha generado mucha polémica pero es lo que se quiere lograr con este tipo de textos.

Arap no cree que la obra busca cambiar mentalidades o paradigmas sobre los encuentros casuales por internet sino en centrar la atención en las posibles consecuencias de lo que puede llegar a suceder al entrar a estas páginas o, ahora, aplicaciones por teléfono. No le interesa un mensaje panfletario, pero si espera que la gente piense dos veces antes de conocer a alguien del otro lado de una pantalla.

Por otro lado, Arap está amarrado una enorme parte de la obra y acepta que es agotador y desgastante tanto física como mentalmente el personaje de Jeff.

AB: Es un viaje que empieza en un punto y termina exactamente en el polo opuesto, en una profundidad y en una oscuridad que, para llegar ahí, hay que tener mucho arrojo y mucha entrega. No me quedo a la mitad, sino que me aviento a la pared hasta romperme los huesos, así que esta parte física me cuesta mucho, pero ahora disfruto más cuando me liberan y sale este monstruo ya que el estímulo físico es muy directo. Cuando estas amarrado por cuarenta minutos y te sueltan, lo que quieres es comerte el mundo, más después de toda la tortura que ha vivido este personaje, así que voy a matar a quien se me ponga enfrente. Lo he estado disfrutando mucho últimamente.

Se nota que lo está disfrutando muchísimo y eso causa que su interpretación de Jeff sea una delicia para quienes la podemos presenciar. Él, junto con Tessa Ia, consiguen regalarnos una obra perturbadora y divertida al mismo tiempo, que sería un error perderse. Sean testigos de Hard Candy, donde podrán ver dos personajes aterradores enfrentarse hasta las últimas consecuencias.

Gracias Arap por tu colaboración a los escenarios mexicanos.

 

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia
Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com
www.entretenia.com

 

 

 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *